Novedades
Clases de Hogwarts
Oclumencia [Inscripciones] Vuelo [Abierta]Vuelo [Inscripciones] Astronomía [Abierta]Pociones II [Inscripciones] Clase [Estado]Astronomía [Inscripciones] Clase [Estado]Clase [Estado] Clase [Estado]Clase [Estado] Clase [Estado]
Censo del Foro
09
06
10
10
01
13
00
29
20
Novedades
21/01
Apertura del Foro! Hay Personajes Canon disponibles. Recuerda que puedes pedir cualquier apellido Canon de la saga.
30/01
Nueva entrega de 'El Profeta' y 'Corazón de Bruja'. Se han abierto los eventos y mini-tramas. No olvides pedir tus banderines.
28/02
Trama Global #1: 'Día de San Valentín'. Finalizada!
15/03
Awards de Marzo: Abiertos! Nuevas ediciones del Profeta y Corazón de Bruja. Nuevos Eventos Abiertos.
29/03
Mini-Trama 'Una mano a la comunidad' Finalazada, gracias por participar!.
02/04
La Mini-Trama 'De vuelta a la normalidad' continua, !ah comenzado un ataque en Hogsmeade!
Playlist
Puntos y Premios
Puntos de las Casas
Gryffindor: 20200
Hufflepuff: 6350
Ravenclaw: 21200
Slytherin: 16620
Jefes de las Casas
APELLIDO, Nombre
[Gryffindor]
APELLIDO, Nombre
[Hufflepuff]
DELACOUR, Gabrielle
[Ravenclaw]
APELLIDO, Nombre
[Slytherin]
Menciones Especiales
WEASLEY, Dominique
[PJ. Femenino]
ROVENSKY, Robin
[PJ. Masculino]
POTTER, James
[PJ. Destacado]
WEASLEY, Rose
[Mejor User]
WEASLEY, Rose
[Mejor Roler]
LONGBOTTOM, Alice
[Mas Popular]
ROVENSKY, Robin
[Mas Travieso]
MALFOY, Scorpius
[Mas Malvado]
FINNIGAN, Fiorella
[Mejor Jugador]
Guía de Usuarios
Tumblr
Facebook
Últimos temas
» Cierre del Foro
31st Mayo 2015, 7:27 am por Robin Rovensky

»  •Mini-trama: ¡Comida que no corre, vuela!
30th Mayo 2015, 7:46 am por Harlem Sonke

» El precio de la libertad [Robin]
30th Mayo 2015, 7:31 am por Robin Rovensky

» Cuidado con el ¿gato? // Brunette Moreau
16th Mayo 2015, 12:35 pm por Brunette Moreau

» Manos a la obra » Heeni A.
14th Mayo 2015, 2:07 am por Rose M. Weasley

» ciudad silenciosa, elite
13th Mayo 2015, 4:31 pm por Invitado

» Tokio University *Af. Normal*
13th Mayo 2015, 7:01 am por Invitado

» How long it's been? // Joanna Miller
12th Mayo 2015, 10:56 pm por Richard V. Malloy

» Fiendfyre | Afiliación Normal (Cambio de Botón).
11th Mayo 2015, 2:19 pm por Cunning

Hermanos
Directorios
Elite [55/55] {CERRADO} Última Limpieza 07/04

And Then There Was Ink, Robin Rovensky & Brunette Moreau

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

And Then There Was Ink, Robin Rovensky & Brunette Moreau

Mensaje por Robin Rovensky el 14th Marzo 2015, 3:14 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Últimamente, las cosas no iban demasiado bien para Robin Rovensky.

Aquel miércoles, el chico se había levantado de un humor de perros. Por la tarde, al salir de clases, se había tirado de nuevo sobre la cama, dispuesto a echarse una siesta; pero no había hecho otra cosa que dormitar algunos minutos y luego despertarse otra vez igual de malhumorado que antes. Entonces había hundido la cabeza en la almohada... y, un momento después, la había vuelto a levantar, le había pegado un puñetazo a la almohada y de un manotazo había barrido su mesilla de noche y tirado al suelo con violencia todo lo que sobre ella había. Las varias botellas vacías que se amontonaban sobre la mesilla se habían estrellado contra la alfombra; pero el gran desastre lo había organizado el tintero, que estaba lleno, y que se había quebrado en pedazos, llenando de manchas de tinta negra toda la habitación.

Durante unos segundos, Robin contempló lo que había hecho con expresión ausente.

- Genial -musitó al fin. Se levantó, y, sin preocuparse de cambiarse el uniforme manchado de tinta o de arreglar en algo el destrozo que había causado, salió del cuarto. Anduvo por los pasillos, y acabó bajando a la segunda planta. Entró en el baño de chicos, y sin mirar a su alrededor se dirigió directamente al lavabo y se echó agua en la cara, mojándose sin querer también parte del pelo y de la camisa. Ensimismado, observó cómo el agua corría por el desagüe, ennegrecida.

Un momento después, escuchó unas risas. No estaba solo en el baño; un grupo de chicos de segundo curso, reunidos en una esquina, se reían por lo bajo, como si estuviesen preparando alguna barrabasada. Robin les dirigió una mirada distraída, y se dio la vuelta y salió. Ya en el pasillo, no se alejó ni un par de pasos; se apoyó sobre la pared y se quedó allí, mirando cómo el agua mezclada con tinta que goteaba de su cabello ensuciaba el suelo.
avatar
Robin Rovensky
#Gryffindor
#Gryffindor

Lechuzas :

262


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo


Re: And Then There Was Ink, Robin Rovensky & Brunette Moreau

Mensaje por Brunette Moreau el 1st Abril 2015, 6:33 am

Para Brunette era fácil todo aquello. Sus dos padres eran magos puros y ella lo era también. No corría peligro nadie de su família, aparte de algunos primos lejanos que eran mestizos. Pero eran mestizos, no hijos de muggles. Y por lo que había entendido del chico, él también era mestizo. Solo que el padre que se supone que era mago los abandonó y el niño creció en un ambiente todo de muggles, sin saber la existencia de la magia hasta que recibió la carta. Y si, ella no podía entender la preocupación del chico y nunca la llegaría a entender. Porque Brunette no correría nunca ese peligro. El chico volvió a sentarse y Brunette lo acompañó, esta vez sentándose delante suyo, con las piernas cruzadas como indio. Llevaba pantalones, así que no suponía ningún problema.-Ey, no, Robin. No te preocupes por eso, eres mestizo, no sangre sucia. Tampoco sabemos si en realidad iban a por los muggles, solo es una teoría. No saquemos conclusiones antes de tiempo. Además, que aquí en Hogwarts estarás seguro, nadie te podrá tocar.-Bueno, seguro relativamente, porque si, en la publicidad de la escuela salía que los alumnos estaban seguros, pero después de la guerra en Hogwarts, no sabría que decir.-Debes pensar que muy pocos son sangres puras, así que si han de matar a todos los hijos de muggles y mestizos no podrán, porque les ganaran en número-Eso era un poco macabro, pero era imposible exterminar la raza muggle y mestiza. Les ganaban en número. Una cuarta parte de la población mágica era sangre pura, o ni eso.

-Es lo más lógico-Asintió.-No creo que haya ningún otro motivo-Rodó los ojos cuando escuchó aceerca de la alianza-Pff, si, son unos locos que quieren enseñarles a los muggles la magia. Ey, hola, soy Brunette y soy maga, mira que hago con la varita. Y luego te encierran en una sala blanca y te conectan con miles de tubos, te inyectan no se cuanta mierda hasta que mueres y vuelven a cojer otro mago. Así si que se exterminarían las sangres mestizas, puras y todas.-No tenía nada contra los muggles, pero eso era de locos. Si a ellos les aparecen unos personajes que expanden sus manos o algo asi, los encierran en cámaras de seguridad y los estudian. No solo eran los muggles los que lo hacían, ellos también lo harían. Simplemente era miedo a lo desconocido.

-Pues si, eh-Dijo la chica mientras "jugaba" con el cordón de su zapato-Solo espero que esto no vaya a peor-No le apetecía estar en guerra ahora mismo. Bueno, ni ahora ni nunca. Pero si nadie hacía nada para parar a esa gente los pies, segurían adelante. Ella hablaba mucho, aunque a la hora de la verdad no hacía nada para parar todo eso. Tampoco es que tuviera muchas oportunidades para hacerlo. Estaba encerrada en un castillo, era menor de edad. Su voz y opinión no le importaban a nadie. Era más importante saber quien salía con quien y quien rompía con quien que saber que se iban a morir. Bah, total, a vivir la vida que son dos dias ¿no? Cosas de esas eran las que le hacían perder la fe en la humanidad.


avatar
Brunette Moreau
#Slytherin
#Slytherin

Lechuzas :

244


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: And Then There Was Ink, Robin Rovensky & Brunette Moreau

Mensaje por Robin Rovensky el 1st Abril 2015, 4:02 pm

Brunette volvió a sentarse también, esta vez frente a él, y trató de consolarlo. Al fin y al cabo, él era mestizo, no sangre sucia. Robin suspiró otra vez, tomando consciencia de lo absurdo que era eso.

- En eso tienes razón -dijo- . Pero ¿sabes por qué soy "mestizo" y no "hijo de muggles", o "sangre sucia", o como quieras llamarlo? Lo soy porque mi padre, al que nunca he visto, con el que nunca he hablado y del que no sé absolutamente nada, excepto su nombre, era, al parecer, mago. ¿Puede haber algo más accidental que eso, Brunette? -preguntó- Si mi padre hubiese sido cualquier otra persona, yo podría estar aquí igual, con la misma vida, con las mismas experiencias, con las mismas dudas; pero, en lugar de ser "mestizo" y estar, supuestamente, a salvo, sería un "sangre sucia", expuesto al escarnio de gente que tiene mucho más dinero y oportunidades que yo. ¿Qué justicia hay en eso? ¿Qué ideas tan... despreciables hay detrás de algo así? -volvió a morderse la mano, mirando al suelo. Hablar de aquello le hacía sentirse tremendamente resentido, y ni siquiera sabía muy bien contra qué- Creo que, si le contase a mis amigos muggles cómo funcionan las cosas aquí, y lo que la gente cree sin cuestionárselo, se horrorizarían. No es que piense contárselo, por supuesto -aseguró, dejando escapar una risilla como un interludio a su abatido discurso- . Ya se rieron de mí lo suficiente cuando me vieron una vez por casualidad con el uniforme puesto... Tampoco quiero decir con esto que los muggles no hagan cosas estúpidas, al contrario -añadió rápidamente, volviendo a su tono serio; con tanto insistir en aquel tema podía parecer que intentaba hacer apología de las atrocidades que estaban cometiendo los muggles, y nada más lejos de su intención- . Creo que tienes razón, y que si caemos en sus manos lo que pasará será de todo menos agradable; y tampoco sé qué está pensando esa Alianza, si creen que todo va a ser tan fácil.

Cerró los ojos, y apoyó la cabeza contra la pared. Hablaba demasiado, eso era un hecho; y a veces no sabía cuándo parar. Pero, en esta ocasión, y a pesar de que Brunette estaba haciendo el esfuerzo de escucharlo, probablemente debía haber parado hacía media hora, y era consciente de ello. Además, ¿qué ganaba dando tantas vueltas a algo que, por su parte, tenía mal remedio? Así que se frotó la frente, como si eso pudiera provocar que sus pensamientos se reciclaran, y trató de concentrarse en otra cosa.

- En fin -musitó, y miró a la chica a los ojos- . No tiene mucho sentido seguir hablando de todo esto, hasta que no tengamos más información. Gracias por escucharme, de todas maneras. -dijo, en un alarde de buena educación; y trató de dar a su voz un tono más despreocupado- Hablemos de otras cosas menos deprimentes. Qué tal... uuh... no sé. ¿Qué se cuece en el castillo últimamente?
avatar
Robin Rovensky
#Gryffindor
#Gryffindor

Lechuzas :

262


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: And Then There Was Ink, Robin Rovensky & Brunette Moreau

Mensaje por Brunette Moreau el 1st Abril 2015, 5:42 pm

Y si. Tuvo la mala o buena suerte de resultar que su padre era mago, porque si no lo hubiera sido, habría sido un hijo de muggles. Como ya había dicho, no se podía poner en la piel del chico, así que no decidió indagar sobre el tema.-Pero.. ¿Cómo pasó? Quiero decir.. tu padre, se largó un día ¿y nunca lo volviste a ver?-Preguntó ella. El chico llevaba bastante bien ese tema y como Brunette lo había podido notar lo preguntó sin problemas. Otra cosa es que el chico quisiera responder o no a la pregunta y si no lo quería hacer lo entendería-¿Nunca has querido saber de él o buscarle? Preguntarle porque os abandonó..-Volvió a preguntar. Era curioso como detrás de un chico tan simpático y divertido se encontrase una vida bastante dura para su parecer. Con lo de su padre, también le había dicho que su madre era alcoholica y que estuvo en un centro de menores y luego lo de su madrina y su novio. Se lo tomaba todo con buen humor, como si aquello no le afectara. Y es que debía estar acostumbrado a vivir así que no le afectaba porque debía ser su día a día. En cambio, Brunette, teniendo una familia normal y corriente que la querían tanto había salido así de, bueno, con su rara personalidad, dejémoslo ahí.

No sabía que decirle, sinceramente. Había tratado de consolarlo, pero no se le daban bien esas cosas. No a ella, precisamente.-Todos estamos locos Robin, de alguna manera u otra-Seamos muggles, magos o de cualquier raza-Lo pintan todo de blanco y como qué las cosas no van así-Dijo refiriéndose a la alianza.

El chico le propuso cambiar un poco de tema. Si, estaría bien cambiar porque si no estarían comiendose el coco todo el rato intentando encontrar una pizca de lógica en todo ese asunto, que precisamente en ese asunto, la lógica brillaba por su ausencia. Brunette no era una chica precisamente habladora, cuando estaba con una persona hablaba más que cuando estaba con cinco o con quince, si, pero tampoco hablaba demasiado. Había veces que se motivaba porque tenía muchas cosas por decir, pero normalmente hablaba lo justo. Prefería mil veces escuchar y cuando el chico le dijo las gracias, no lo encontró necesario. Al fin y al cabo le estaba escuchando porqué quería, nadie la obligaba.-No hay de qué, supongo-.

Brunette no estaba muy atenta a los cotilleos que sucedían en el castillo, si eso era a lo que Robin se refería. Solo se enteraba de lo que oía por ahí y normalmente todo lo que oía era en su sala común y como era de esperar, no iba a hablar de nada que involucrase a gente de su casa y más si era algo malo-¿Te refieres a cotilleos?-Le preguntó. Se encogió de hombros-SI te refieres a eso, la verdad, no tengo ni idea. No estoy al tanto de esas cosas.-Le dice al chico.



avatar
Brunette Moreau
#Slytherin
#Slytherin

Lechuzas :

244


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: And Then There Was Ink, Robin Rovensky & Brunette Moreau

Mensaje por Robin Rovensky el 1st Abril 2015, 8:01 pm

Brunette pareció extrañarse un poco por lo de su padre. Robin creía que ya había hablado de eso con ella alguna vez, pero tampoco se acordaba muy bien; quizás había sido con otra persona. En cualquier caso, no tenía problema en contárselo.

- Bueno... más o menos -contestó- . Mi padre se largó un día, pero no es que nunca lo volviera a ver: es que nunca llegué a verlo por primera vez. Se fue antes de que yo naciera... de hecho, según mi madre, se fue incluso antes de descubrir que ella estaba embarazada, así que lo más probable es que ni siquiera sepa que yo existo. Desde su punto de vista, supongo, él no nos abandonó; lo único que hizo fue pelearse con su novia y marcharse, y nunca más querer saber nada de ella. -explicó. Lo cierto es que toda aquella historia, que solo conocía por boca de Lina Rovensky, siempre le había parecido un poco extraña. No es que dudara de su veracidad, pero su madre se había negado durante mucho tiempo a contarle algunos detalles; lo hacía con muchas cosas, no solo con aquello, pero aún así resultaba sospechoso- Me imagino que fue una buena pelea, porque hasta el día de hoy mi madre apenas habla de todo ello. De niño, le pregunté por el asunto varias... muchas veces, pero nunca saqué gran cosa en claro -se encogió de hombros. En cierto modo, estaba tan acostumbrado a vivir con su curiosidad que hacía mucho que había dejado de molestarle- . Alguna vez me he preguntado si no debería intentar encontrarlo, pero... la verdad, no sé muy bien para qué. Aunque diese con él, ¿qué iba a hacer? ¿Ir y decirle "hola, soy tu hijo, no has oído nada de mí en quince años, espero que no te importe"? -soltó una carcajada- Sería una situación un poco violenta, ¿no te parece?

Cuando ella dijo que todos estaban locos, el chico asintió. Sí, tenía razón. Él todavía no había conocido a nadie cuerdo, y conocía a mucha gente.

- Sí, el mundo está loco -concedió- . Pero cuéntame: ¿en qué consiste tu locura particular? Tú ya sabes de qué va la mía, pero tengo la sensación de que yo apenas sé nada de ti.

En cuanto a su intento de cambiar de tema, no se había referido específicamente a cotilleos... aunque Robin no podía negar que los cotilleos le parecían una cosa muy divertida. Le encantaba extenderlos y magnificarlos, hacerlos pasar por mucho más de lo que en realidad eran, y ver cómo después cobraban vida propia y terminaban irreconocibles de tan distorsionados. A veces incluso se los inventaba, cuando no circulaba ninguno interesante. Pero eso requería un gran esfuerzo creativo, y en aquel momento Robin no estaba de humor.

- Nah, me refería a... cualquier cosa -aclaró, y se le ocurrió algo- . Me han dicho que hace poco alguien hizo un agujero en la pared de la sala común de Slytherin... ¿es verdad?
avatar
Robin Rovensky
#Gryffindor
#Gryffindor

Lechuzas :

262


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: And Then There Was Ink, Robin Rovensky & Brunette Moreau

Mensaje por Brunette Moreau el 2nd Abril 2015, 4:08 pm

-Entonces.. eso cambia las cosas-Dijo ella. Brunette tenía entendido que su padre les había abandonado su madre y a él una vez que Robin había nacido. Ahora las cosas tenían otro sentido. Tal vez, si el hombre hubiese sabido que iba a ser padre, hubiera cambiado de parecer o almenos se habría interesado por su hijo. O talvez no. Pero almenos había la probabilidad. Y si su madre no le quería contar mucho acerca de su padre sería por algo. Pero Brunette no se tenía que meter por allí.-Hombre, muy normal no se quedaría, pero.. no lo sé, si a mi por ejemplo me dicen que tengo una hija por allí que yo no sabía su existencia, querría conocerla. Eso ya depende mucho de la persona-Y lo de la hija era un ejemplo, era claro que no podía tener ella una hija sin saber de su existencia.-No sé, te has criado sin él toda tu vida y si te rechazara te quedarías igual. Quiero decir que perder no vas a perder nada-Le dijo ella-Pero si tu madre no te habla mucho de él y no le quiso decir que estaba embarazada en su momento, sería por tu bien, supongo.-Concluye Brunette.

Se encoje de hombros otra vez. No sabía que responderle porque ella no se consideraba loca. Pero diciendo eso, se estaría contradiciendo a lo que hacía unos segundos le había dicho, acerca de que todos estaban locos-No lo sé, supongo que todavía está por descubrir- ¿Qué podía decir? Era difícil que Brunette saliera de sus casillas. Era una chica a la que le gustaba tener las cosas conroladas y no salirse de los límites que ella misma se había puesto.  
-Es que no hay nada que debas saber, en serio-Le dice. Pero NO se lo dice para que el chico la insista de vuelta, como lo hace la gente normalmente, se lo dice de verdad. No hay nada interesante que saber sobre ella. Ni sobre su vida ni personalidad.

Ella lo había entendido mal, pero lo que había pasado en la sala común de Slytherin eran también cotilleos al fin y al cabo.
-¿Cómo te has enterado tan rápido?-Alza una ceja-A este ritmo la visita de algún profesor está al caer-A penas ellos habían llegado a asimilar aquello que había sucedido y a intentar arreglarlo que un gryffindor se había enterado. Y si un gryffindor se había enterado, los profesores también.-Si, no me acuerdo quien fué.. creo que Heeni y alguien más estaban jugando a Quidditch, la quaffle se les escapó hacia el techo y ahora han dejado un buen agujero que como lo vea nuestro jefe de casa, nos resta no se cuantos puntos-Comenta la chica-Aunque por los pocos puntos que ganamos a penas notaremos la diferencia-Suspira-Pero lo que pasa ahora es que hay algunos que dicen que hay algo detrás y quieren sacar toda la primera capa de techo y otros que quieren taparlo de alguna manera para que parezca que no haya pasado nada-continúa-Y así que entre unos y otros solo hemos conseguido que se quede allí, sin ningún cambio.-Dice finalmente.


Última edición por Brunette Moreau el 3rd Abril 2015, 8:45 am, editado 1 vez


avatar
Brunette Moreau
#Slytherin
#Slytherin

Lechuzas :

244


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: And Then There Was Ink, Robin Rovensky & Brunette Moreau

Mensaje por Robin Rovensky el 3rd Abril 2015, 7:08 am

- Sí que las cambia, supongo -asintió Robin. Se sonrió cuando Brunette puso el ejemplo de su hija desconocida; aunque entendía lo que quería decir, en su caso eso rayaba lo imposible, a no ser que tuviese amnesia o algo parecido- . No sé. Si a mí me dijeran que tengo un hijo casi adulto al que nunca he visto... no sé lo que pensaría. No creo que me gustase, en ningún caso -frunció el ceño, y se sorprendió un poco ante la ligereza con que Brunette asumía que le daría igual si su padre lo rechazara. Mirándolo con pura lógica, sí, no perdía nada y podía darle por completo igual; pero la lógica no era lo único que intervenía en aquel asunto, y, aunque su orgullo le dolía al admitirlo, le daba un poco de miedo descubrir qué era lo que su padre podría pensar de él, si llegaba a saber de su existencia- . No, claro, no pierdo nada -dijo, sin embargo, porque no quería parecer un miedica; y añadió después, riéndose por lo bajo, cuando ella comentó que lo que Lina Rovensky había hecho lo había hecho seguramente por el bien de él- . Sí, por mi bien. Seguro.

Había esperado que, tal vez, después de aquella afirmación tan generalista de que todos estaban locos, la reserva de Brunette cedería un poco y le hablaría de sí misma; pero eso no ocurrió. Robin la contempló con una mirada enigmática. ¿Qué sabía de la chica? Era una estudiante aplicada, venía de Francia y de Beauxbatons, se había trasladado a Hogwarts por alguna razón que no quería confesar, sus padres estaban casados y la querían y mimaban a pesar de que para algunas cosas eran un poco extraños... tenía una lechuza que la detestaba, dudaba de su capacidad para jugar al Quidditch, y no le gustaba que la tratasen como a menos que otros. Hasta ahí, todo normal; nada que resultase un misterio inexplicable o fuera de lo común. Entonces, ¿por qué tenía Robin la impresión de que algo en todo lo que sabía de Brunette no cuadraba?

- ¿Todavía está por descubrir? -repitió- Bien, si tú lo dices... Pero eso quiere decir que hasta la fecha crees que todo el mundo está loco y que tú estás cuerda, en cierta manera. ¿Es eso? -alzó una ceja- ¿En eso consiste tu locura? ¿En que crees que no estás loca?

Se rió un poco de la historia del agujero de Slytherin. A decir verdad, al comentarlo había creído que era un rumor sin fundamento. Pero ¿de verdad habían abierto un agujero en la pared y lo habían dejado así, a la vista, sin hacer nada por taparlo?

- Los de Slytherin estáis más locos de lo que pensaba -dijo el chico; y, en su cabeza, eso era un halago- . ¿Qué es lo que creen que hay detrás del agujero? A ver si vais a empezar a agrandarlo y dañar los cimientos y hacer que se caiga todo el castillo... Y ¿por qué estábais jugando al quidditch dentro de la sala común? Eso no lo hemos hecho todavía ni en Gryffindor. Aunque quizás deberíamos -se rascó la barbilla, pensativo; ¿cómo no se les había ocurrido eso antes?
avatar
Robin Rovensky
#Gryffindor
#Gryffindor

Lechuzas :

262


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: And Then There Was Ink, Robin Rovensky & Brunette Moreau

Mensaje por Brunette Moreau el 3rd Abril 2015, 1:55 pm

Y como había dicho, dependería mucho de la persona. El claro ejemplo eran ellos, a ella le gustaría y a Robin no. Bueno, de todas formas, si no tentaba a la suerte con intentarlo tentaría a la suerte con otra cosa. La vida estaba llena de decisiones y riesgos y a veces había que tomarlos, otras veces podías pasarlos de largo.-Has de quererlo tu, si no quieres es mejor no forzar las cosas-Porque si ya desde un inicio a Robin no le apetecía conocerlo, era mejor que no lo hiciera. A lo último que dijo Brunette, el chico le respondió con sarcasmo. A ver, normalmente una madre hacía lo mejor para su hijo, era lo más coherente. La chica no dijo nada más al respecto.

-Si, exacto, puede que sea eso-Pero ahora que lo pensaba, en realidad era ella la que estaba loca y no los demás-¿Sabes? Me acuerdo de una frase que decía: "La diferencia entre un loco y yo es que el loco cree que no lo está, mientras yo sé que lo estoy."-La citó-Entonces, supongo que quiere decir que en realidad él no es un loco porque sabe que lo está y siguiendo esta frase, tu no estás loco, pero yo si- No tenía nada de sentido todo aquello aunque la frase le había parecido interesante. Le gustaba encontrar frases que tenían un significado más profundo del que aparentaban, eran entretenidas y te hacían pararte a pensar durante algunos minutos, que nunca iba mal.

-Supongo que no necesitamos hacerlo saber a la gente-Contesta ella. Tampoco era para tanto. Habían jugado al quiddicth en mucho más de una ocasión. Y eso era una de las cosas que más le gustaban de ser Slytherin. Ellos no tenían que demostras nada a nadie. Eran como una casa a parte que iba a su bola. Los Gryffindors, en cambio, siempre necesitaban decir y enseñar a las otras casas lo que habían hecho. Poner nombre a sus logros y bromas. Creían que el mundo giraba alrededor de ellos o al menos Hogwarts, pero no era así y muchas veces cuando a nadie le interesaba lo que hacían los Gryffindors en su sala común, estos se morían. Ellos no tenían que decir a ninguna casa lo que había pasado con el techo, pero bueno, las notícias en Hogwarts corrían más que los suspensos y mira que estos últimos viajaban rápido.-Pues estaría bien-Claro que lo decía en broma, no quería destrozar el castillo-¿Te imaginas? Derrumbar un castillo de más de mil años de antiguedad con tan solo una quaffle-Dijo un número al azar-Ahora si que los profesores nos tendrían cruzados-Dijo por terminar.-Algunos creen que hay una especie de capa detrás aunque yo creo que solo hay más piedra acumulada-Confesó-Estaban jugando porque se aburrían. Estar encerrados en un castillo termina por cansar ¿Tu no te aburres nunca?-Pregunta, porque seguro que se le debe ocurrir cualquier tontería para no aburrirse-Oh, claro, agujereemos juntos el castillo y así no nos castigan solo a Slytherin-Le dice bromeando.


avatar
Brunette Moreau
#Slytherin
#Slytherin

Lechuzas :

244


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: And Then There Was Ink, Robin Rovensky & Brunette Moreau

Mensaje por Robin Rovensky el 3rd Abril 2015, 5:51 pm

- Forzar las cosas tampoco está tan mal, a veces -musitó Robin; no era un comentario pensado para Brunette, así que lo dijo en un tono de voz casi inaudible. Él se entendía... o no.

La que no sabía muy bien si se entendía o no era Brunette, que empezó a liarse con quién estaba loco y quién no estaba loco porque sabía que estaba loco. Robin sacudió la cabeza.

- Veamos... -dijo, y tras un momento continuó- "La diferencia entre un loco y yo es que el loco cree que no lo está, mientras yo sé que lo estoy". Eso implica, así de primeras, que todo el mundo está loco; no puedes disculpar siquiera a los saben que son locos. La diferencia, entonces, debe de estar en que te llamen loco o no; y, siguiendo esa frase, a ti te llamarían loca y a mí no, si no fuera porque tú también has admitido que estás loca, en cuyo caso a ninguno de los dos deberían llamarnos locos. Aunque teniendo en cuenta que tú tienes un comportamiento medianamente normal y yo no paro de hacer tonterías, lo más probable es que me llamen loco a mí, y la única conclusión que podemos sacar de todo esto es que todos estamos locos pero la designación de loco se aplica semialeatoriamente. -y, dicho esto, se echó a reír a carcajadas- ¿Quién es un buen candidato a Ravenclaw? No me digas que después de eso no soy un buen candidato a Ravenclaw.

Se rió entre dientes un corto rato más. Por supuesto, no pensaba de verdad que fuese un buen candidato para que lo metieran en Ravenclaw; eso habría sido ridículo. También le parecía un poco ridículo que lo hubiesen metido en Gryffindor, pero... ¿a qué quejarse? Estaba a gusto allí.

- Venga, otra para masticarla -propuso, puesto que no tenía nada mejor que hacer, y la frase de Brunette le había recordado otra- : "cuando un loco parece completamente sensato, es el momento de ponerle la camisa de fuerza". ¿Qué opinas de esa?

Brunette le sugirió que destruyesen el castillo. A Robin, aunque sabía que era broma, no terminó de parecerle una mala idea. Aunque, con solo una quaffle, sería un poco difícil.

- ¿Una capa?, ¿qué capa? -preguntó, interesado. ¿Una capa de las de vestir, o una capa de un material de construcción extraño? No entendía muy bien a qué se refería la chica- Pero no me extrañaría que hubiese cosas escondidas por todas partes en este castillo. Al fin y al cabo, no sé cuántos años tiene exactamente, pero muy viejo sí que es -murmuró. Y no sería nada raro que alumnos de siglos atrás, tan aburridos como ellos ahora, se hubiesen dedicado a abrir agujeros y esconder cosas- . Así que quieres cargarte el castillo, ¿eh?

Volvió a levantarse, con tanta parsimonia como la vez anterior, y sacó la varita. De repente, movió la muñeca a toda velocidad, y apuntó a la pared.

- ¡Bombarda! -exclamó.

Su varita chisporroteó y emitió unas lucecitas, pero, por suerte, no le hizo caso. Robin la contempló un poco desencantado.

- Vaya chasco -masculló, fastidiado.
avatar
Robin Rovensky
#Gryffindor
#Gryffindor

Lechuzas :

262


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: And Then There Was Ink, Robin Rovensky & Brunette Moreau

Mensaje por Brunette Moreau el 5th Abril 2015, 9:40 am

A veces. El mismo lo había dicho, pero no siempre. Habían cosas demasiado delicadas como para forzar a alguien para hacerlo, este era el caso de Robin. Si él no se veía con ganas de conocer a su padre no había que obligarlo a hacerlo, tenía que estar cien por cien seguro de quererlo.

Y podrían estar toda la tarde con esa maldita frase porque daba mucho que explicar, aunque.. ¿Qué quedaba por decir? El chico lo había dicho todo y Brunette se quedó sin saber que decir-Vaya vaya, supongo que ya lo has dicho todo-Comentó-No eres tan tonto como pareces-Comenta otra vez. Y es que era verdad, Robin se presentaba como un chico bromista, que le daba igual todo y que era malo para todo-menos hacer tonterías, claro estaba- Y parecía que él mismo se menospreciaba un poco. Seguro que si lo quería podría llegar muy lejos. Si sin leer libros, ni estudiar podía llegar a esas conclusiones, tonto no era. Y si leyese y estudiáse, seguro que sacaría unas notas muy buenas. Almenos, la capacidad la tenía o eso parecía.-Uh.. te queda mejor el rojo, dejémoslo ahí-Bromea. Podría ser un candidato, pero le faltaban muchas características para ser un buen ravenclaw, como para empezar, preocuparse por sus estudios.

El chico sugirió otra frase, pero esta, para el punto de vista de Brunette, parecía más complicada. Y después de la intervención del chico sería difícil convencerlo y estar en razón. Aún así, lo intentó.-Uh.. Esta es más complicada-Y se puso a pensarla un poco. ¿Camisa de fuerza? ¿Era aquella camisa que se ponía a los locos? Sí, debía ser eso.-Creo que puede tener varios significados y se puede entender de varias maneras..-Dice pensativa-Por una parte, podría referirse a que cuando un loco parece sensato es mejor ponerle la camisa de fuerza para así no escucharle antes de encontrarle el sentido a sus palabras. Lo que puede derivar a que o, en realidad esta persona tiene razón pero la sociedad hace oídos sordos a lo que dice y la tachan de loca porque no quieren aceptar que tiene la razón o que realmente esta persona está loca tan tan loca que consigue hacer creer sus palabras y cuando tu te creas lo que dice es el momento de agarrarla porque es cuando más peligrosa es. Porque puede hacer creer a la gente cosas que no son. Y podríamos enlazarlo con la frase de antes de que un loco cree que no está loco ¿Sabes?-Es lo que había entendido. Ahora, no dudaba que estuviera mal, pero almenos ese era su punto de vista.

-Si, una capa, una capa de techo-Repite ella. ¿No se llamaba así en Inglés?-Sabes que cuando se construye una casa se ponen varias capas de varios materiales diferentes. La de fuera siempre es una capa de pintura, en nuestro caso era una capa como de piedra muy fina. Pues esta capa se ha caído y ha quedado otra a la vista-Le explica mejor-No lo sé. No lo encuentro muy normal, esconder algo detrás del techo y menos en una escuela. Aunque, ahora que lo dices, conociéndo la historia de este castillo sería totalmente normal. A saber que te puedes encontrar por aquí. Seguro que hay muchos pasadizos todavía por descubrir-Y eso, en parte le gustaba. El misterio del castillo tenía su atractivo.-Tengo muchas prioridades antes de destruir el castillo-Comenta, pero justo cuando lo dice, Robin coge su varita y lanza un hechizo, que por suerte no funcionó-¡Eh!¿Estas loco?-Dice algo alertada. La mejor palabra para la ocasión "loco". No lo había dicho a propósito.-La bronca que nos podía haber caído-Le dice. Más a él que a ella, pero ella había estado allí también, así que algo a ella le podría haber caído-¿Me dejas ver tu varita?-Le pregunta, extendiendo un brazo para que el chico se la dé. Era curioso ver las varitas de la gente, no había dos iguales.


avatar
Brunette Moreau
#Slytherin
#Slytherin

Lechuzas :

244


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: And Then There Was Ink, Robin Rovensky & Brunette Moreau

Mensaje por Robin Rovensky el 5th Abril 2015, 3:39 pm

- Gracias, gracias -dijo Robin, cuando Brunette comentó que "no era tan tonto como parecía"- . Aunque, si te soy sincero, yo también pienso que me queda mejor el rojo. A pesar de todo lo que voy diciendo por ahí... no me veo en ninguna otra casa. No soy listo ni estudioso como para estar en Ravenclaw, no soy ambicioso y despreciable como para estar en Slytherin -al decir esto le guiñó un ojo, intentando informarla de que estaba bromeando. Por experiencias anteriores era posible que no se tomara la broma muy bien, puesto que Brunette le había demostrado ya que el sentido del humor no era su punto fuerte; pero esa posibilidad no era suficiente como para hacer que Robin se callase- , y no soy buena gente como para estar en Hufflepuff. Aunque, según la historia de Hogwarts, Hufflepuff fue la casa donde metieron a todos los que sobraban, ¿no es así? En ese caso, quizás sí me sentaría mejor el amarillo, porque lo que viene siendo especialmente valiente o caballeroso tampoco soy.

Escuchó el concienzudo análisis que hizo la chica de la frase que acababa de proponer. Cuando terminó, asintió con la cabeza, y dio un par de palmas a modo de (lacónico) aplauso.

- Bravo -dijo; él no lo había pensado así, pero la interpretación de Brunette era más interesante- . Entonces, en el primer caso quieres hacer callar al loco porque dice la verdad, y en el segundo porque miente, ¿no?

Por lo demás, parecía que lo que había quedado al descubierto en la Sala Común de Slytherin no era nada en especial; de hecho, no sonaba a más que un desconchado. Un poco desilusionado, Robin emitió un bufido.

- ¿Y qué os extraña tanto de que haya una capa debajo de otra en una construcción? Pensaba que era algo más emocionante, como que habíais encontrado un nicho con algo dentro... pero eso parece muy normal. -musitó. Pensó también que Brunette estaba subestimando el aburrimiento de los estudiantes medievales, pero, como ella misma rectificó un momento después, no dijo nada más.

La muchacha se escandalizó momentáneamente ante su fallido intento de destruir el castillo, o al menos la parte de él que se encontraba en las inmediaciones; pero volvió a calmarse un instante después, comentando tranquilamente que les podía haber caído una buena bronca. Robin se giró para mirarla a la cara, y esbozó una sonrisa un tanto malévola. Brunette haría mal en no tomarse su repentino afán destructivo demasiado en serio, porque asumir que el chico no haría nada que pudieran lamentar era la mejor manera de azuzarlo para que efectivamente lo hiciera; pero ese no parecía ser el caso, puesto que inmediatamente después le pidió su varita, como si le reclamase el arma del delito. Robin bajó la vista a su desgastada varita, dudando entre dejar que se la quitaran de las manos... o seguir intentando reventar los pilares que sostenían el techo sobre sus cabezas.

- Toma -murmuró al fin, lanzándosela a Brunette con desprecio, como quien se deshace de un pedazo de basura- . Trátala bien, es buena chica.
avatar
Robin Rovensky
#Gryffindor
#Gryffindor

Lechuzas :

262


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: And Then There Was Ink, Robin Rovensky & Brunette Moreau

Mensaje por Brunette Moreau el 5th Abril 2015, 7:24 pm

Brunette se coloca en posición para decirle algo de vuelta por lo que le ha dicho de su casa pero después el chico le guiña el ojo haciéndole ver que solo está bromeando.-Uy..-Dice la chica todavía alarmada.-Pues si, porque, por el poco tiempo que he estado aquí ya me lo han dicho unas cuantas veces, esto de los hufflepuffs. Según leí en la historia de Hogwarts, la fundadora de esa casa ¿Hela? No me acuerdo como se llamaba, aceptaba a hijos de muggles, mestizos y puros, de todo tipo. Mientras que, por ejemplo Salazar, era más selectivo en ese aspecto. La casa no me atrae para nada, a decir verdad, pero tampoco encuentro justo el trato que se llevan a veces, los menosprecian más que a otras casas. Y a mi gusto, sin ofenderte eh, es mucho peor caer en Gryffindor. Pero de gustos, los colores.-Y todo ese rollo venía a que, como su casa corría el peligro de quedar por debajo de Hufflepuff, dejaría el podio de los amarillos un poco alto para que su derrota no fuera tan desagradable, basicamente era por eso. Ella también creía que Hufflepuff era la casa de los sobrantes, siempre intentaba no juzgar a las personas por su casa, aunque a veces no podía evitarlo y, si se encontraba un Hufflepuff por ahí pues ya no se interesaba tanto como si pasara un Ravenclaw por el otro lado. Igual pasaba con los Gryffindors. Era cuestión de gustos.-Yo no te voy a decir el "porqué" estas en esta casa u otra, porque no lo sé. Pero lo que si sé es que si el sombrero te puso aquí sería por alguna razón. Y por lo que he oído, el sombrero nunca se equivoca. Aunque, si lo miras bien, podemos asociar la valentía con a veces la imprudencia ¿no? Entonces ya tienes una cualidad Gryffindoriana-Comenta la chica-Creo que nos pongan donde nos pongan, terminamos sintiendonos de esa casa. Es decir, si a mi me hubiésen puesto en..-Ravenclaw. Claro estaba.-Ravenclaw, por ejemplo, me sentiría más Ravenclaw que otra cosa. ¿Sabes? Y si a ti te hubiesen puesto en.. no sé, Slytherin, te sentirías Slytherin. Aunque esto último es una barbaridad, pero entiendes a lo que me refiero-Dice por útima vez-Yo quería entrar a Ravenclaw porque no sé, el hecho de sentirme ser más inteligente que los demás era una cosa que con la túnica azul puesta llevabas encima ¿Sabes? No te hace falta esforzarte ni nada. Pero bueno, estoy en Slytherin y aunque me daba un poco de miedo porque me habían comido el coco en que en Slytherin estaban los malos y que era la peor casa y que no se qué.. al final estoy contenta de haber caído en esta casa. Al fin y al caboo la casa es como la família y quieras o no, le terminas cogiendo cariño.-Y ya está, ya callaba.

Sonrió a los aplausos del muchacho. Le gustaba que le dijeran lo bien que había hecho una cosa, no era una cosa de necesitarlo o si no morir, pero cuando se lo hacían nunca ponía mala cara. Era bastante gratificante y siempre te subia un poco la moral y por que no, la autoestima también.-Si, resumiéndolo más o menos sería eso-Le hacía gracia como cada cosa que decía, el chico la intentaba resumir  para terminar entenderlo a su manera.

La conversación volvió a tomar otro rumbo hacia el techo de la sala común de Slytherin-No, pero el caso es que esta capa es algo especial, algunos dicen que han podido ver el color verde en ella, pero igualmente yo solo veo otra capa de piedra-Comenta, un poco rallada por el tema ya.

El chico accede a darle la varita a Brunette y esta la coge.-Vale, acabo de salvar al mundo-Bromea. Recorre la varita con la yema de sus dedos y sin motivo alguno empieza a reírse-La mía es más grande-Y eso había sonado muy mal y habría sonado mucho peor si Brunette fuera un chico. Pero eh, por suerte no lo era.-¿De que madera es?-Le pregunta, todavía observandola-¿Es flexible?-pregunta luego. Se le acababa de ocurrir una cosa, pero solo lo podría probarla si era flexible. Cogió la varita y apuntó al chico, como si nada-¿Quieres que probemos a ver que ocurre?-Pregunta finalmente.


avatar
Brunette Moreau
#Slytherin
#Slytherin

Lechuzas :

244


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: And Then There Was Ink, Robin Rovensky & Brunette Moreau

Mensaje por Robin Rovensky el 6th Abril 2015, 2:21 pm

- ¿El Sombrero nunca se equivoca? -repitió Robin, incrédulo- Venga ya. Es un viejo sombrero roto y caprichoso; seguro que se equivoca más de lo que acierta. Y no es que eso sea muy difícil, porque tener que encasillar a todo el mundo en una limitada serie de cuatro cualidades que no son ni universales ni mutuamente excluyentes debe de ser muy complicado. Me suena que ya te dije esto una vez... creo que lo de las casas es una tontería, y lo de que la gente actúe según sus personalidades asociadas tiene un 1% de acierto del Sombrero Seleccionador, y un 99% de profecías autocumplidas. -soltó. No podía imaginarse que los magos, por muy magos que fueran, fuesen capaces de crear algo que no se equivocase nunca. Si lo fuesen, serían los amos del mundo, y era evidente que no lo eran- Pero explícame una cosa. ¿Por qué le tienes tanta tirria a Gryffindor? Entiendo que tengamos fama de ruidosos y de alocados, y, a veces, de arrogantes... aunque eso último se puede decir igual de acertadamente de Slytherin. Entonces, ¿por qué tanto disgusto? ¿Qué te hemos hecho? -inquirió, con curiosidad. Le interesaba saber qué tenía Brunette, que era extranjera y acababa de entrar en Hogwarts hacía poco, y por tanto no tendría aún tantos prejuicios al respecto como el resto de estudiantes, que decir sobre todo aquello. Quizás era solo por el rollo de la tradicional rivalidad entre Gryffindor y Slytherin... aunque, por lo que había comentado, tampoco parecía que Hufflepuff le gustase demasiado; y con eso Robin sí que no podía estar de acuerdo- He dicho lo que he dicho, pero yo no tengo nada contra los de Hufflepuff, al contrario. Me parece la casa más admirable de todas... y te voy a explicar por qué. Si lo piensas, las cualidades que tienen las otras casas, como la inteligencia, la ambición o el valor, son egoístas; puedes pertenecer a Ravenclaw, Slytherin o Gryffindor siendo un tonto egocéntrico que no piensa en nada más que en sí mismo. Hufflepuff, en cambio, es la única casa que valora el pensar en los demás, y que no discrimina a nadie y da una oportunidad a todos, sean como sean. A alguna gente eso le parece tonto, y admito que yo mismo me he reído muchas veces de los pobres Huffs, pero, en cierto modo, son los mejores de todos.

Sobre lo del agujero de la Sala Común de Slytherin, Robin ya no supo muy bien qué pensar. ¿Piedra verde? No le parecía tampoco tan raro; pero bueno, si estaba trayendo de cabeza a sus descubridores, algo tendría de especial. O quizás lo que pasaba era que los de Slytherin estaban tan aburridos (y debían de estarlo mucho si se ponían a jugar al quidditch dentro del castillo) que veían cosas donde no las había. Pero, como él no había visto la piedra en cuestión, se encogió de hombros y no dijo nada más.

- El mundo no sé, pero esa columna probablemente sí -respondió un momento más tarde al comentario de Brunette; y después estalló en carcajadas, acompañándola- . Sí, yo es que la tengo pequeña -bromeó- . Es abeto... creo. ¿De qué es la tuya? Y sí, es bastante flexible, ¿por qué? -comenzó a extrañarse, ante tantas preguntas; y se extrañó aún más cuando Brunette lo encañonó con su propia varita- ¿Qué demonios vas a probar? Haz lo que veas, pero, por lo que más quieras, no me la rompas. No tengo dinero para una nueva -farfulló.
avatar
Robin Rovensky
#Gryffindor
#Gryffindor

Lechuzas :

262


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: And Then There Was Ink, Robin Rovensky & Brunette Moreau

Mensaje por Brunette Moreau el 6th Abril 2015, 5:46 pm

-Nunca.-Asiente ella. Como nunca lo hacía el espejo en Beauxbatons. Eran objetos creados especialmente para esa función. Grandes magos habían puesto su esfuerzo en eso y no iban a dejar que estos objetos se equivocaran. Uno no podía crear un sombrero seleccionador así como así. Ellos no podrían crearlo y como no estudiaran mucho nunca podrían hacerlo. Era una cosa tan importante que había que trabajarla bien-¿No dicen que cuanto más viejo, más sabio? Es muy difícil, Robin. Hay mucha gente, para no decir todo el mundo, que tiene cualidades de varias casas y no solo de la suya. Pero si el sombrero te pone en esta o en otra es, claro está, porque te tiene que poner en alguna pero te pone allí porque es a la que estás destinado y harás grandes cosas allí, que en otras puede que no hagas.-Comentó ella.

El chico le preguntó acerca de porqué le desagradaba tanto Gryffindor. A ella no le desagradaba tanto como para odiar a la casa, pero al fin y al cabo siempre habían unas casas más predilectas y otras que menos ¿no? Pues ese era su caso. Y hablar el porqué no  le gustaba la casa de Robin, pues no le parecía la mejor manera. Sabía que no le importaría porque al chico no le afectaban esas cosas, pero no sé, se le hacía raro. Tendría que hablar en plural y segunda persona, por lo que tendría que incluir al chico en el paquete-No lo sé. No es que me moleste ni nada, pero entre las que hay es la que menos me gusta. No quiero ofenderte, Robin. Pero este es mi punto de vista. Gryffindor esta sobrevalorada. Siempre tenéis que ser los mejores en todo y los profesores os adoran. Las demás casas también lo hacen. Sois los populares, los graciosos, los simpáticos, los valientes. Sois como perfectos. Y cuando se os cruzan los cables con alguna cosa, como es, los Slytherins, las demás casas se ponen en contra de nosotros sin saber el porqué, solo porqué los Gryffindors lo habéis dicho. Somos los malos de la película y vosotros sois los buenos. Y supongo que creéis que vosotros podéis dominar Hogwarts, pero por suerte estamos los Slytherins para venir y bajaros los humos, aunque tengamos al mundo en contra y nos lesionemos por el camino. -Comenta ella. Y es que en su punto de vista, las serpientes tenían mucho más potencial que los Gryffindors.

Se ríe y rueda los ojos. Pero se ríe aún más cuando dice eso de el pensar en los demás.
Si, todo muy bonito, paz y amor. Pero en la vida real no solo era paz y amor.-Pero yo me he parado a pensar. Si Hufflepuff siempre ha aceptado a todo el mundo mientras que las demás casas no. ¿Como es que no es la mejor casa de las cuatro? Quiero decir, tenía más opciones de trabajar con magos y brujas más talentosos mientras que Slytherin, por ejemplo, tenía que ir tirando con lo que se encontraba. ¿Y si tan piensan en los demás, como es que siguen cuartos en la copa de las casas? Porque para ganar la copa has de trabajar en equipo. Y ellos son los que se supone que lo hacen mejor. No sé si en Ravenclaw o en Gryffindor, pero almenos en mi casa tenemos espíritu cooperativo. La casa es lo primero y luchamos para ganar la copa. Y si un Slytherin se encuentra en apuros lo iremos a ayudar. Y a propósito, ayudar a los demás también es egoísta. La gente no ayuda a los demás porque sí, los ayuda porque cuando ve a un pobre niño de primero que se le ha caído el tintero al suelo, deciden ayudarlo para después irse con el cuerpo tranquilo, quedarse bien con si mismo y contarle a sus compañeros de casa lo bien que han obrado-Comenta. Vale, inteligencia, ambición y valor eran cualidades egoístas, pero eso de pensar en los demás también lo era. Odiaba cuando intentaban camuflarlo con algo bueno.

Se ríe otra vez por el comentario de la columna, pero vuelve a reírse a carcajadas con lo de la varita-Interesante, interesante-Contesta ella, aún riendo-Nogal negro y adivina, es de color negro-Que tontería más tonta, en serio Brunette, había veces que no hacía falta ni que abriese la boca.-Uh, no lo sé. Nunca he probado de lanzar un hechizo con otra varita-"No tengo dinero para una nueva"-Vamos, tampoco exageres, solo son siete galeones, pero tranquilo, conmigo está en buenas manos-Dice ella.-¿Densaugeo o furunculus?-Le pregunta. Estaba bromeando, no lo iba a hacer en serio, claro que no.-¿Que pasa si ahora empiezo a correr y te quedas sin varita?-Le pregunta, sin intención alguna.


avatar
Brunette Moreau
#Slytherin
#Slytherin

Lechuzas :

244


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: And Then There Was Ink, Robin Rovensky & Brunette Moreau

Mensaje por Robin Rovensky el 6th Abril 2015, 7:24 pm

- "Nunca" es mucho tiempo, ¿no crees? -contestó Robin. Él no tenía tanta confianza en el Sombrero Seleccionador, ni en la sabiduría de los magos que lo habían creado... pero bueno, él no tenía mucha confianza en una larga lista de cosas.

Cuando le preguntó por qué le desagradaba Gryffindor, Brunette le confirmó que era la casa que menos le gustaba. Robin se echó a reír. La chica tenía razón en lo que había dicho, no podía negarlo.

- Por supuesto, así es -concedió- . Somos... eso, unos buscaglorias. Somos los que siempre están metidos en todo, a los que todo el mundo presta atención, a los que todos siguen por pura inercia, ¿no? Aunque de ahí a decir que somos como perfectos y que los profesores nos adoran... -soltó otra risilla; una cosa era que a la directora le cayesen simpáticos, pero la mayor parte de los profesores no parecían nada satisfechos con unos alumnos bromistas e irreverentes a los que todo el mundo le reía las gracias- Pero, a donde quiero llegar es... ¿te caemos mal porque al resto del mundo le caemos bien? ¿Es eso? -se extrañó- ¿No sería más sensato dejarnos con nuestras chiquilladas y esperar a que el mundo real nos quite la tontería a tortas? Y tampoco te preocupes, que la mayor parte de los Gryffindor no son como yo, y no destruirán el castillo a la primera oportunidad en la que los vigilantes y sacrificados Slytherin no estén alerta -añadió, con tono de sorna. Podía entender que Gryffindor y su inflada prominencia resultasen cansinos para el resto de las casas, pero de ahí a considerar que los de Slytherin fuesen las pobres víctimas de un complot cósmico, que hacía que todo el mundo se pusiera en su contra cuando llevaban la razón, había un trecho.

Paz y amor tampoco parecía ser la cantinela que iba con Brunette, porque miró al cielo y le echó un rapapolvo, hablándole del egoísmo de la caridad. Era extraño que precisamente ella le dijese algo así; Robin la miró divertido, y sacudió la cabeza.

- Bueno, eso que dices de que Hufflepuff debería ser la mejor casa de todas tiene sentido... si el reparto fuese realmente como dicen que es. Pero en ese caso Hufflepuff también debería tener el doble de integrantes que el resto de las casas juntas, y eso no ocurre... lo que es otro punto a favor de mi teoría de que el Sombrero va metiendo a la gente en las casas aleatoriamente, para que en todas haya el mismo número de personas. -se encogió de hombros- Y me imagino que eso también explica que seamos todos igual de egoístas, mezquinos, desagradables, y dispuestos a saltar a la yugular del otro con provocación o sin ella.

La chica siguió tonteando con su varita; pero, por suerte, al menos por el momento no hizo amago de romperla.

- ¿Nogal negro? ¿Qué es eso? -preguntó Robin, que todavía no había oído hablar de una varita hecha de ese tipo de madera- ¿Nunca has intentado lanzar un hechizo con otra varita? ¿En serio? Bueno, pues adelante, inténtalo; es tu oportunidad. -la animó, recostándose de nuevo contra la pared que tenía más cerca. Dejó escapar otra risa cuando Brunette habló de siete galeones como si no fuesen nada; y llevándose la mano a la cabeza se alborotó el cabello y se despeinó aún más de lo que ya estaba- Ni que "solo siete galeones" no fuera mucho dinero -se burló de ella- . No me apetece demasiado que me crezcan los dientes, pero los forúnculos tampoco suenan especialmente bien, así que... escoge tú por mí. Pero adelante, corre, huye con tu tesoro -dijo, sarcástico- . Yo me quedaré aquí como un pobre tonto, me sentaré en una esquina y me consumiré en mi desgracia.
avatar
Robin Rovensky
#Gryffindor
#Gryffindor

Lechuzas :

262


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: And Then There Was Ink, Robin Rovensky & Brunette Moreau

Mensaje por Brunette Moreau el 7th Abril 2015, 3:17 pm

-Never say never, entonces-Dice ella. Esa frase era muy común en el mundo muggle y todos  la conocían y como Robin convivía con muggles la debía conocer. A Brunette le gustaba esa frase, pero la lastima era que muchas personas la asociaban con un cantante que se hizo famoso entre adolescentes que seguramente ahora mismo estaría fumándose un porro con sus compañeros yankies. Triste, muy triste. Ahora cuando decía aquella frase todos la miraban mal y la reacción de Robin no sería muy diferente a la de la gente.

Lo que le parecía curioso era la desconfianza del muchacho frente al mundo mágico. Siempre tenía algo en contra que decir de Hogwarts y a veces cuando lo escuchabas hablar parecía como si estuviera hablando de un mundo en un libro, que no existía. A Brunette le molestaban las películas o libros donde, oh, el chico guapo de la clase se enamora de la más fea de la clase o oh, la chica apenas saber bailar va y gana el concurso más famoso de todos.. cosas imposibles. Y lo que decía Robin, según como lo decía parecía imposible de ser cierto. ¿Como un sombrero podía saber donde colocar a los alumnos para que siempre hubieran el mismo número de estudiantes en cada casa? Era algo bastante poco creíble. Supongo que el hecho de haberse criado rodeado de muggles, Robin había adquirido aquella opinión un tanto crítica con todo lo relacionado con la magia.

-No me caéis mal, sois los que me caéis menos bien.-Le sorprendió que el chico le diera la razón y no le diese argumentos en contra de sus argumentos.-No, simplemente es que no me va mucho el rollo de la casa, no se si me entiendes-No se veía yendo a Gryffindor. No tenía nada contra ellos, pero estar allí sería algo contradictorio a la personalidad de Brunette.-No me refería a lo de bajar los humos con cuidaros que no hagáis barbaridades, si no más bien en patearos el trasero y ganar nosotros la copa de las casas-Si, estaba obsesionada con ese tema de la copa de la casa, pero es que siempre le gustaba ganar. Era una chica algo competitiva-Ya lo sé que no son todos como tú, Robin, tu eres un caso especial-Dice ella bromeando-Por ejemplo, está Rose Weasley, no la conozco mucho, pero si te digo la verdad, es una de las pocas personas a las que admiro en este colegio y mira, es de tu casa-Dijo la Slytherin.

Y mientras el chico hablaba ella iba asintiendo con la cabeza-En eso tienes razón. Pero la verdad, no tengo ni idea de como lo hacen, pero lo que si sé es que lo hacen y no por rellenar puestos vacíos. Porqué según esto yo no habría podido entrar a Slytherin ¿no? quiero decir, si no se ha ido nadie de Slytherin y yo he entrado ha sido porque me han dejado entrar. Ya se que no viene por un alumno, pero entiendes a lo que me refiero ¿no?-Y volvió a coger aire para seguir hablando-Bueno, todos vamos de ser buenas personas hasta que llegue la fin del mundo que allí será sálvese quien pueda y te aseguro que allí no te acordarás de quienes son tus amigos. Puede que alguna madre se deje matar para no matar a sus hijos pero los demás correremos para salvar nuestra propia vida y allí, ni hufflepuffs ni ravenclaws ni gryffindors ni slytherins pensaran en los demás más de lo que pensarán en salvarse a si mismos-Le confiesa-Y yo seré la primera en correr, no creas que voy de buena persona y pensaré en los demás-Y es que era muy fácil y quedabas muy bien si decías que dabas tu vida por otra persona, pero gente del mundo, eso era totalmente mentira. Solo en las películas pasaba.

-Si, es un tipo de nogal poco conocido-Y ella se quedó igual cuando escuchó que esa madera existía.-No sé, nunca se me ha ocurrido hacerlo, más que nada por lo que pueda ocurrir, si ya rompí unas cuantas cosas en la tienda del vendedor de varitas, lanzando un hechizo ya no te digo. Tendrían que tener una sala de pruebas, se ahorrarían mucho en lámparas, eso seguro-Comenta la Slytherin. Y si era dinero, pero no mucho para una varita que se suponía que iba a servirte toda tu vida-Bueno, es mucho dinero si se te rompe cada dos por tres, pero si es algo que se supone que te tiene que durar toda tu vida no es demasiado-Opinó la chica.

-¿Sabes que? Se me ha ocurrido una cosa. ¿Te acuerdas el hechizo que aprendimos el otro día en clase de encantamientos?-Y es cuando dicho esto, se aparta un poco del chico y deja la varita de este al suelo y coje la suya-Vamos a ver si funciona.. Priori Incantatem-¿Habría funcionado?


avatar
Brunette Moreau
#Slytherin
#Slytherin

Lechuzas :

244


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: And Then There Was Ink, Robin Rovensky & Brunette Moreau

Mensaje por Robin Rovensky el 8th Abril 2015, 1:45 pm

- Sí, uhm... supongo -contestó Robin, confuso; no sabía si Brunette le estaba dando la razón, o si se estaba escurriendo del asunto con una frase generalista que no decía nada. Pero un momento después le aclaró lo de Gryffindor, y el chico se olvidó de qué estaban hablando antes de eso- . Aah. Es que lo habías hecho sonar como si Slytherin tuviera que salvar el mundo de los malvados Gryffindor, o algo así. Pero si te referías a una cosa tan prosaica como ganar la Copa de las Casas, no tengo nada más que añadir. -aunque eso no era del todo verdad, porque un instante después se escandalizó- ¿En serio? ¿Weasley? ¿Tienes a todo Gryffindor para elegir, y la escoges a ella? -y se echó a reír a carcajadas- Se ve que de verdad no te caemos bien.

Entonces ella argumentó que, según la regla que él estaba exponiendo, ella no habría podido entrar en Slytherin. Robin no entendió lo que quería decir con eso. ¿Por qué no?

- Espera, creo que no me estás entendiendo -la interrumpió. Soltó un suspiro y se agachó de nuevo, para así poder utilizar el suelo como lienzo de su explicación- . Lo que yo quiero decir es esto: imagínate que es uno de septiembre, y a Hogwarts le ha llegado una flamante remesa de, digamos, cien nuevos alumnos. ¿De acuerdo? Solo hay cuatro casas, así que el Sombrero Seleccionador sabe que tiene que meter a aproximadamente veinticinco estudiantes en cada una, para que la cosa no quede muy desproporcionada. -empezó a gesticular, y pintó sobre el suelo con los dedos la masa de estudiantes; señaló las cuatro casas, y fue repartiendo imaginariamente los alumnos entre ellas- No hay nada de complicado en eso: manda un cuarto de los estudiantes a Gryffindor, otro a Hufflepuff, otro a Ravenclaw y otro a Slytherin, y lo hace disimulando un poco para que nadie se dé cuenta, y luego se inventa la historia de que mira en el alma de la gente y los reparte según sus "cualidades". Tampoco es que tenga que haber exactamente el mismo número de estudiantes en cada casa, solo más o menos, así que no hay ningún problema cuando nuestra querida señorita Moreau viene de Francia: hay un sitio para ella, como para todos los demás. No me negarás que un procedimiento así sería muchísimo más fácil que hacer un análisis psiquiátrico de cada uno de los estudiantes sobre cuya cabeza se posa el Sombrero durante un par de segundos, ¿no? -levantó la vista, y miró a Brunette a los ojos por un instante; y después se sonrió- Pero antes de que me odies del todo, déjame asegurarte que no creo que el Sombrero haga eso exactamente. Probablemente tenga alguna forma de averiguar el carácter de la gente a rasgos generales, y el resto sea pura aleatoriedad.

Y dicho esto se quedó tan ancho. Obviamente, era evidente para cualquier mago que se preciara que Robin estaba equivocado; pero no lo era para él. Robin era inquisitivo y había crecido en un mundo grande y complicado, en el que las respuestas a las preguntas no siempre eran las más evidentes. Al llegar a Hogwarts, había encontrado muchas preguntas y pocas respuestas, y estas últimas casi siempre vagas e imprecisas; y, como no aceptaba un "siempre ha sido así", o un "es que no tienes ojos en la cara para verlo", o un "si fueras más listo lo entenderías" por contestación válida, se dedicaba a buscarle significado a las cosas de las maneras más absurdas, y allí se empecinaba. No era una persona especialmente irracional, y una buena argumentación habría podido sacarlo de su error; pero, mientras nadie se la ofreciera, él seguiría en sus trece, y seguiría equivocado.

- Nah, no creo que necesites que llegue el fin del mundo para que ocurra eso -comentó, a continuación- . Con cualquier otra excusa menos dramática bastará. Y... no puedo creer que vayas por ahí llamándote bruja y nunca hayas intentado hacer magia con la varita de otra persona. Vamos, ¡es lo primero que prueba todo el mundo en su primera noche en el colegio! Eso e intentar atravesar a un fantasma -carraspeó, y alzó una ceja- . Ya, bueno. No estoy hablando del todo en serio; siete galeones tampoco me parece tanto dinero. Pero cuando preguntaste si mi varita era flexible pensé por un momento que ibas literalmente a intentar doblarla por la mitad como una goma... y te agradecería que no probaras tal cosa.

Al final, Brunette no se decidió por ninguno de aquellos dos hechizos tan desagradables, y en su lugar probó otra cosa: un Priori Incantatem. Apuntó a la varita de Robin con la suya, y trató de ejecutar el conjuro; pero no ocurrió nada. El chico se llevó una mano a la frente.

- Creo que es "Prior Incantato" -sugirió. Un momento después, volvió a mesarse los cabellos, con expresión un tanto desesperada- . Oh, Merlín... acabo de sonar como Weasley, ¿verdad?
avatar
Robin Rovensky
#Gryffindor
#Gryffindor

Lechuzas :

262


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: And Then There Was Ink, Robin Rovensky & Brunette Moreau

Mensaje por Brunette Moreau el 9th Abril 2015, 5:08 pm

No entendió el significado de la palabra prosaica. A veces le costaba entender algunas palabras en Inglés, porque todavía no estaba muy acostumbrada al habla del idioma. Aún así, lo llevaba muy bien, lo único que le podía fallar un poco era la pronunciación. Y en cuando dijo el nombre de Rose Weasley el chicó empezó a reírse, como si fuera la última persona a la que elegir-¿Queé?-Se quejó la muchacha.-Es guapa, amable, lista y simpática, yo no le veo el problema-Comenta Brunette. Y es que era verdad, le gustaba mucho Rose, era algo así como su ídola. Y Dominique y Fiorella entraban en el carro también. Las tres eran hermosas, listas maduras y un ejemplo a seguir. De mayor Brunette sería como ellas. Aunque, solo le llevaban un año..

-Que lo he entendido-Dice la chica después de su explicación. Lo había entendido a la primera, tal vez el que no lo habría entendido fuera él.-Puede. Está claro que algo tienen que hacer. Pero es como cuando te escojen para ir a Hogwarts y no para ir a otro colegio. Quiero decir, yo fuí porqué me presenté, pero lo que tengo entendido es que normalmente vas al colegio si te envían la carta ¿no? Ellos lo deben de tener todo planeado, pero ¿Cómo eligen a los alumnos que asistirán? Quiero decir, no todos los alumnos de Inglaterra entran a Hogwarts, no se si entiendes a lo que me refiero-Comentó la muchacha.-Respecto a lo de las casas, si, puede que algo sea aleatorio. Aunque,  como los alumnos no tenemos unas características firmes de una casa en concreto, sino un poco de todo podemos ir perfectamente en una casa u otra y es allí donde pueden ponerte en una u otra según les convenga, pero siempre fieles a tus rasgos-Eso opinaba la chica.

-Era un caso extremo para que no hubieran excepciones-Comenta la chica. Seguro que saldría algún-o alguna- valiente que diría que se dejaría matar para salvar a sus seres queridos.-Lo teníamos prohibido. En Francia es considerado de mala educación, es como cepillarte los dientes con el cepillo de otro, más o menos. ¿A qué no lo harías? Pues es algo así. La varita es considerada un objeto personal y si le robas a alguien te pueden llegar a caer varios meses en prisión. Ahora que en un duelo es diferente y se puede de todo.-Le explica al muchacho-Y lo del fantasma más de lo mismo. A mí no me gustaría que la gente pasara por mi cuerpo cada vez que me viesen y como no me gusta, no lo hago-Así de fácil y claro.-Vamos a ver.. Si un galeón son seis euros, entonces serían 42 euros muggles y creo que con la moneda británica, la libra, sería un poco más.-Ella estaba acostumbrada a hablar de euros, porque en Francia tenían el euro.-Me refería a la flexibilidad de la varita, si se cambia de dueño facilmente-Se corrige.

Y de su varita a penas salió nada. Vamos, ahora solo faltaba que no funcionara ni para hacer simples encantamientos. Si ya a penas se podía defender con su varita, ahora tampoco podría hacer simples hechizos. El chico, que otra vez se revolvió el pelo -esta vez un poco más brusco- se llevó una mano en la frente. Bueno, como si él fuera un experto o algo, como si nunca se equivocara-Eh, tranquilizate que no he hecho nada cuando no te ha salido esa bombarda y déjate el pelo ya que te vas a quedar calvo-Le había molestado el gesto del muchacho. Lo del pelo era más para, no lo sé.-No has sonado tan bien como Weasley-Le dice ella. Sabía que lo había dicho como algo malo, pero como a Brunette le gustaba Rose cambió un poco el significado de la frase-¿Estas seguro? Juraría que había escuchado que se llamaba incantatem..-Dice por último.


avatar
Brunette Moreau
#Slytherin
#Slytherin

Lechuzas :

244


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: And Then There Was Ink, Robin Rovensky & Brunette Moreau

Mensaje por Robin Rovensky el 9th Abril 2015, 6:56 pm

"Guapa, amable, lista y simpática", era como Brunette definía a Rose Weasley. Bien, no es que no llevase razón, pero Robin podía añadir una palabra más a esa lista.

- E insoportable. Guapa, amable, lista, simpática e insoportable -completó, asintiendo- . No sé qué hace en Gryffindor; debería haber ido directa a Ravenclaw.

Brunette le aseguró que había entendido su explicación perfectamente, y empezó a exponer algo de lo que Robin no comprendió nada. Ladeó la cabeza y la miró desconcertado por un instante, intentando buscar algún sentido a sus palabras.

- Pues si tú me has entendido, será que yo no te he entendido a ti -dijo al fin- . Explícamelo, por favor, porque ahora no me estoy enterando de una palabra.

Soltó otra carcajada cuando escuchó que en Francia estaba prohibido coger la varita de otra persona. ¿Cuán ridículos podían llegar a ser los franceses? Pero lo del cepillo de dientes lo sorprendió.

- ¿Que no me lavaría los dientes con el cepillo de otro?, ¿por qué no? -preguntó. No era algo que le diese especial asco, aunque, ciertamente, tampoco le daba repelús usar la varita de otro. ¿Quizás también eran manías francesas?- Pues a mí me encantaría, si alguna vez me convierto en un fantasma, que la gente pasase a través de mí a todas horas. Es más, flotaría encima de ellos y jugaría a hacer coincidir mis intestinos con sus sesos. O a caminar exactamente en el mismo lugar que ellos pero moviendo los brazos de otra manera, para que pareciésemos el doctor Octopus -se echó a reír. Si fuese un fantasma, estaría todo el día intentando burlarse de la gente, sin duda- . No sé cuánto vale un euro, pero siete galeones son aproximadamente treinta libras. No quiero decir que treinta libras me parezca mucho dinero que pagar por una varita, teniendo en cuenta que una varita es un artefacto maravilloso y que fabricarla es sin duda muy complicado; pero, insisto, si puedo ahorrarme treinta libras, prefiero ahorrármelas. -y, un momento después, entendió lo que había querido decir ella con lo de la flexibilidad- ¡Ah, eso! Sí, sí; es una maldita chaquetera. Creo que cambiaría de dueño sin pestañear.

Cuando intentó corregir a Brunette con lo del Priori Incantatem (donde "intentar" era la palabra clave, puesto que Robin apenas había prestado atención en clase aquel día y no tenía ni idea de si lo que estaba diciendo tenía sentido o no), ella pareció ofenderse, y le respondió con malos modos. Confuso, Robin tardó un momento en reaccionar, mientras se preguntaba qué era lo que la había molestado; pero luego creyó entenderlo. Claro, ella era una chica lista y estudiosa, y seguramente el que un zopenco como él se atreviese a corregirla le parecería completamente fuera de lugar. El chico parpadeó y rumió esto durante unos dos segundos, y resultó que le tocó la fibra sensible. Y no estaba teniendo el mejor de los días como para que le tocaran la fibra sensible.

- Bueno, pues como quieras, señorita "Soy una buena estudiante y saco buenas notas y no hay forma humana de que un inútil como Rovensky pueda acordarse de algo mejor que yo" -estalló, igualmente malhumorado- . Por supuesto, seguro que es Incantatem y que el tonto de Robin se quedó dormido a mitad de la lección y por eso solo escuchó la mitad de la frase. Pues nada, ve a que te lo explique tu querida Weasley, o a leerlo en algún libro pesado y polvoriento; será lo mejor. -bufó. Se acercó a ella, extendió la mano y le mostró la palma- Mi varita -exigió.
avatar
Robin Rovensky
#Gryffindor
#Gryffindor

Lechuzas :

262


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: And Then There Was Ink, Robin Rovensky & Brunette Moreau

Mensaje por Brunette Moreau el 10th Abril 2015, 4:03 pm

-Pues puede que sea por eso, porque parece más ravenclaw que gryffindor-Supuso la chica. Aún así, ella personalmente no la encontraba insoportable. Seguro que la gente le tenía envidia y por eso siempre estaban en su contra. Era algo bastante triste, que a los tuyos les cayeras mal.

Pero volviendo a cambiar el tema, el chico dijo que no entendía. Y Brunette llegó a la conclusión que el problema de la comunicación era que ella no se explicaba demasiado bien, para no decir nada.-Vamos a ver... lo que no entiendo es el proceso que sigue esta escuela para elegir a los alumnos que asistirán al nuevo curso, porque por lo que tengo entendido tienes que tener la suerte para que la carta llegue a tu casa. Entonces ¿Cómo hacen para elegir quien irá y quien no?-Así lo tenía que entender, si o si-Y respecto a lo que tu has dicho de las casas quería decir que las personas tenemos muchas cualidades y no solo la que define nuestra casa, es decir, una persona puede ser muy valiente pero inteligente a la vez ¿Me sigues? Entonces, podría caer en Ravenclaw o Gryffindor, en los dos lados. Yo creo que es aquí donde cuando deciden ponerte en una u otra casa es depende de donde les vaya mejor-Completó-¿Ahora mejor?-Le preguntó refiriéndose si ahora lo había entendido.

-Robin, eso es asqueroso. Asqueroso y altamente infeccioso. Es una cosa privada que ni se te pasa por la cabeza hacer. Almenos a la mayoría de la gente-Almenos en Francia. ¿a quién se le ocurría?. Y después habló de ser un fantasma-Bueno, sería divertido, almenos durante una semana-Opinó la chica-Pero pasarte toda la enternidad, ser inmortal.. No sé si podría soportarlo. Ver morir a los tuyos, a toda la gente que conoces.. terminaría por no conocer a nadie porque así no me dolería al verlos morir ¿no crees? terminaríamos locos. Pero por lo que se ve los fantasmas del castillo estan bastante bien. Bueno no todos.. ¿Cómo puede la dama gris convivir día a día con el mismo hombre que la mató? Yo almenos no podría..- Por suerte, cuando ella muriera-que esperemos que sea de aquí mucho, mucho, mucho, mucho, mucho, mucho, tiempo- si tuviera elección, no se convertiría en fantasma. Iría hacia la luz o la cosa esa cuando morías que la gente decía que existía, aunque Brunette no sabía si creerlo o no. Además, que tal vez se encarnaba con alguna persona más rica o famosa, o incluso algún animal como un pez en medio del océano donde nadie lo pescaría ni se lo comería.
Asintió con la cabeza cuando el chico habló sobre lo de ahorrar el dinero, no tenía nada más que decir de eso. Y luego soltó una pequeña risa por lo de la varita chaquetera de Robin.

Pero luego, lo que empezó siendo un intento de hechizo, terminó siendo un enfado. El chico empezó a atacarla por ¿Porqué le estaba diciendo todo eso? Por que sí, la verdad. Se había picado por algo, supongo por lo que le había dicho Brunette. Pero tampoco era para eso. Le molestó que hiciera el gesto; ella no era retrasada. Vale, tampoco la chica más lista del mundo, pero ella no había hecho ninguna cara ni se había puesto la mano en la frente cuando no le había salido el hechizo. Y solo le estaba pidiendo eso, un poco de respeto. Quien tiene boca se equivoca y quien tiene nariz, se moca. Bueno, esta ultima frase en su idioma tenía sentido. Pero lo más fuerte fue cuando el chico empezó a montarse la película, que si Brunette no se qué, que si él era tonto.. La chica cogió aire y sin alzar demasiado la voz, manteniendo un tono neutral, ni muy fuerte ni enfadada ni muy bajo ni triste, ni nada, completamente normal, empezó-Una, que yo sepa nunca me he autodenominado buena estudiante y he dicho que saque buenas notas, que me guste historia de la magia no es equivalente a que saque dieces a todas las asignaturas, ni a la misma de historia.-Dijo-Dos, tampoco he dicho que crea que seas inútil ni tonto ni que no tuvieras razón-continuó-Y tres, te recuerdo que el único que piensa así eres tu mismo-Y dicho esto, se cruzó de brazos. Enfadada no estaba, molesta, un rato.

-Tóma tu varita-Le dio la varita del chico. Tampoco era momento de decirle que se jodiera y se quedara sin varita. Y dicho esto, no supo que hacer,así que optó por levantarse, colocarse bien su túnica y decirle-Si me disculpas, voy a cenar-. No tenía ganas de pelearse ni de verle más la cara. Le hacía pena tener que terminar así el día, porque el chico era la mar de entretenido, pero no podía hacer otra cosa. No podía quedarse allí como una tonta a esperar que al chico se le bajaran los humos. No podía y no debía.


avatar
Brunette Moreau
#Slytherin
#Slytherin

Lechuzas :

244


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: And Then There Was Ink, Robin Rovensky & Brunette Moreau

Mensaje por Robin Rovensky el 10th Abril 2015, 6:11 pm

Brunette le explicó de nuevo lo que había querido decir. Ahora sí, Robin la entendió; aunque seguía sin saber qué tenía aquello que ver con lo que habían estado dscutiendo.

- No sé qué quieres decir. Hogwarts manda cartas a todos los magos de Reino Unido e Irlanda, o eso tengo entendido. No hay elección previa... o al menos nunca he escuchado que la haya. ¿O es que sigo sin entenderte, y te refieres a otra cosa? -y, respecto a lo del Sombrero Seleccionador, seguía sin estar de acuerdo; pero no quiso discutir más- Sí, bueno, vale. Creo que en el fondo pensamos más o menos lo mismo.

Se rió por lo bajo cuando ella se escandalizó por lo del cepillo de dientes. A él ni le daba tanto asco ni entendía por qué se lo daba a ella; podía entender que no fuera lo más higiénico del mundo, pero, a su parecer, había cosas mucho peores.

- Ya será menos -comentó- , tanto lo del cepillo como lo de ser un fantasma. Es verdad que los fantasmas del castillo están un poco locos, pero tienen toda la pinta de que ya lo estaban antes de morirse... y tampoco parecen especialmente disgustados porque la gente a su alrededor envejezca y muera, no sé. Supongo que cuando tú mismo ya estás muerto te da todo un poco igual.

Y empezó el drama. En lugar de calmarse y discutir aquello como personas civilizadas, ni Brunette ni Robin quisieron dignarse a intentar ponerse en el lugar del otro. Brunette contestó al estallido de Robin cogiendo aire y aclarando, en voz muy neutra, una serie de cosas; y después cruzándose de brazos, molesta. Robin, que en el fondo sabía que se había pasado un poco, pero que se dejaría matar antes de admitirlo, despreció sus palabras con un gesto condescendiente.

- Sí, sí, lo que tú digas -bufó, y, agitando la mano, repitió- . Dame mi maldita varita.

La chica se la devolvió; Robin, en lugar de tomarla pacíficamente, casi se la arrancó de la mano, y se la guardó en un bolsillo con gesto airado. Entonces, ella se levantó, se arregló un poco, y anunció que se marchaba a cenar.

- Lo que veas -barbotó él, dándose la vuelta. En realidad, se sentía como un idiota; y acabar así la conversación, después de que la chica había tenido la decencia de pararse a preguntarle qué le pasaba y quedarse a escucharlo, no le parecía en absoluto satisfactorio. Pero en aquel momento se sentía herido, y ofendido, y desafiado, y estúpido, y de ninguna manera podía echarse atrás y reconocer que quizás se equivocaba en algunas cosas- . Adiós. Buenas noches.

Echó a andar por el pasillo en dirección opuesta a la que llevaba al Gran Comedor; no tenía ni la más mínima intención de bajar a cenar aquella noche. En general, aquel había sido un día espantoso, y no pensaba que un bol de puré de calabaza fuese a mejorarlo. Al contrario, lo más razonable que se le ocurría en aquel momento era volver a su cuarto y emular los más tempranos ejemplos de técnicas de resolución de problemas que había presenciado: sacar la petaca que tenía escondida debajo del colchón, y beber hasta que no se acordara de nada de lo que había ocurrido ese día.
avatar
Robin Rovensky
#Gryffindor
#Gryffindor

Lechuzas :

262


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: And Then There Was Ink, Robin Rovensky & Brunette Moreau

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.