Novedades
Clases de Hogwarts
Oclumencia [Inscripciones] Vuelo [Abierta]Vuelo [Inscripciones] Astronomía [Abierta]Pociones II [Inscripciones] Clase [Estado]Astronomía [Inscripciones] Clase [Estado]Clase [Estado] Clase [Estado]Clase [Estado] Clase [Estado]
Censo del Foro
09
06
10
10
01
13
00
29
20
Novedades
21/01
Apertura del Foro! Hay Personajes Canon disponibles. Recuerda que puedes pedir cualquier apellido Canon de la saga.
30/01
Nueva entrega de 'El Profeta' y 'Corazón de Bruja'. Se han abierto los eventos y mini-tramas. No olvides pedir tus banderines.
28/02
Trama Global #1: 'Día de San Valentín'. Finalizada!
15/03
Awards de Marzo: Abiertos! Nuevas ediciones del Profeta y Corazón de Bruja. Nuevos Eventos Abiertos.
29/03
Mini-Trama 'Una mano a la comunidad' Finalazada, gracias por participar!.
02/04
La Mini-Trama 'De vuelta a la normalidad' continua, !ah comenzado un ataque en Hogsmeade!
Playlist
Puntos y Premios
Puntos de las Casas
Gryffindor: 20200
Hufflepuff: 6350
Ravenclaw: 21200
Slytherin: 16620
Jefes de las Casas
APELLIDO, Nombre
[Gryffindor]
APELLIDO, Nombre
[Hufflepuff]
DELACOUR, Gabrielle
[Ravenclaw]
APELLIDO, Nombre
[Slytherin]
Menciones Especiales
WEASLEY, Dominique
[PJ. Femenino]
ROVENSKY, Robin
[PJ. Masculino]
POTTER, James
[PJ. Destacado]
WEASLEY, Rose
[Mejor User]
WEASLEY, Rose
[Mejor Roler]
LONGBOTTOM, Alice
[Mas Popular]
ROVENSKY, Robin
[Mas Travieso]
MALFOY, Scorpius
[Mas Malvado]
FINNIGAN, Fiorella
[Mejor Jugador]
Guía de Usuarios
Tumblr
Facebook
Últimos temas
» Cierre del Foro
31st Mayo 2015, 7:27 am por Robin Rovensky

»  •Mini-trama: ¡Comida que no corre, vuela!
30th Mayo 2015, 7:46 am por Harlem Sonke

» El precio de la libertad [Robin]
30th Mayo 2015, 7:31 am por Robin Rovensky

» Cuidado con el ¿gato? // Brunette Moreau
16th Mayo 2015, 12:35 pm por Brunette Moreau

» Manos a la obra » Heeni A.
14th Mayo 2015, 2:07 am por Rose M. Weasley

» ciudad silenciosa, elite
13th Mayo 2015, 4:31 pm por Invitado

» Tokio University *Af. Normal*
13th Mayo 2015, 7:01 am por Invitado

» How long it's been? // Joanna Miller
12th Mayo 2015, 10:56 pm por Richard V. Malloy

» Fiendfyre | Afiliación Normal (Cambio de Botón).
11th Mayo 2015, 2:19 pm por Cunning

Hermanos
Directorios
Elite [55/55] {CERRADO} Última Limpieza 07/04

El precio de la libertad [Robin]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El precio de la libertad [Robin]

Mensaje por Brunette Moreau el 18th Abril 2015, 6:45 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Miró su reloj y este marcaba las seis menos diez de la tarde. Brunette no era una chica muy puntual, tampoco era impuntual, pero siempre llegaba a los sitios a una hora muy justa. También había que decir que era una persona más nocturna que diurna, por lo que el porcentaje de llegar tarde en algún sitio era más alto en las primeras horas de la mañana que más tarde. Eso si, siempre llevaba un reloj consigo misma y si no llevaba reloj, llevaba el móbil o el ipad o algún aparato que indicara la hora que era. En Hogwarts las opciones de saber la hora que era quedaban reducidas a solo una; el reloj. Llevaba aquel reloj desde que tenia uso de consciencia. Se acrodaba que se lo había regalado su tía por su décimo cumpleaños y todavía le servía. Respecto el diseño, era todo de color blanco, así que nunca pasaba de moda.

Dejando el reloj a un lado, empezó a correr hacia la galería de armaduras. Esa misma mañana Robin le había enviado una carta diciendo que se encontraran allí. Brunette lo estuvo buscando con la mirada para poder decirle que si, que asistiría. Pero el caso es que entre tanta cabeza de alumno no pudo llegar a visualizarlo y terminó por no decirle nada. Hacía algo más de ¿dos semanas? que no veía al chico, desde la última vez que se enfadaron. La cosa ahora estaba en que Brunette ni se acordaba de porqué se habían enfadado y de hecho, no estaba enfadada.

Ya dominaba bastante el mapa de Hogwarts y no le fue difícil encontrar el lugar indicado. La galería de armaduras era un lugar enorme, lleno de enormes armaduras (eso era bastante obvio) de distintas épocas, tipos y clases. Brunette entró en la sala, la cual parecía que estaba vacía porque no se escuchaba nada. De hecho, si se escuchaba algo; los pasos de la slytherin al caminar. Pero aparte de eso, nada más. Decidió por ponerse de puntillas y caminar así. No quería hacer ruido y no porque estuviera haciendo algo malo, si no simplemente el hecho de solo escuchar sus propios pasos le ponía la piel de gallina.

Finalmente, cuando se indensó un poco más en la sala pregunto por el muchacho para saber si se encontraba allí. No parecía haber rastro del chico-¿Robin?-Esperaba que no fuera una broma o algo así para meterse con ella, porque si lo que quería era hacerle miedo, lo estaba consiguiendo. La galería de armaduras no era el lugar más soleado y transitado de Hogwarts, que digamos. ¿Porqué allí y no, en el gran comedor? A saber.


Última edición por Brunette Moreau el 10th Mayo 2015, 6:25 am, editado 1 vez


avatar
Brunette Moreau
#Slytherin
#Slytherin

Lechuzas :

244


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo


Re: El precio de la libertad [Robin]

Mensaje por Brunette Moreau el 16th Mayo 2015, 11:33 am

Asintió, si que estaba segura.-Porqué vivir sin normas es una utopía, así que llegará el día en que tengas que seguir alguna quieras o no y no podrás hacer lo que quieras cuando quieras -Y básicamente porque así funcionaba el mundo.-O acabaras muerto o peor aún, en Azkaban-Añadió a su comentario. Era lo más lógico en cuanto vivías en algún lugar, si te decían que tenías que irte a la casa Gryffindor tenías que hacerlo, porque si no querías, te vas a otro lugar ya que esas eran las normas de allí. ¿La psicóloga? Ir al psicólogo a veces era bueno y a veces malo. Tenía entendido que las personas iban allí o para tener a alguien con quien hablar y contar sus penas o cuando ya era un problema serio-Bla bla bla, creo que la psicóloga perdió el tiempo contigo-Dijo la chica bromeando, aunque todo lo que Robin iba soltando hacía dar cuenta a Brunette que no todo en su vida iba bien, o almenos parecía.

-Oh dios, seguro que a los muggles les gustaría.-Aquella serie ¿era una serie? Bueno, si, podríamos llamarlo así. El caso es que era bastante popular entre los muggles, pero a pesar de que mucha gente le decía que tenía que verla, Brunette se negaba siempre. No por nada, pero es que no veía casi la televisión y lo poco que veía eran las noticicas. Solo sabía que el programa trataba de unas personas encerradas en una casa durante un mes y tenían que convivir entre ellas.-No.. pero creo que se notarían bastante-Comentó la chica. Las cámaras eran algo.. ¿modernas? en el mundo mágico como para pasar desapercivido-Pero uh, tenemos que estar atentos por si vemos algíun punto rojo sospechoso-Siguió con la broma.

Respecto con la armadura, la cosa se ponía algo difícil. Brunette empezó a correr lo más rápido que pudo para que esta cambiase de vícitma, lo que consiguió gracias a Robin. Almenos la armadura no corría demasiado y era bastante lenta, así que no supuso ningún problema. Su víctima ahora era Robin, que estaba distrayéndole con las bolas que habían usado antes para los malabares. Brunette se calmó; ya lo tenían todo solucionado. Solo faltaba coger la varita y decir el hechizo que ya se habría terminado todo aquel jaleo. Puso la mano en su bolsillo, donde siempre llevaba la varita y... no estaba. Cambió de bolsillo al de al lado y tampoco estaba.-Oh..oh..-Dijo con un hilo de voz. No tenía ni idea donde podría estar. Y mientras pensaba que hacer, la armadura se dirigía al chico.-La varita.. ¡no la tengo!-Gritó desesperada. Ahora si que Robin tenía que correr.


avatar
Brunette Moreau
#Slytherin
#Slytherin

Lechuzas :

244


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: El precio de la libertad [Robin]

Mensaje por Robin Rovensky el 16th Mayo 2015, 4:45 pm

- Entonces -resumió Robin- , ¿lo que me estás diciendo es que como en el futuro no podré hacer lo que me dé la gana, ahora que puedo tampoco debería hacer lo que quiera? -frunció el ceño cuando ella mencionó Azkaban; no era un lugar en el que le gustaría acabar. Y, cuando le dijo que la psicóloga había perdido el tiempo con él, lo arrugó aún más, y se mordió el labio inferior- Ya, tienes razón. Hasta ella lo pensaba.

Brunette dijo entonces que seguro que a los muggles les gustaría lo del Gran Hermano de los magos; Robin imaginó que se refería a aquella serie de televisión tan anticuada que todavía seguía emitiéndose. Él había querido decir otra cosa, pero no era mentira que una serie que grabase a una sociedad sin que esta tuviese ni idea de que estaba siendo vigilada podía ser un gran éxito en la caja tonta. Sin embargo, suponía que el gobierno muggle tenía cosas mejores en las que invertir el presupuesto de Defensa.

- Me refería más a un Gran Hermano de estilo policial, pero mientras la cuestión sea que nos vigilan y que no lo sabemos, todo nos vale -contestó, con una risilla- . Y no tienen que ser cámaras con aspecto de cámaras y puntos rojos; con la tecnología que hay hoy en día, podrían ser cualquier cosa. Podrían estar en los ojos de las gárgolas y en el interior de las recordadoras... y tras las viseras de esos yelmos. -añadió, dirigiendo una mirada desconfiada a su alrededor.

Con lo que tenían un problema, sin embargo, no era tanto con la posible o no posible vigilancia del gobierno muggle, sino con la maldita armadura que habían animado solo para que se reconstruyese, y que había parecido no encontrar esto nada gracioso y ahora quería rebanarlos en dos. Brunette, aprovechando que Robin la estaba distrayendo, se colocó al otro lado, y buscó su varita con la intención de terminar el hechizo y arreglar el problema. Robin estaba a punto de respirar tranquilo, cuando escuchó a la chica gritar que no encontraba su varita.

- ¿Que no la tienes?, ¿cómo que no la tienes? -exclamó, alarmado, mientras la armadura seguía avanzando hacia él con la rapidez de un zombie sin piernas, pero la actitud de un tanque que se dispone a demoler las líneas enemigas. Dio otro par de pasos hacia atrás, preguntándose qué hacer; y la respuesta le resultó evidente. Sacó su propia varita y apuntó a la coraza- ¡Finite Incantatem! -trató de conjurar, pero la varita solo chisporroteó un poco, y no hizo nada; y la armadura siguió avanzando sin que nada la molestara. Una vez más de tantas, Robin sacudió su varita con frustración- ¡Arrrgh, Merlín! ¡Soy una porquería de mago!

¿Qué hacer ahora? Bueno, lo único que Brunette necesitaba era una varita, y él tenía una en la mano, así que de nuevo la respuesta parecía obvia. El problema era que la chica estaba al otro lado del pasillo, y entre ellos se interponía una armadura viviente blandiendo una espada. Robin parpadeó, cogió aire, y echó a correr hacia ella; en circunstancias normales bajo ningún concepto se le habría ocurrido lanzarse contra alguien con una espada entre las manos, pero aquel montón de metal era lo suficientemente lento como para que la maniobra no pareciese completamente suicida. En efecto, consiguió abalanzarse sobre el caballero antes de que este tuviese tiempo para asestarle un golpe; pero, como pesaba mucho más que él, el impacto no fue suficiente siquiera para hacer que se tambaleara, mucho menos para tumbarlo. Al contrario, Robin consiguió agarrarla y subirse a ella, mientras la armadura hacía esfuerzos por lanzarlo al suelo y quitárselo de encima.

- ¡Brunette! -gritó el chico, desde esa precaria posición, y arrojó su propia varita hacia la muchacha, haciendo uso de la puntería que le había permitido entrar en el equipo de quidditch- ¡Cógela!
avatar
Robin Rovensky
#Gryffindor
#Gryffindor

Lechuzas :

262


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: El precio de la libertad [Robin]

Mensaje por Brunette Moreau el 17th Mayo 2015, 10:49 am

-Eeh, si, más o menos. Para no darte contra la pared luego-Aclaró el resumen del chico. Lo de "darse contra la pared" era, obviamente, una metáfora. Y es que para hacer cualquier cosa tenías que acatar unas normas. Por ejemplo, los semáforos muggles eran normas, aunque nadie pensara en ello. O, no sé, si quería ganar dinero tendría que trabajar ¿no? Y para trabajar no podía hacer lo que le diera la gana, porque si no se iría de patitas en la calle.

El chico le aclaró que no se refería a la serie de televisión llamada gran hermano si no a algo así como una investigación policial.-Eso da todavía más miedo-Contestó la chica a lo último que dijo el chico. Era cierto que Brunette sabía bastantes cosas del mundo muggle, porque ella vivía en una ciudad muggle aunque había cosas que se le pasaban por alto, como eso de las cámaras. Pero ahora que lo pensaba, si hasta cada móbil de cada persona tenia cámaras para grabar, una cámara en un yelmo no era para nada algo demasiado raro ni difícil de conseguir hacer.

No, no la tenía.. y no sabía donde estaba. Hacía menos de cinco minutos hechizó la armadura con su varita y ahora había desaparecido-¡N-no sé!-Decía la chica aún alarmada, buscando por sus bolsillos y su alrededor. Pero no había manera. Aquello estaba siendo bastante problematico y pensar que todo había sido por la pelota que la chica había mal lanzado. Se sentía un poco culpable.
Mientras, el chico seguía intentando deshacerse de la armadura. Lanzó un hechizo pero no le funcionó-¡Vuelve a probarlo!-Le dijo la chica, era lo único que podían hacer. Pero el chico no lo volvió a intentar, porque según él era mal mago, si no que hizo una cosa aún más loca de lo que esperaba. En otra situación Brunette le habría dicho que estaba loco y  que bajara ahora mismo. Pero no tenía tiempo para eso, ahora tenía que cojer la varita al aire y lanzar el hechizo antes de que fuera demasiado tarde y su compañero terminara aplastado entre el suelo y el metal.

La Slytherin consiguió coger la varita al aire gracias al pase del chico, porque a penas ella se había movido de su posición inicial-¡La tengo!-Le avisó al muchacho y rápidamente se puso en posición para lanzar el hechizo con todas sus fuerzas-¡Stupefacto!-Conjuró.

Off:
Me he equivocado de dado así que haz  que Brunette acierta o falla,lo dejo en tus manos  muajaja


Última edición por Brunette Moreau el 17th Mayo 2015, 10:51 am, editado 2 veces


avatar
Brunette Moreau
#Slytherin
#Slytherin

Lechuzas :

244


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: El precio de la libertad [Robin]

Mensaje por Harlem Sonke el 17th Mayo 2015, 10:49 am

El miembro 'Brunette Moreau' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Ataque Mágico' :

Resultados :
avatar
Harlem Sonke
#Colaborador
#Colaborador

Lechuzas :

731


Ingreso :

20/01/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: El precio de la libertad [Robin]

Mensaje por Robin Rovensky el 17th Mayo 2015, 1:33 pm

(OFF: Nah, ese dado nos sirve igual. Ha acertado al 25% xD.)

- Oh, wow -contestó Robin, que se estaba divirtiendo bastante con aquella conversación- . Pero, si hago lo que me dices, no solo estaré jodido en el futuro, sino que estaré jodido toda mi vida: primero por decisión propia, y luego porque no me queda más remedio. ¿Cómo exactamente es eso un buen plan?

Brunette le dijo entonces que lo del Gran Hermano policial daba aún más miedo, y Robin no pudo sino encogerse de hombros y darle la razón. Por supuesto, no creía realmente que eso estuviese pasando (en el mundo mágico, al menos; en el mundo muggle, la vigilancia tecnológica ya era otro cantar), pero no era del todo imposible; y era una idea que esperaba que el Ministerio hubiese tenido en cuenta, ahora que los muggles les habían declarado la guerra. Por desgracia para Robin, en su opinión el Ministerio apenas había dado pruebas más que de imbecilidad, y cada vez estaba menos seguro de que aquello pudiese terminar bien para alguno de los dos bandos. Pero ese no era el momento para pensar en ello.

En medio del alboroto de la armadura, el consejo de la chica de que volviese a intentarlo no llegó a tiempo de evitar que Robin emprendiese su estúpida maniobra; y, en cualquier caso, el chico estaba tan convencido de que era un inútil que por virtud de una profecía autocumplida era muy poco probable que hubiese conseguido conjurar el hechizo correctamente, aunque lo hubiera vuelto a probar. Por suerte, Brunette atrapó la varita en el aire, e inmediatamente invocó un conjuro aturdidor.

- ¡Ay! -exclamó Robin, cuando una serie de chispazos rojos salieron de la varita y los envolvieron a la armadura y a él- ¡Ten cuidado!

De todas maneras, la culpa probablemente no era de Brunette; la varita de Robin no era precisamente una a la que le costase cambiar de dueño, pero el primer intento de conjurar con una varita ajena casi nunca salía demasiado bien. El hechizo solo funcionó a medias; la armadura se vio un poco afectada, y comenzó a moverse más lenta y torpemente aún. Sin embargo, eso pareció enfurecerla, si era posible que un objeto en realidad inanimado adquiriese tanta personalidad como para enfurecerse al verse impedido; y dirigió sus movimientos a agarrar a Robin por el jersey, y a intentar quitárselo de encima a tirones. Robin se agarró a ella como pudo, pero estaba claro que solo era cuestión de tiempo antes de que acabara en el suelo. Para ganar unos instantes, tomó su túnica por una esquina y se la echó al yelmo por encima de la visera; no sabía si así cegaría al caballero, pero valía la pena probarlo.

- ¡Date prisa! -gritó a Brunette- ¡Cancela el hechizo! ¡No te preocupes por la varita, te hará caso!
avatar
Robin Rovensky
#Gryffindor
#Gryffindor

Lechuzas :

262


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: El precio de la libertad [Robin]

Mensaje por Brunette Moreau el 21st Mayo 2015, 1:44 pm

-Pero toda acción tiene sus consequencias ¿no? Entonces si te portas mal estarás más jodido aún, porque te castigarán de algun modo u otro ¿o no?-Comentó la Slytherin. Estaba claro que si seguía las normas se saltaría algunas cosas de su agrado, pero saltarselas también tenía sus consequencias y eran más desagradables que seguir las normas, por eso existían los castigos.

Y obivamente, la varita solo hizo que tirar unas chispas y para la armadura no significó nada-¡Lo siento! ¡Hago lo que puedo!-Dijo la chica. Pero unos instantes después, la pieza de metal se enfadó más aún y cogió a Robin por su jersey. En esos momentos solo estaba pensando en el desastre que había causado y en que tenía que pararlo cuanto antes. Con solo imaginarse la cara de McGonagall viendo eso y sabiendo que la causante había sido ella, le entraban escalofríos. Así que tenían que terminar todo aquello lo más rápido posible para que así ni McGonagall ni la gata aquella ni nadie se enterara de lo que había ocurrido dentro. Y claro, pararle los pies a la armadura antes de que Robin saliera herido. Sería una tarea difícil, muy difícil.  

-¡Voy!-Se puso en posición para lanzar otra vez; las cosas se veían casi imposibles, no era tan facil lanzar con la varita de otro mago y menos cuando a penas hacía segundos que la habías cogido. Asi que respiró profundamente y -¡Stu..!-No terminó la palabra cuando vio un palo en medio del suelo, donde había estado antes Brunette y se había caído.-¡Accio Varita!-Dijo rápidamente, pero su varita a penas se movio de su sitio-¡Accio Varita!-Gritó más fuerte y esta vez se acercó un poco más, pero al ver que no iba a terminar nunca así, fue corriendo a buscarla, mientras el gigante de metal intentaba quitarse la tunica de la cara. Y fue al segundo de haber cogido su varita, que lanzó el hechizo-¡Stupefacto!-Conjuró. Cuando el hechizo llegó hasta la armadura, esta se puso firme y soltó al muchacho, que cayó en el suelo. Brunette soltó un suspiro al ver que su hechizo había resultado efectivo. Aquello había durado unos minutos, pero habían sido intensos. Y si, estaba algo cansada, puede que del susto o del estrés del momento, porque moverse, no se había movido mucho. Optó por sentarse en el suelo a esperar que su respiración volvía a la normalidad. No estaba acostumbrada a tener que lidiar con esas cosas y un buen susto se había llevado.

Pero no parecía haber terminado todo aquello, porque la gran estatua de metal ahora se tambaleaba de un lado hacia otro y en cualquier momento caería; o puede que no.


avatar
Brunette Moreau
#Slytherin
#Slytherin

Lechuzas :

244


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: El precio de la libertad [Robin]

Mensaje por Robin Rovensky el 22nd Mayo 2015, 3:24 pm

- Entonces, en tu visión del universo... si seguimos las normas estamos jodidos, y si no las seguimos estamos aún más jodidos, así que ¿no nos queda más remedio que fastidiarnos, da igual lo que hagamos? -señaló Robin, aguantándose una risilla maliciosa.

Brunette trató de lanzar otro hechizo para detener la armadura, pero no llegó ni a verbalizarlo por completo. Al contrario, se concentró en intentar recuperar su propia varita, tan poca era al parecer su fe en que lograría conjurar con una ajena. La varita de Robin le pagó con la misma moneda, y apenas le hizo caso; y la chica tuvo que ir a buscar su varita a mano, mientras Robin luchaba a brazo partido con aquel furioso caballero.

- ¡Date prisa! -barbotó el chico, pues la armadura, por muy lenta que fuera, tenía más fuerza que él; y estaba dirigiendo de nuevo una de sus manos a la espada, como si se le hubiera ocurrido que la mejor forma de quitarse a aquel molesto polizón de encima era a mandoblazos.

Brunette llegó por fin hasta su varita, y medio segundo después lanzó el hechizo a la perfección. La armadura se quedó tiesa como una estatua; Robin, viéndose repentinamente libre, no reaccionó a tiempo y cayó hacia delante con su propio impulso. Se precipitó contra el suelo de cabeza, pero por suerte no desde tanta altura como para hacerse daño.

- Ouch -exclamó, no obstante, haciéndose un ovillo momentáneamente, y poniéndose en pie de un salto un instante después, tras recordar que seguía a la sombra de una muy pesada armadura metálica que podía caer al suelo en cualquier momento- . Eh, bien hecho -dijo a Brunette, antes de mirar en su dirección y descubrir que la chica se había sentado en el suelo con la respiración alterada. Robin echó otra ojeada a la armadura, que se balanceaba peligrosamente; si se caía, armaría un gran escándalo, y entonces podrían estar seguros de que les pillarían con las manos en la masa. Era urgente largarse de allí cuanto antes, así que se acercó rápidamente a Brunette- . Tenemos que irnos de aquí antes de que nos atrapen -anunció, y después frunció el ceño- . Oye, ¿estás bien?
avatar
Robin Rovensky
#Gryffindor
#Gryffindor

Lechuzas :

262


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: El precio de la libertad [Robin]

Mensaje por Brunette Moreau el 23rd Mayo 2015, 6:20 pm

La muchacha asintió con la cabeza.-Sería algo así-Afirmó a lo el chico había dicho.-Solo que de una forma te fastidias un poco menos-Le comenta. Y es que en esos tiempos o comías o te comían. Así que de alguna manera u otra todos terminarían obedeciendo a alguien para sobrevivir en aquel mundo, a no ser que fueran las personas que eran obedecidas, pero eso era más difícil e improbable de que fuera a suceder. Basicamente porque habían pocas opciones de llegar a ser una persona con un cargo mínimamente valioso; además que el enchufe era parte importante, lamentablemente.

Pero dejando de lado la comida mental que Brunette se estaba haciendo, -dejando aparte de que un mundo sin normas no podría llegar a ser posible- volvió a su estado real; conseguir parar aquella armadura. Y lo hizo. Bueno, más o menos. Pero la armadura estaba peor de lo que había estado en un principio y la chica lamentó haber hecho todo aquello. Tragó saliva al pensar lo que podría suceder de todo aquello y cuando el chico le dijo que se tenían que ir, Brunette se levanto-Vamos-Dijo. Y respondió a la siguiente pregunta-Si, si-Y caminaron hasta la salida de la sala y cuando llegaron allí siguieron caminando a un paso ligero por los pasillos del castillo por si acaso.

Brunette seguía con la varita de Robin en la mano, pero ni se acordaba de que la tenía.-Solo lo hemos empeorado más de lo que ya estaba-Suspiró. O talvez "he" habría quedado mejor que "hemos", porque lo había hecho Brunette solita.-¿Crees que sabrán que hemos sido nosotros?-Le pregunta al muchacho-¿Y si se lo decimos a McGonagall? Decimos que estabamos practicando hechizos y sin querer le dí a la armadura, o algo así..-Intentaba buscar alguna excusa para decir la verdad a la directora.-No quiero que  quiten más puntos a mi casa y menos por mi culpa-La chica seguía insistiendo. Ella era una buena estudiante y no podía perder la reputación que tanto le había costado ganar. Parecer una mosquita muerta no era tan pan comido. Que no era mala tampoco, pero bueno. -Tu mandas, que por algo eres el experto-Dijo por último sin ánimo de ofender. Para Robin aquello era más un halago ¿no? Y seguro que tenía más técnica en escabullirse de los problemas, aunque si todo el colegio sabía que siempre estaba metido en problemas tampoco sería tan buen esquivador de éstos. Pero bueno, seguro que él sabría más del tema y sabría lo mejor que hacer en esos momentos.


avatar
Brunette Moreau
#Slytherin
#Slytherin

Lechuzas :

244


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: El precio de la libertad [Robin]

Mensaje por Robin Rovensky el 26th Mayo 2015, 12:04 pm

- Eso es muy deprimente, ¿no te parece? -comentó Robin, aunque sin que su expresión denotase que pensaba eso realmente- Y un poco derrotista: estás aceptando que las normas siempre las harán otros, y que tú siempre las seguirás y nunca intentarás salir de ahí ni te rebelarás contra ellos.

En cualquier caso, quizás hacía mal tratando de disgustarla aposta, porque la pobre chica ya parecía estar pasándolo suficientemente mal con todo lo de la armadura, que ahora se balanceaba como un armatoste a punto de caer. De todas maneras, se levantó rápidamente en cuanto Robin le indicó que tenían que largarse; y se puso en marcha con tanta celeridad que el chico tuvo que apresurarse para recoger sus tres bolas de malabares, que estaban desperdigadas por los alrededores, y seguirla antes de que lo dejara atrás. Salieron de la galería de armaduras a toda pastilla y se perdieron por los pasillos del castillo, alejándose cuanto pudieron del lugar del crimen.

- Oye, tienes mi varita todavía, ¿no? -cayó en la cuenta Robin al cabo de un momento, pero se tranquilizó enseguida al ver que Brunette llevaba una en cada mano- Por cierto, ya no puedes decir que nunca has intentado conjurar con una varita ajena. Aunque no sé por qué la muy estúpida no te ha hecho caso... se ve que solo es una chaquetera cuando le conviene.

Entonces Brunette empezó a lamentarse, diciendo que lo habían empeorado todo aún más; y sugirió que fuesen a decírselo a McGonagall. En cuanto escuchó eso, Robin se llevó las manos a la cabeza; y avanzando unos pasos se interpuso en el camino de su acompañante, como si temiera que si la dejaba seguir andando saldría corriendo al despacho de la directora.

- ¿Qué? ¡No! -exclamó, con toda la vehemencia de la que fue capaz- Ni se te ocurra. Si nos pillan, y esperemos que no lo hagan, entonces será el momento de ir a colarle a la directora el cuento de que estábamos practicando hechizos... aunque entonces nos castigarán por estar practicando hechizos donde no teníamos que practicarlos; no tengas mucha fe en la justicia de las hermosas normas de este colegio -bufó, con desagrado- . Si no quieres que quiten puntos a tu casa por tu culpa, entonces lo mejor que puedes hacer es mantener la boca cerrada, y hacer como que no sabes nada, y si te cuentan que han encontrado una armadura desencajada en la galería decir "ah, qué raro" y no hacer ningún otro comentario de ninguna clase. Aunque lo mismo se enteran igual de que hemos sido nosotros, porque no es muy difícil de averiguar... depende del ansia detectivesca con el que se haya levantado Filch. -suspiró, y por fin volvió a apartarse del camino de Brunette, y a colocarse de nuevo a su lado; y añadió, con una sonrisa- Pero haz caso a tu buen amigo Robin, el experto: lo mejor que podemos hacer ahora es estar lo más lejos posible cuando esa armadura se caiga y arme el gran escándalo. Como... en la torre de astronomía, o en el campo de quidditch... o en las islas Fiji.
avatar
Robin Rovensky
#Gryffindor
#Gryffindor

Lechuzas :

262


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: El precio de la libertad [Robin]

Mensaje por Brunette Moreau el 27th Mayo 2015, 2:19 pm

- A ver, Peter Pan-Empezó su discurso poniendo un mote al muchacho, sin intención de ofenderle ni nada por el estilo. Se parecía a ese personaje y eso era todo.-No estoy siendo derrotista ni negativa ni pesimista, estoy siendo realista. ¿Crees que con quince años vas a cambiar algo? ¿Crees que van a escuchar tu opinión? Puede que cuando tengas edad para voto te escuchen, pero mientras tanto no somos nadie. ¿Y porqué? Porque no tenemos dinero. El dinero mueve el mundo. Si tienes dinero, creas y deshaces normas como te convenga, si no tienes dinero te las apañas para cumplirlas. Así de fácil. El mandón y los mandados. Toda la historia ha sido así-Se creía una experta en la política, pero no lo era tanto en realidad.-Así que ya sabes, si quieres cambiar las normas, estudia-Le dijo-Te prometó que te votaré para ministro-Bromeó. Ni siquiera sabía si eso de votaba, nah, no se votaba.

No se había dado cuenta que seguía con las dos varitas hasta que el chico le avisó, entonces levantó sus dos manos para ver que varita tenía que darle al muchacho-Casi se me olvida-Le dijo ella.-Uh, es verdad-No había caído en aquello-O puede que no lo sea lo suficiente-Dijo después-O puede que yo tampoco sea muy flexible porque tengo a mi varita ¿Puede ser eso, no?-Le dijo al muchacho. Era lo más lógico que podía pensar ahora mismo, Brunette tenía a su varita y Robin a la suya, si Robin hubiera cogido la de la Slytherin hubiera pasado lo mismo.

Levantó los brazos a la altura de su cara.-Vaaale, vale, vale. Lo he pillado-
Soltó una pequeña risa con el "ah, que raro". Sabía que el chico no lo había hecho bromeando, pero imaginarse la situación ya le dio risa.-Pero si nos pillan, decimos que me has secuestrado. No quiero bajar mi reputación de buena Slytherin-Se había pasado con aquella broma un poco, así que lo arregló antes de que el chico pudiera decir nada, riendo-Es broma-.

-La opción más cercana, supongo que la tercera- Ironía.-¿Dónde está el barco?-Preguntó siguiendo con la broma. Y dejando atrás la broma, preguntó seriamente-¿Existen en realidad o te lo acabas de inventar?-
Siguieron caminando sin todavía saber donde dirigirse hasta que encontraron un cruce de pasillos. Para ir al campo de quiddicth o la torre de astronomía había que seguir recto, pero la chica cogió la manga de la túnica del muchacho, más o menos por el antebrazo y lo estiró levemente para indicarle que giraran-Por aquí-Dijo ella.-Te acompaño hasta tu sala común. Nunca he estado por aquella zona-Tener la sala común en una torre debía ser mucho más guay que en una mazmorra, donde a penas veían la luz del día-Siempre me he preguntado eso ¿Alguna vez alguien se ha metido en la sala común de otra casa?-Preguntó. No porque quería hacerlo ni nada de eso, si no que era de aquellas preguntas tontas, pero no tanto.


avatar
Brunette Moreau
#Slytherin
#Slytherin

Lechuzas :

244


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: El precio de la libertad [Robin]

Mensaje por Robin Rovensky el 27th Mayo 2015, 6:23 pm

Robin escuchó atentamente lo que Brunette decía sobre las normas y el valor del dinero y lo poco que importaba su opinión, y lo poco que probablemente seguiría importando en el futuro.

- Pues, en mi opinión, eso es una definición de libro de texto de "derrotista" -siguió burlándose de ella- . Las normas existen, no te gustan y no puedes cambiarlas; pues al diablo con ellas. ¿Que no somos ricos y nadie nos hace caso? ¡Bien!, en mi planteamiento, si un tío no te hace caso, coges un mechero y le quemas las barbas hasta que te lo haga; ya verás que no te ignora por mucho tiempo. Quizás acabes en la cárcel, pero... bueno, de alguna forma tendremos que aprovechar que somos menores de edad y no vivimos en la Edad Media. Las consecuencias pueden ser desagradables, pero ese es el precio de la libertad, ¿no crees? -se encogió de hombros, aguantándose la risa- ¿Me votarías para ministro? Claro, porque quieres que arruine a Gran Bretaña para que Francia tenga menos competencia, ¿verdad? -añadió, dándole un codazo cómplice.

Brunette le devolvió entonces su varita; Robin la tomó y la lanzó al aire un par de veces antes de guardársela de nuevo en el bolsillo.

- No sé muy bien cómo funciona lo de las varitas -admitió- . Sé que hay varitas más y menos flexibles que otras, pero no sé si hay personas más o menos flexibles que otras. Imagino que también, pero eso debe de ser un problema si un día se les rompe la varita, y necesitan acostumbrarse a otra.

Por suerte, la chica no insistió más en su temerario plan de ir a entregarse a la directora, y Robin respiró tranquilo... de momento. Aún había que ver qué haría cuando la dejara sola; había escuchado que había muchachas tan remilgadas que no soportaban por mucho tiempo la idea de haber hecho algo malo, y no tardaban en confesarlo para aligerar su conciencia. Pero eso eran, probablemente, exageraciones, y de cualquier manera Brunette no le parecía esa clase de persona. Y menos aún cuando sugería que fingiesen que él la había secuestrado para librarse de su parte de culpa.

- Si dices que te he secuestrado, yo contaré a todo el mundo que me citaste en la galería de armaduras e intentaste seducirme, te lo advierto -se mofó él a su vez. Pero nada más decirlo le pareció que había ido demasiado lejos; se sonrojó, y, al igual que ella, añadió rápidamente- . Yo también estoy bromeando.

Brunette le preguntó si acababa de inventarse las islas Fiji, posiblemente para seguir riéndose de él. Robin se aclaró la voz, y se defendió haciendo aún más tonterías: adoptó una pose de mayordomo estirado y se inclinó, señalando pomposamente en una dirección imaginaria.

- Al barco por aquí, medmuashel -destrozó horriblemente la palabra mademoiselle- . Zarpamos de inmediato para las islas Fiji, con escalas en Madagascar, Sri Lanka y Papúa-Nueva Guinea. Se espera clima político inestable y bastantes lluvias, y que Su Majestad la Reina de Inglaterra nos dé la bienvenida al desembarcar.

Pese a todo, no se montaron en este barco fantástico, y siguieron andando apresuradamente hasta que estuvieron tan lejos que les habría resultado imposible escuchar cómo se caía la armadura ni aunque a esta le hubiera dado por anunciarlo con un altavoz. Se pararon en un cruce, y consideraron por un momento dirigirse de verdad a la torre de astronomía o al campo de quidditch; pero entonces Brunette tiró de la manga de Robin, y le indicó que girara.

- Que si alguien se ha metido alguna vez en la sala común de otra casa... -musitó Robin, pensativo; no había sido su intención dirigirse a su sala común, pero siguió a la chica dócilmente- Seguro. Con la de años que tiene este castillo, no me extrañaría que muchos estudiantes lo hubiesen intentado -carraspeó ruidosamente; le faltaba decir "servidor" para completar esa frase- , y hasta que algunos lo hubiesen conseguido. De hecho...

Sacó su varita de nuevo del bolsillo, y se adelantó unos pasos. Sin esperar su aprobación, apuntó a la chica con ella.

- ¡Vestifors! -exclamó. Al contrario que la mayoría de lo que conjuraba, este hechizo le salió bien (lo que tenía sin duda que ver con que los conjuros que le interesaban sí los practicaba); y tras un instante el uniforme de Brunette comenzó a cambiar de color, y todo lo que era verde Slytherin se puso de inmediato rojo Gryffindor. Robin se llevó la mano al mentón y observó su trabajo con la actitud de un modisto exigente que da una ojeada crítica a sus modelos- No está mal, ¿no? Quizás sea mejor que te arregles un poco el peinado para parecer menos tú, y que si nos tropezamos con alguien que te conozca no se dé cuenta inmediatamente de quién eres. Pero lo mismo no conoces muchos Gryffindors... En cualquier caso -trató de ir al grano, y guardó de nuevo su varita y volvió al lado de Brunette- , ¿preparada para su incursión en la temible sala común de los gallardos leones, señorita?

Aquella era, sin duda, la idea más estúpida que había tenido en bastante tiempo (exceptuando quizás lo de incendiar las taquillas delante del conserje, y lo de insultar al guardabosques y gritarle a la directora a la cara). Pero, si ya estaban en problemas por lo de la armadura, ¿por qué no probarlo? Al fin y al cabo, ¿qué más podía ir mal?
avatar
Robin Rovensky
#Gryffindor
#Gryffindor

Lechuzas :

262


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: El precio de la libertad [Robin]

Mensaje por Brunette Moreau el 29th Mayo 2015, 7:33 pm

-No lo es, es como si dijera que Ravenclaw ganará la copa de quidditch, no estoy siendo derrotista, estoy diciendo la realidad ¿sabes?-Puso un ejemplo para que el chico lo entendiera, al menos ella lo entendía así. Robin hacía que las cosas fueran más fáciles de lo que parecían, las soluciones que daba eran inútiles, pero de alguna manera a él le servían. Brunette volvió a reírse, le hacía gracia practicamente todo lo que el muchacho decía.-Uhm, así que según tú, si nos quejamos de que tenemos demasiados deberes de encantamientos y nadie nos hace caso, vamos a McGonagall, le quemamos el pelo ¿y listo?-Resumió lo que había dicho el Gryffindor.
¿El precio de la libertad?¿La libertad se había que comprar?-El precio de la libertad, eh...-Aquél tema era bastante complicado. Había personas que creían que eramos libres y otras que no; La Slytherin apoyaba la segunda opción y se veía que el chico también, porque si no no hubiese dicho aquello-Está claro que si no hacemos nada al respecto y nos quedamos de brazos cruzados viendo como pasa la vida no vamos a conseguir cambiar nada, si "luchamos" por lo que queremos-Y dijo lo de luchar entre comillas-tenemos las mismas posibilidades de tanto conseguir nuestro propósito como irnos en la cárcel, aunque un poco de más posibilidades de la segunda opción-Supuso que a eso quería llegar el chico.-Veo que lo vas pillando, bien, Robin, bien-Siguió con la broma de ministro.

Y cambiaron de tema al de las varitas-Yo nunca lo he oído, pero estoy casi segura de que si que existe. Al igual que están aquellos magos que tienen una capacidad para hacer magia innata como a los que les cuesta más-Estaba claro. Como las personas que se les daba mejor los deportes o las mates o los idiomas.-Si, debe costar..-Añadió finalmente.

-Entonces ya veremos a quien creen -Dijo la chica. Estaba claro que la creerían antes a ella, pero solo estaba bromeando y Robin también. Otra sonrísa se le esbozó en la cara a Brunette. Había que ver todas las tonterías que hacía el muchacho, nosequé de la reina en la isla, decía ahora.

Bueno, estaba claro que lo habrían intentado alguna vez, pero Brunette preguntó por si conocía alguna historieta que se contaba por el castillo acerca de eso o algo así.

Pero entonces el muchacho le propuso hacer algo mejor. Sin previo aviso apuntó con la varita a Brunette y a ella no le dio tiempo para preguntarle que es lo que estaba haciendo, solo se tapó la cara para protegerse. Luego dejó ir sus manos y se dió cuenta que el chico le había cambiado el color del uniforme-¿Qué? ¿Te has vuelto loco?-En ningún momento ella había dicho que quisiera ir, pero típico; Brunette sugería la idea inocentemente y Robin la ponía en práctica. Se tocó el pelo cuando mencionó aquello-¿Una coleta servirá? No conozco a casi nadie-¿Pero que estaba diciendo? Si la pillaban estaría expulsada como mínimo. No valía la pena hacer aquello. Pero era tan tentador...-Uh, Robin, me llevas por mal camino-Comentó y luego respondió a la pregunta-No estoy segura.-Lo dijo sinceramente-¿Lo has intentado antes?-Le preguntó, aunque ya se lo habría dicho antes, cuando preguntó acerca de su alguien lo había intentado-Sinceramente hablando ¿Cuanto porcentaje tengo de no ser pillada?-Por que estaban en plena mañana y era probable de que en la sala común estuvieran varios estudiantes. Además de que puede que hubiera un hechizo que prohibiera a los demás alumnos de otras casas entrar.


avatar
Brunette Moreau
#Slytherin
#Slytherin

Lechuzas :

244


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: El precio de la libertad [Robin]

Mensaje por Robin Rovensky el 30th Mayo 2015, 7:31 am

- Bueno, sí... a veces la línea que separa el derrotismo del realismo es algo difusa -reconoció Robin, con un gesto de impotencia. Pero a continuación se imaginó prendiéndole fuego al tocado de McGonagall, y tuvo que hacer un esfuerzo para no reírse- . Ehm... esto, sí, si nos ponen demasiados deberes de encantamientos vamos y le quemamos el pelo a la directora metafóricamente. Quiero decir, también podemos hacerlo de verdad, pero tener demasiados deberes de una asignatura no parece razón suficiente para incendiarle la cabellera a nadie, ¿no crees? -divagó- De cualquier manera, seguro que así sí que nos hace caso. Y sí, a eso me refería con lo del precio de la libertad... lo cual, si lo piensas, es un poco irónico, porque hemos llegado a que en ocasiones el precio de la libertad puede ser ir a la cárcel.

Esa clase de ironías divertían mucho a Robin. Siguió pensando sobre ello por un momento, tanto que apenas escuchó lo que Brunette decía sobre la flexibilidad de las personas y de las varitas. Pero tampoco tenía mucho más que añadir sobre ese tema, porque nunca había pensado en ello; y estaba de acuerdo con ella en que seguramente había gente más y menos capaz de cambiar de varita, al igual que había gente con más y menos talento para casi todas las cosas. Así que asintió con la cabeza, y no dijo nada más.

- Oh, te creerían a ti... pero eso no impediría que se extendiesen los rumores. Ya sabes cómo son estas cosas: cuentas una pequeña historia inocente, y al cabo de una semana vuelve a ti convertida en un drama monstruoso -contestó Robin con otra sonrisa, cuando Brunette puntualizó que era más probable que su versión de los hechos se impusiera.

Pese a que había sido ella la que había empezado el tema y dado la idea, Brunette no pareció muy satisfecha con su momentáneo cambio de estilismo; le preguntó si se había vuelto loco, y por un instante Robin temió que se negaría a participar en aquel absurdo plan. Pero antes de que pudiera decir nada para intentar convencerla, la misma chica pareció hacerse a la idea, y preguntó si serviría una coleta.

- Si no sueles llevar coleta, entonces sí -contestó él, con renovado entusiasmo- . Cualquier cosa para que no te reconozcan enseguida. Venga... seguro que tienes curiosidad por saber qué aspecto tiene otra sala común, ¿a que sí? Yo estoy desesperado por averiguarlo desde que llegué aquí, pero todavía no he conseguido más que echarle una ojeada a la de Hufflepuff, y casi desde el pasillo. -y no le había dado tiempo a ver casi nada, y eso era un poco frustrante. Así que no podía imaginarse que ahora Brunette dijera que no a una oportunidad así- En serio, uno puede intentar esta clase de cosas con regularidad, y al final casi nunca pasa nada. No creerás que yo querría meterte en este asunto si creyera que van a atraparnos, ¿verdad? -trató de convencerla- Solo hay que actuar con naturalidad, y nadie se dará cuenta del engaño.
avatar
Robin Rovensky
#Gryffindor
#Gryffindor

Lechuzas :

262


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: El precio de la libertad [Robin]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.