Novedades
Clases de Hogwarts
Oclumencia [Inscripciones] Vuelo [Abierta]Vuelo [Inscripciones] Astronomía [Abierta]Pociones II [Inscripciones] Clase [Estado]Astronomía [Inscripciones] Clase [Estado]Clase [Estado] Clase [Estado]Clase [Estado] Clase [Estado]
Censo del Foro
09
06
10
10
01
13
00
29
20
Novedades
21/01
Apertura del Foro! Hay Personajes Canon disponibles. Recuerda que puedes pedir cualquier apellido Canon de la saga.
30/01
Nueva entrega de 'El Profeta' y 'Corazón de Bruja'. Se han abierto los eventos y mini-tramas. No olvides pedir tus banderines.
28/02
Trama Global #1: 'Día de San Valentín'. Finalizada!
15/03
Awards de Marzo: Abiertos! Nuevas ediciones del Profeta y Corazón de Bruja. Nuevos Eventos Abiertos.
29/03
Mini-Trama 'Una mano a la comunidad' Finalazada, gracias por participar!.
02/04
La Mini-Trama 'De vuelta a la normalidad' continua, !ah comenzado un ataque en Hogsmeade!
Playlist
Puntos y Premios
Puntos de las Casas
Gryffindor: 20200
Hufflepuff: 6350
Ravenclaw: 21200
Slytherin: 16620
Jefes de las Casas
APELLIDO, Nombre
[Gryffindor]
APELLIDO, Nombre
[Hufflepuff]
DELACOUR, Gabrielle
[Ravenclaw]
APELLIDO, Nombre
[Slytherin]
Menciones Especiales
WEASLEY, Dominique
[PJ. Femenino]
ROVENSKY, Robin
[PJ. Masculino]
POTTER, James
[PJ. Destacado]
WEASLEY, Rose
[Mejor User]
WEASLEY, Rose
[Mejor Roler]
LONGBOTTOM, Alice
[Mas Popular]
ROVENSKY, Robin
[Mas Travieso]
MALFOY, Scorpius
[Mas Malvado]
FINNIGAN, Fiorella
[Mejor Jugador]
Guía de Usuarios
Tumblr
Facebook
Últimos temas
» Cierre del Foro
31st Mayo 2015, 7:27 am por Robin Rovensky

»  •Mini-trama: ¡Comida que no corre, vuela!
30th Mayo 2015, 7:46 am por Harlem Sonke

» El precio de la libertad [Robin]
30th Mayo 2015, 7:31 am por Robin Rovensky

» Cuidado con el ¿gato? // Brunette Moreau
16th Mayo 2015, 12:35 pm por Brunette Moreau

» Manos a la obra » Heeni A.
14th Mayo 2015, 2:07 am por Rose M. Weasley

» ciudad silenciosa, elite
13th Mayo 2015, 4:31 pm por Invitado

» Tokio University *Af. Normal*
13th Mayo 2015, 7:01 am por Invitado

» How long it's been? // Joanna Miller
12th Mayo 2015, 10:56 pm por Richard V. Malloy

» Fiendfyre | Afiliación Normal (Cambio de Botón).
11th Mayo 2015, 2:19 pm por Cunning

Hermanos
Directorios
Elite [55/55] {CERRADO} Última Limpieza 07/04

butterfly - A. Potter {FB}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

butterfly - A. Potter {FB}

Mensaje por Dominique C. Weasley el 8th Febrero 2015, 7:17 pm

—Vas a hacerlo, Albus, somos los únicos valientes de este grupo, hay que demostrarle a Scorpius que no eran solo palabras—. Y de esa manera una rubia decidida "arrastraba" de cierto modo por el brazo a su primo por las calles de Londres, pero no el Londres lleno de magia y objetos voladores, se trataba del Londres muggle en el que habían decidido aventurarse Potter, Weasley, Malfoy y Nott ese verano, aunque los dos últimos apenas hubieran querido salir del lugar en el que se estaban quedando.

Todo fue idea de Dominique, no quería quedarse quieta o pasar de nuevo sus preciados días de descanso en La Madriguera, con si innumerable ejército de primos y tios preguntando porque seguía con esa actitud. Pronto iría a la casa de Callie y el cuarteto esmeralda se separaría antes de que ella regresara al sexto curso por lo que parecía el tiempo propicio para pasar un buen rato entre amigos, solo que Dom tenía un par de locuras pendientes que quería saldar antes de volver al castillo. Serían entonces las 20:00 o quizás un poco menos, Dom había tomado un par de cervezas en compañía de su primo y lo había incitado a probar asegurando que no era muy diferente a la de las Tres Escobas. Malfoy se había enojado en pleno pub y como era de acostumbrarse se llevó a Heeni consigo, solo quedaron ambos primos y el cerebro de Dominique que planeaba a mil por hora que podían hacer. Estaba terminando el último trago cuando una mujer pasó frente a ella, era pelirroja y de pecas, de ojos azules, lo impresionante no era su belleza sino un tatuaje que tenía en su hombro, una flor grande con algunas enredaderas que se perdían en su tez y le quitaban la magia a las pecas. ¡Perfecto!, eso era lo que quería Dom y lo que le faltaba, un tatuaje. Albus pareció animarse y a ella no le bastó más para pagar y salir del lugar, sería el cierre de oro para sus divertidas vacaciones en el mundo muggle.

Pidieron indicaciones como si fueran turistas, de cierto modo lo eran, y no tardaron en llegar a un gran centro comercial, algo bohemio, donde la abundancia de tiendas de tatuajes era evidente. Dom se aferraba al brazo de su pequeño primo que, para ser menor que ella, parecía ser quien la llevaba al tener una complexión y estatura más grande, parecía una niña pequeña que estaba por entrar a su parque de diversiones favorito. —Creo que esta vez mamá si me va a botar de la casa—. Pero no le importaba, aunque no conociera nada del asunto sabía que podía tomar un lugar donde el asunto no fuera tan evidente. Luego de caminar dos pisos se detuvo frente a una tienda donde salían un par de chicas que vieron a Albus como si ese fuera un pastel de calabaza. Ella las miró de reojo y frunció el ceño viendo a su primo. —Menos mal que Heeni no está, o Malfoy que es peor—. Pero cuando iba a entrar se topó con una fuerza que no le gustó en el brazo de Albus. —Oh, no. No me vayas a decir que te arrepentiste, Al, vas a entrar porque si—. Y ahí empezó su ardua tarea de convencimiento.


No todos pueden predecir, muchos se jactan de hacerlo a la perfección pero la verdad es que nadie conoce los rumbos que tomará la vida. Un día estas aquí, otro estás allá, el tiempo puede correr a la normalidad, pero incluso en las mejores situaciones siempre va a haber un segundo, uno solo, donde la historia pueda tomar otro curso.



avatar
Dominique C. Weasley
#Slytherin
#Slytherin

Lechuzas :

142


Ingreso :

21/01/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: butterfly - A. Potter {FB}

Mensaje por Invitado el 9th Febrero 2015, 3:32 pm

Un Albus Potter con cara neutra, con un brazo estirado, se movía y deslizaba entre el gentío por las calles céntricas de la capital londinense mientras su prima hablaba. Dominique lo arrastraba por el brazo que precisamente mantenía estirado, tan determinada y osada como solo ella podía serlo. El castaño lo sabía, conocía -y a mucha honra- a su prima mejor que casi todo el mundo. Y aunque admitía que no podía conocerla mejor que sus propios padres o hermanos, podía jactarse de conocer facetas de ella que ellos al completo desconocían. Además de gozar con la confidencia y confianza de su prima en mayor medida que todos. Sin que eso significase que confiara y confidenciara en extremo a su primo claro.
Había veces, cuando no caminaba por su propia voluntad, que chocaba contra algún muggle que se detenía a mirarlo con recelo y reproche. Para luego quedarse viéndolo quizás por motivos que no entendía. Pero que en definitiva podían resumirse a la sensación de que ni Albus y Dominique pertenecían allí. Mas había otros momentos en que si caminaba por motus propios. Incluso en esos momentos la distancia tirante por su brazo, entre ambos primos, se recortaba e incluso en lugar de tirar uno del otro, caminaban a la par, decididos de la mano. Y era que entonces el hijo de Harry recordaba como se había puesto Scorpius y la discusión mantenida con Dominique, entonces se armaba de valor queriendo demostrarle a su mejor amigo lo contrario a sus creencias y así cerrarle la boca. Además, se había llevado a Heeni con él sin siquiera dejarla decidir a criterio del ojiverde.

La resuelta de su prima se encargó de fijar el rumbo luego de buscarlo. Buscaba y pedía indicaciones por el local determinado para tatuarse, muchas veces recibiendo respuestas inconclusas y de ignorancia hasta dar con la persona indicada. Y es que ellos no podían juzgar los perfiles por la apariencia de cada uno e incluso preguntaron a una anciana para saber donde dibujar permanentemente su cuerpo. También le preguntaron a un niño pequeño que miró a Dominique con una pleitesía propias de los encantos que la semi veela pudo haber realizado sobre el pequeñajo a causa de su naturaleza. Pero no supo entender lo que buscaban aquellos dos jóvenes magos. Finalmente dieron con un joven adulto con malas pintas, bastante fiero e incluso un presumible punk que con respuestas hoscas y miradas de curiosidad de reojo, les indicó un sitio hacia el cual Dominique salió corriendo sin dudar. Arrastrando detrás suyo a Severus.

Mientras se movían, el tiempo inexorable transcurría y mientras este, cada vez menos espeso se volvía vertiginoso, poco a poco las dudas asaltaban al mediano de los Potter. Ya veía el centro comercial por fuera cuando parecía un ente, arrastrado por la bellísima muchacha que provocaba que hasta el hombre mas reacio y correcto voltease a verla pasar.
Si antes todo le resultaba lento y calmo, como una posibilidad distante y borrosa, sumamente improbable, ahora era todo lo contrario. Sabía su prima no se echaría atrás en su nuevo afán pero dudaba de que encontrasen el sitio adecuado para hacerlo. Entonces el choque de la realidad hizo que Albus comenzase a temblar, justo en el instante que se detenían en el local escogido por la francesa.
La rubia hizo un comentario, mas Potter ya no oía, sus pensamientos lo volcaban a un ensimismamiento total donde la realidad era un plano secundario y ajeno a él. Como en trance leía el cartel de aquel sitio: "Stay Inked". Mientras en su mente repasaba los hechos, las causas y consecuencias de aquel punto. Lo cierto era que añoraba un tatuaje, pero no sabía de qué. Él necesitaba darle un significado, un algo, pero también la estética tenía que ser de su agrado y no solo eso, tenía que encantarle porque cargaría con él toda su vida. Luego estaba la duda ¿Qué diría su madre? Y cuando su prima trató de dirigirse puertas adentros, él no se movió, no pudo, tenía miedo, no quería. —Yo... Dom... en serio, no creo que... bueno, no sé si esta sea una buena idea ¿sabes? Si te echan de tu casa sabes que puedes venir a vivir a la mía, Lily te quiere y James no te molestaría más que a mi... Pero yo, no lo sé, no sé que diría mamá...— admitió avergonzado, sabía que su prima se burlaría porque la opinión y reacción de Ginny Potter le importasen. Pero a diferencia de la semi veela, él no era rebelde y amaba a su madre sin dudarlo ni negarlo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: butterfly - A. Potter {FB}

Mensaje por Dominique C. Weasley el 9th Febrero 2015, 5:38 pm

Dominique no le insistía a muchas personas, de hecho era el prototipo de chica que si quería hacer algo lo hacía al momento sin dudar y sin esperar apoyo porque al final algunas personas solo dañaban lo bueno que ella pudiera hacer en un momento determinado. Pero a fin de cuentas se trataba de Albus  y ella quería a su primo más que a cualquiera de sus familiares, si no fuera así no habría arrastrado a que la apoyara en su locura y que el también fuera participe, además de que quería demostrarle a Scorpius que no iba a retroceder y el solo llevarse a Al le garantizaba que este no iba a tener mayor problema con Malfoy por haber alejado a Heeni de la nada, era un buen plan y a simple vista Dominique estaba salvando a muchos de que buscaran problemas en otro lado. Sabía que Albus no le diría que no, ambos estaban aferrados el uno al otro y su primo menor siempre era el que la salvaba de problemas, quizás esta vez podría cuidar que su idea no se le fuera de las manos y apareciera con un águila en la espalda o algo que terminar por acabar con la delicadeza de su tez. De principio todo iba bien, Albus iba arrastrado pero era porque no estaba acostumbrado mientras que Dominique no tenía problema en adentrarse a un mundo desconocido, sin embargo el rostro de felicidad y entusiasmo de la rubia empezó a cambiar y a tornarse con el ceño fruncido cuando, en definitiva, no pudo jalar a su primo del brazo para que entrara en la tienda de luces fuertes y paredes rojas.

El local no era perfecto, de hecho el cristal estaba un poco manchado y no había mucha gente, los aretes que vendían eran de colores muy ruidosos y la ropa no le gustaba para nada. Dominique asomó parte de su rostro y logró ver sillas negras en forma de mano y un mueble largo y felpudo del mismo color, le resultaba interesante pero desde luego no iba a entrar sola. Cuando Albus empezó a dar rodeos Dom se volteo casi que dándole en el rostro con su cabellera, lo soltó y puso sus manos en jarras apoyando el peso de su cuerpo de un lado de su cuerpo, ella no iba a dejar ir su misión. —No seas tonto, Albus, la tía no tiene porque darse cuenta a menos que vayas y le cuentes todo, es una tontería y te apuesto que encontraremos un hechizo o un ungüento para ocultarlo si es que no puedes vivir con el secreto, además la ropa lo cubrirá y no pretendo que te hagas un colacuerno en el brazo, solo es un rayoncito, vamos, Al—. Dominique toma el brazo de su primo y vuelve a jalar para que ambos entren en la tienda pero la conciencia de Albus es demasiado grande y ella no tiene tiempo ni paciencia para hacer algo al respecto. Rueda los ojos y se para en la entrada. —Vale, hagamos un trato, yo entro y busco un modelo, me lo hago y si duele mucho o es muy obvio te dejo libre de responsabilidades, si te animas todo corre por mi cuenta. Es un buen plan, no muchos lo rechazarían, además te doy el poder de elegir, eso no lo tiene cualquiera—. La rubia le guiña el ojo a su primo y entra a la tienda con un andar despreocupado. Al llegar al estante principal se topa con un hombre blanco grande y alto, vestía un chaleco de cuero y una pañoleta. Dom abre mucho sus ojos por la curiosidad pero aún así logra hablar. —Buenas, señor, soy Dominique y… vine con mi primo, me quiero hacer un tatuaje, ¿tendrá diseños?

El hombre murmura algo que ella no logra entender y le pasa un libro enorme y desgastado con los diseños guardados en pequeñas bolsas plásticas, enseguida Dominique busca las mariposas, sabía que era eso lo que quería, gira para buscar a su primo con la mirada y le hace una seña con la mano. —Ven, Al, por lo menos puedes ayudarme a escoger que me voy a hacer, te apuesto que no va a ser el símbolo de Slytherin—. El hombre calvo alza la mirada, parece que no entiende nada de lo que hablan los adolescentes así que niega y sigue en su lectura que parecía ser la prensa de ese día. Dominique aparta su cabellera de su rostro y pasa sus dedos por varias mariposas, una de ellas tenía colores como verde, rojo, púrpura y azul, parecía estar volando y eso le gustaba, otra era solo negra, parecía posada sobre algo. La rubia frunce el ceño y se muerde el labio, no sabía qué hacer y necesitaba el buen consejo de Al, por lo menos para eso si lo había traído.


No todos pueden predecir, muchos se jactan de hacerlo a la perfección pero la verdad es que nadie conoce los rumbos que tomará la vida. Un día estas aquí, otro estás allá, el tiempo puede correr a la normalidad, pero incluso en las mejores situaciones siempre va a haber un segundo, uno solo, donde la historia pueda tomar otro curso.



avatar
Dominique C. Weasley
#Slytherin
#Slytherin

Lechuzas :

142


Ingreso :

21/01/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: butterfly - A. Potter {FB}

Mensaje por Invitado el 11th Febrero 2015, 11:47 am

Como podría haberse previsto, la capacidad arrolladora e insistente de su prima salió a relucir. Fue un argumento tras otro, un discurso torrencial de palabras vertiginosas que se agolpaban en los oídos del castaño, buscando ser procesadas. A veces, Albus ni siquiera se detenía a escucharla, tan solo se quedaba allí dejando que sus oídos la oyeran. No era que la ignorase, pero sabía que sucedería, siempre era igual, su prima acabaría convenciéndolo ya sea por sentido común falaz, lógica falaz o cansancio e insistencia. En definitiva, con la rubia él era débil. Simplemente eran así las cosas, Dominique lo conocía, eran muy unidos, sobre todo desde los once años, cuando en los veranos siguientes estaban en la Madriguera y todos los primos se distanciaban o se acercaban, eran ellos dos quienes solitarios se escondían entre los arbustos o exploraban por su cuenta. Albus no podía renegar de eso, no quería. Porque aunque le costase admitirlo, él no estaría hoy en donde estaba y no habría sobrevivido a su vida académica y escolar sino fuera por la fortaleza y compañía de su prima.

Finalmente, fueron las palabras más inesperadas las que convencieron a Albus de entrar en el local. Aunque quizás en su ensimismamiento tardó en escucharlas y mucho más en caer en cuenta de ellas. Se quedó como un ente mientras su prima entraba resuelta y valerosa, dispuesta a cometer una rebeldía más de adolescentes. Su voz le llegó del interior quizás algo más aguda, chillona incluso. —Ahí voy— le avisó con determinación. No iba a dejarla sola, no, eso jamás, era su familia y encima de los pocos en ella a la que apreciaba.
Sus pasos eran lentos, casi cuidadosos, como si fuera un alumno de primero que recién llegaba a Hogwarts y temía los escalones falsos de las escaleras, los retratos mágicos o los secretos que pudieran albergar los muros del castillo. Arribó hasta el mostrador donde se encontraba su prima encaramada observando lo que parecía ser un libro muggle. —Son muy bonitas— fue lo primero que comentó situado tras su prima. Tuvo que sonreír, sin enseñar los dientes, luego de entender que no era casualidad la carpeta abierta en aquella sección. El sentido del gusto francés corría por las venas, por la esencia misma de su prima, por mucho que pudiera o no fastidiarle eso. La estética de una mariposa en su prima era casi idónea, Albus no diría que la representase en su totalidad pero la paradoja de una mariposa hermosa como solo una mariposa pudiera ser y única como una vida de tan solo un día podía significar, en parte exponían aquel lado más sensible de una semi veela que se esforzaba por remarcar su independencia y su rebeldía. —Me gusta este— señaló Albus cuando hubo pasado de página su prima y hubo visto el diseño.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: butterfly - A. Potter {FB}

Mensaje por Dominique C. Weasley el 11th Febrero 2015, 1:12 pm

¿Por qué Albus?, era simple, porque lo quería, porque podía tener hermanos y saber que Albus tenía los suyos pero entre ellos se trazaba un trato de primos y, además, de hermanos. Si bien Heeni y Scorpius estaban metidos en el grupo, la alianza de los Potter - Weasley había sido fuerte desde los primeros meses que entraron en la casa de las serpientes y fueron tachados con la diferencia de su familia, al principio fue supervivencia, juntos era mejor que separados, pero luego empezaron a aflorar recuerdos, conversaciones y Albus terminó siendo algo parecido a su hermano pequeño, semejante al pequeño Lou. Podían compartir muchas amistades y cada uno tener su vida separada pero siempre se iban a encontrar, en cualquier momento y en cualquier lugar. Cuando Malfoy se negó a acompañarla por parecerle una tontería todo el asunto y se llevó a Heeni consigo, la rubia supo que prefería llevar a Al, sino ambos amigos acabarían peleados, además que sabía que su primo siempre iba a querer lo mejor para ella y aunque todo pareciera una locura él siempre la acompañaría.

Dominique mantenía su ceño fruncido mientras pasaba las páginas y rozaba sus dedos por las ilustraciones buscando cual mariposa sería la indicada, porque desde luego sabía que quería una mariposa, ¿la razón?, todos los tatuajes debían de tener un significado, eso lo tenía claro, y por más que fuera una locura la chica de ojos claros tenía la idea desde hacía tiempo. Un animal como aquel, además de brillar con luz propia pese a su variedad de colores también, era libre, volaba a su antojo y se posaba sobre las flores o paredes que quisiera sin ser lastimado, eso era lo que Dominique representaba, a diferencia de las locuras que muchos pensaban de su fijación con el lado oscuro, ella no era mala, ella era libre y arriesgada, hacía lo que quería y como quería y para muchos ese era su pecado. Albus llama su atención con su suave voz y señala una ilustración que Dominique no había visto. No era la típica mariposa bien formada, era una ilustración moderna que se vería perfecta de un tamaño más reducido y en color negro en contraste con su piel pálida y lisa, a ella le gustó y asintiendo un par de veces antes de que el encargado llegara. —Este me gusta, pequeño por favor—. El hombre hizo un gesto de que estaría bien y que no era muy problemática su elección. Le hizo señas de que pasara y Dominique enseguida tomó el brazo de Albus y lo volvió a arrastrar.

La habitación era pequeña, tenía pinturas en todas partes e ilustraciones a gusto del hombre que iba a marcar su piel. Había una mesa con diversas agujas, una pequeña fuente de agua y otros elementos médicos, Dom consideró por primera vez que no iba a hacer una doble locura al dejarse marcar por cualquier demente, quizás la apariencia no ayudara mucho pero el interior del local la había convencido un poco, por lo menos esa parte. —Acuéstate y dime qué lugar. Voy a plasmar el diseño y a buscar unos guantes nuevos—. Ella asiente y ya sola con su primo se sienta en la larga silla de cuero negro. —No te voy a mentir, estoy un poco ansiosa, no nerviosa, pero si ansiosa—. Con sus ojos ella recorre todo el lugar y finalmente se acuesta levantando un poco su camisa y dejando libre el espacio de la cadera en donde quería su mariposa. —No creo que sea peor que un golpe de quiddich, ¿verdad?—. Una risa nerviosa sale de sus labios antes de que ve a Albus. —Eres el mejor primo del mundo, gracias por acompañarme, Al.


No todos pueden predecir, muchos se jactan de hacerlo a la perfección pero la verdad es que nadie conoce los rumbos que tomará la vida. Un día estas aquí, otro estás allá, el tiempo puede correr a la normalidad, pero incluso en las mejores situaciones siempre va a haber un segundo, uno solo, donde la historia pueda tomar otro curso.



avatar
Dominique C. Weasley
#Slytherin
#Slytherin

Lechuzas :

142


Ingreso :

21/01/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: butterfly - A. Potter {FB}

Mensaje por Invitado el 11th Febrero 2015, 4:10 pm

Una sonrisa infantil, cargada de toda esa ilusión que solo un niño puede llevar dentro, se le escapó al mediano de los Potter. Hacía tiempo que llevaba sin sentirse así, como se sentirían probablemente James y Fred a diario. Era lo único que le envidiaba a su hermano, el tipo de amistad que mantenía con su primo mayor. Ni siquiera el que fuese con Fred ya que el moreno le resultaba, para ser honestos, bastante estúpido. Sino lo que habían logrado juntos, era lo que él sentía logrado con Dominique pero de un modo distinto. A su modo. Y si bien, tenía que reconocer que no era un lazo ni por asomo igual de estrecho que el de su hermano y su primo.

Por un instante quiso saber qué se tatuaría él. Era un arrebato de valor infundado quizás por el hecho de que la rubicunda semi veela hubiese aceptado la sugerencia del castaño. Le había hecho caso y de manera indirecta le había demostrado cuanto le importaba su opinión. Algo que no podía pagarse en monedas de oro ni en palabras. Vigiló con la mirada a su prima, de reojo, mientras la dejaba a ella interactuar y hablar con quien atendía el local. Luego, como si fuese la mismísima sombre de ella, la siguió, ambos conducidos por el sujeto con aspecto de motoquero a criterio de Albus. La parte trasera se notaba en la penumbra, más oscura y decorada a gusto en las paredes, pero el centro era una silla de cuero negro reclinable y distintas esas y bandejas con las herramientas necesarias.
Escuchó la confesión de su primo y sonrió sin enseñar los dientes. Eran esos momentos, pequeños pero perfectos donde podía exponerse el alcance del lazo que los unía. —No te preocupes, seguro sale todo bien, el tipo tiene pinta de saber lo que hace...— afirmó Severus con una voz segura y firme. Era sorprendente que pudiese expresarse de ese modo, teniendo en cuenta que minutos atrás no quería ni entrar en la tienda.

Albus buscó con la mirada en todo el espacioso pese a lo reducido, habitáculo. Estaba en la penumbra por lo que no se distinguía mucho. Las únicas dos fuentes de luz eran la parte delantera del local y una lámpara movible al lado de donde Dominique se había echado. Él buscaba algo en lo que sentarse junto a su prima y al no encontrarlo tuvo que resignarse a quedarse parado junto a ella, algo acuclillado mientras le respondía. —Depende qué golpe de Quidditch...— bromeó el muchacho mientras con la zurda entrelazaba la mano de su prima que estaba de aquel perfil, buscando darle y trasmitirle ánimos o seguridad. —¿No tendrás miedo o si Dominique Cedrella Weasley?— preguntó entre divertido y desafiante a la semi veela, aunque en realidad estaba jugando. Aunque lo tuviese, allí estaba él, como cuando pequeños y a Albus le asustaba la oscuridad, ella se sentó a su lado y se quedó con él hasta que pudo afrontarlo. Él se quedaría allí de pie junto a ella, en aquella penumbra. El dependiente de la tienda regresaba con unos guantes de latex en sus manos y entonces la última frase de su prima más querida se hizo eco hasta los oídos del castaño. Fue como un baldazo de agua, no las esperaba, simplemente lo tomó por sorpresa y lo dejó boquiabierto ¿Que podía decir ante eso? Aun lo estaba asimilando, una frase así por sí sola significaba mucho pero encima proveniente de alguien como Dominique significaba muchísimo más.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: butterfly - A. Potter {FB}

Mensaje por Dominique C. Weasley el 11th Febrero 2015, 5:27 pm

Dominique no temía a muchas cosas, de hecho la rubia siempre se jactaba de que podía hacer lo que quisiera sin dar vuelta atrás o percatarse cuáles serían las competencias, de igual manera no necesitaba compañía, o eso decía sin mucho afín, si algo se le plantaba entre ceja y ceja a la Weasley esta se aventuraba sin titubear. Sin embargo ese día había roto por lo menos cuatro de sus reglas morales, está bien, había llegado a la tienda, también había entrado y ahora tenía su piel dispuesta para ser marcada, pero por dentro estaba temblando, quizás porque era una adrenalina muggle que ella nunca pensó en sentir, le daba curiosidad si todos los seres no mágicos que entraban sentía lo mismo que ella. La mariposa elegida por su primo era algo que no podría quitarse nunca, no era como los hechizos que podía revertir o eliminar, ese decorado negro marcaría su cadera por mucho tiempo y quizás lograra cubrirlo pero nunca borrarlo, era la primera vez que sentía una responsabilidad de ese tamaño pero estaba apoyada, por Albus y por su decisión de que esa marca simbolizaba mucho para ella y lo que llevaba viviendo hacía uno cinco años, de no haberse tratado de su primo menor no habría dejado que alguien más eligiera la marca que llevaría en su cuerpo. Quizás sonaría, incluso para Dominique, un poco exagerado decir que era una especie de lazo, pero para ella todo iba más allá de eso, para la rubia era un voto de confianza hacia el menor que nunca la había defraudado.

El hombre entra y lo primero que Dominique escucha es el material de los guantes que se pega a la piel del encargado de la tienda, el corazón de la muchacha empieza a latir a mil por hora, el momento del que tanto había hablado en el día se estaba acercando y ella parecía una niña pequeña presa del miedo, trata de que no se evidencie el cambio de humor en sus facciones. Afortunadamente Albus la atrae con sus palabras cuando toma su mano a la que ella se aferra como si nada y la aprieta un poco sin darse cuenta, su tez estaba fría, muy fría. —Perdona, Al—. Menciona con una sonrisa de lado. El hombre se sienta en la silla y le informa a Dominique que debe estar quieta, que no puede moverse y que si siente dolor le indique. —¿Dolor?, ¿es posible sentir… dolor con esto?—. Él niega como si fuera algo obvio sin embargo su sonrisa la hace sentir un poco más tranquila, como si se tratara de una broma. Cuando Albus menciona la palabra miedo Dominique gira su rostro con sus ojos muy abiertos y una buena cantidad de reproche en ellos, como si fuera una tontería pensarlo y fuese peor al decírselo a ella habiéndola visto tantos años de su vida. —¿Estás loco, Albus? Si tuviera miedo no hubiese veni…

El primer pinchazo duele, o por lo menos es así hasta que la piel logra acostumbrarse al “daño”, estaban perforando su piel, no era cualquier cosa. Dominique ahoga todos sus reclamos y gira un poco su rostro para ver como la sangre emanaba de los pequeños poros de su piel y como el hombre que la estaba tatuando tenía que limpiarla. Algunos puntos dolían más que otros, escuchó algo de que tenía huesos cerca y era una tontería que no le doliera aunque fuera un poco. Sangre, ella no podía ver sangre, o no suya, no era solo por el hecho de no querer sentirse débil si no porque cualquier semejante a la medicina o a la enfermería denotaba en Dominique un profundo asco. Gira su rostro y vuelve a ver a Albus, está segura de que hunde sus dedos en la piel de la mano de su primo, incluso sus uñas. Scorpius pagaría por verla asustada pero extrañamente con Al no le preocupa, sabe que puede confiar en él y que eso solo quedará entre los dos y entre el muggle que siquiera conocía quienes eran. —¿Te puedo pedir un favor?, cuéntame algo, cualquier cosa.


No todos pueden predecir, muchos se jactan de hacerlo a la perfección pero la verdad es que nadie conoce los rumbos que tomará la vida. Un día estas aquí, otro estás allá, el tiempo puede correr a la normalidad, pero incluso en las mejores situaciones siempre va a haber un segundo, uno solo, donde la historia pueda tomar otro curso.



avatar
Dominique C. Weasley
#Slytherin
#Slytherin

Lechuzas :

142


Ingreso :

21/01/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: butterfly - A. Potter {FB}

Mensaje por Invitado el 11th Febrero 2015, 7:23 pm

La palma de su mano se encontró con la de la rubia, albus la abrazó con ella, como si se tratasa de un abrazo normal, de ambos torsos y brazos. La sujetaba con firmeza y se rehusaba a soltarla bajo cualquier circunstancia. Parecía que estaba a punto de entrar a una sala de San Mungo para que realizaran una intervención de vida o muerte, era ridículo. Solo era un tatuaje, pero ellos solo tenían quince años. Su primo le sonrió y lo hizo con natural calidez y encanto, trasmitiendo incluso algo de calma.

El chico negó con rotundidad, no había nada de lo que tuviera que disculparse. Incluso, la calmó dándole un suave pero notable apretón con la misma mano. Le dolía un poco pero era comprensible dados los nervios que debía tener su prima. Continuó mirando como el sujeto se acomodaba y preparaba todo para comenzar.
Se quedó quieto mientras las últimas dudas y preocupaciones de su prima se manifestaban expresamente de modo verbal. Era gracioso en cierto punto verla de ese modo, la fuerte y rebelde Dominique temblando por una aguja y un poco de tinta. Pero Albus no se reiría, al menos no de ella. Se queda como un espectador entonces, observando el trabajo del sujeto. Era bastante interesante y curioso ver como se las arreglaban los muggles sin magia. Si bien su abuelo Arthur no le había trasmitido su completa pasión por las cosas muggles, Albus sentía cierta admiración hacia dicha población no mágica.
Volteó nuevamente para ver a los ojos a su prima y la respuesta a su comentario. Pero entonces notó como esta se interrumpía abruptamente y la sesión comenzaba. La preocupación se tiñó en el rostro del ojiverde pero se mordió la lengua. El orgullo de Dominique le impediría echarse atrás, mucho menos en ese momento.

Es cierto Dom, yo no entiendo como el sombrero no te puso en Gryffindor de lo valiente que eres, supongo que porque eres aun más astuta y ambiciosa todavía— masculló halagador, complaciente y expresándose con pleitesía. Lo peor de todo es que Albus creía en lo que decía y no eran meras palabras banales buscando el conforte temporal de su prima ni era un tipo cualquiera que buscaba conquistarla, embelesarla y seducirla.
La curiosidad de Albus y sus propios ojos lo traicionaron, llevándolos y recorriendo el estrecho abdomen de su querida prima, hasta la zona donde el hombre había comenzado a dibujar su piel. Pudo notar poco a poco como se llenaba de sangre aquella porción de su cuerpo. Incluso tuvo el impulso de decirle que dejarse de hacer daño a la semi veela. Pero viendo y notando la tranquilidad del sujeto, suponía que era parte del proceso y no era letal. Se mordió con fuerza el dolor de las mejillas y miró a su prima, que a su vez también observaba com ola tatuaban. —Si quieres puedes detenerlo todo Dom... ya sabes...— musito Albus taciturno, no quería que se enfadase con él, pero necesitaba que ella supiera que decir basta tampoco era de cobardes.

Atendió a su prima cuando esta lo llamó. Y se quedó luego, un poco consternado sobre tan extraña situación, tratando de entender sin preguntar, para no irritarla. Sonrió para darle ánimos. —¿Cualquier cosa?— pregunto algo dubitativo ¿Qué podía contarle? Sobre todo que no supiera ella ya.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: butterfly - A. Potter {FB}

Mensaje por Dominique C. Weasley el 11th Febrero 2015, 8:54 pm

Ella quería reír, en verdad quería hacerlo pero lo que se formó en el rostro de Dominique fue una mueca deforme, no una risa como tal. En otras circunstancias podría haberle golpeado el rostro a cualquiera con solo decir algo como eso, ella estaba muy feliz en la casa que le había tocado y no deseaba para nada estar con los leones, mucho menos que esa oración estuviera impregnada de ironía por el miedo evidente que mostraba ante la tinta y la aguja. Pero ahora se trataba de Albus, de su primo y la confianza entre ellos era infinita por lo tanto no le molestaba sus palabras y para ella seguía siendo un chiste. Mantenía la mano del chico apretada, seguramente tendría que buscarle hielo o algo cuando salieran ya que podía sentir como hundía sus uñas, aunque un solo vistazo le sirvió para saber que el daño no era tan profundo. De niños a veces lo hacía, recordaba una vez en particular, estaría ella en su segundo curso o tercero y había regresado a la Madriguera por el verano, todos estaban desayunando y como siempre James quiso hacerle una broma con su desayuno incluido, Dominique se dio cuenta y bastó para que empezara una guerra campal de palabras con el mayor, estaba por llegar a limites desconocidos de sus insultos cuando Albus tomó su mano y la apretó bajo la mesa haciendo que Dom se mordiera la lengua y se callara, por lo menos no le arruinó el verano a los demás, Albus los había salvado de cierto modo. Esa vez había sido por iniciativa del menor, ahora era distinto y era ella quien se lo había pedido, con ese solo gesto ella sabía que estaba apoyada y que las cosas podían estar bien. —Si hubiera sido Gryffindor probablemente sería como James y creo que tu no quieres eso.

Albus no la estaba ayudando mucho cuando torció sus gestos al ver su piel, Dominique no necesitaba girar para darse cuenta que su primo había visto algo que lo había preocupado, seguro la sangre porque ella no sentía ninguna abertura por la que fuese a salir algo desagradable. Lo siguiente solo hizo que rodara sus ojos y se mordiera el labio inferior, habían dado cerca de uno de sus huesos y el hombre no parecía querer detenerse. —¿Tan mal se ve, Albus?—. Quien la tatuaba se detuvo y negó, al parecer no quería que su trabajo se viera comprometido y le dijo a Dominique que estaba bien, que estaba quedando maravilloso, que era normal el pequeño dolor pero que no sentiría mas nada. La rubia giró y asintió levemente para luego girar y ver a su primo de nuevo. —No, no voy a parar y tu no vas a dejar que lo haga—. Su última palabra se cortó cuando Joe, porque así dijo que se llamaba luego de su explicación, siguió con su trabajo volviendo a clavar la aguja en su cadera.

Dominique sacude la mano de Albus, necesitaba escucharlo, que le dijera cualquier cosa para que ella no pensara en lo que sucedía. —Si, Al, cualquier cosa, un secreto, algo que yo no sepa—. Pero eso no sería sencillo así que ella tomó aire y empezó a hablar. —Vale, empiezo yo. Sabes que papá y mamá no cuentan mucho como fue cuando yo… empecé todo…—. Y “empezar todo” era el título para englobar el comienzo de su magia. —… pero fue un día que Vic volvía de la escuela, ella estaba hablando de todo lo bueno que había hecho y papá y mamá le sonreían, Lou hasta me había ignorado, entonces… un vaso… un vaso explotó y era el que estaba cerca de mí, ahí supimos que… había pasado.—. No le gustaba hablar en clave pero el hombre que estaba trabajando en su piel era muggle. —No me gustaba hablar mucho del asunto pero creo que fue la primera vez que supe que ese no era mi lugar, ¿entiendes?


No todos pueden predecir, muchos se jactan de hacerlo a la perfección pero la verdad es que nadie conoce los rumbos que tomará la vida. Un día estas aquí, otro estás allá, el tiempo puede correr a la normalidad, pero incluso en las mejores situaciones siempre va a haber un segundo, uno solo, donde la historia pueda tomar otro curso.



avatar
Dominique C. Weasley
#Slytherin
#Slytherin

Lechuzas :

142


Ingreso :

21/01/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: butterfly - A. Potter {FB}

Mensaje por Invitado el 12th Febrero 2015, 2:00 am

El muggle que estaba tatuando a su prima, les dirigía cada vez más frecuente miradas de soslayo que Albus no podía dejar de notar. Eran miradas de curiosidad y de extrañeza por igual. Suponía que el escuchar nombres como Gryffindor o Slytherin lo desconcertaba y hacía que no comprendiera el resto de la conversación. Una mínima sonrisa se reflejó en el rostro de Albus al imaginarse en la situación del sujeto. Era cómico, pero le aterraba ser ajeno al mundo de la magia.
Pero el terror se materializó en su cuerpo, con forma de escalofrío. Uno que le heló la sangre y descendió desde su cuello, por toda su espina dorsal, provocándole un frenético aunque sutil, sacudón. Por un instante contempló la posibilidad planteada por Dominique, incluso se la imaginó con una túnica de bordes escarlatas y el emblema de un león dorado en el pecho. Era triste y amargo en cierto modo, Albus antes de llegar a Hogwarts había deseado ser un Gryffindor. En esos momentos se sentía un tonto por semejante desfachatez. —Porfavor, no repitas eso— imploró con un deje suplicante a la semi veela de su pariente. Lo que más le aterraba es que las palabras de su prima, bien podían ser ciertas. De haber caído en aquella casa, no serían tan cercanos seguramente, él probablemente sería mucho más frío, distante y ensimismado. Ella mucho más osada, quizás más vanidosa -si cabía- y sobre todo con ese complejo de yo-el-héroe-que-todo-lo-puede-y-todo-le-sale-bien que poseía su hermano mayor. No, Albus estaba hastiado y se le notaba en la cara. No quería ni pensar en eso.

Los nervios que años atrás había logrado reprimir y creía haber logrado erradicar de su propia mente y personalidad, regresaron. Era como un mal chiste, una burla cínica y amarga de la vida misma. Aquello equivalía a que le diesen una bofetada en toda la cara, era como si le dijera: mira tonto, tanto que te esforzaste y cuando ves que a tu prima le hacen unos pinchazos y arañazos todo se te viene abajo y eres la misma gelatina con patas de siempre. Su ceño se frunció mas la rubia lo rescató por vez número millón y una en la vida. Sus palabras lo devolvieron a la realidad y balbuceando agitó la cabeza, buscando reaccionar a tiempo. —Bueno... ehm... la verdad es que no... la sangre solo parece superficial— admitió el joven, reflexivo, intentando ver el vaso medio lleno. Una idea surcó su mente ¿qué pensaría el hombre si se enterase que la sangre en sus guantes de latex era mágica? No mágica por su pureza, él no creía en eso, sino mágica por la carga genética de un octavo veela que llevaba la de cabellos platinados. —Ya sé que no pararás, prima, pero aun así necesitaba que lo supieras... Tampoco es como si Scorpius dejase de ser un tonto si tu te detuvieras— afirmó Albus con aire taciturno, ninguna de sus palabras harían que Dominique se doblegase. En ese aspecto era como el hierro, se quebraría antes de doblarse. Aferró la mano de su prima, esta vez necesitando aguantar el dolor que le profería. Las uñas sobre su piel lo lastimaban e incluso podía notar como una hacía que la sangre brotase de un corte.

La mente del castaño parecía bloquearse, su prima literalmente solo necesitaba que la distrajera con cualquier estupidez. Y en cambio, su imaginación estaba seca, solo se le ocurría decirle que no se le ocurría nada para decir. Era estúpidamente irónico. —Eh... bueno... el otro día fui a La Madriguera... Y la abuela Molly había preparado su tarta de chocolate, la que a mí tanto me gusta... Creo que tiene un sexto sentido y adivinó que íbamos para allá. Era un clásico pie ya sabes, pero de la abuela...— le relató, sintiéndose un imbécil. A grandes rasgos, el tatuador podía pensar lo mismo, si no se daba por enterado que eran familia y en lugar eran pareja o algo similar. El chico hablándole a la chica de comida. Todo un galán.
Estaba ofuscado, su relato lo distrajo de escuchar el de Dominique. Y luego se arrepentiría demasiado de ello ¿Cuántas personas le contaban a otra su primera demostración de magia sin mentir? ¿Sin añadirle grandes cosas y situaciones donde el surgimiento de su magia fuese épico? Ninguna. Y mejor aún, de nuevo, ¿cuántas Dominiques se abrían así con nadie? Su prima desde luego no. —¿Un jarrón dices?— comentó entre risas intranquilas. —Seguro era el favorito de tu madre o a Vicky le gustaba mucho...— reflexionó en voz alta Albus sin pensar en el apodo cariñoso con el que se refirió a su prima mayor.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: butterfly - A. Potter {FB}

Mensaje por Dominique C. Weasley el 16th Febrero 2015, 3:54 pm

Era como verlo a lo lejos, como si se tratara de una película muggle y la pantalla fuera un mar cristalino que se movía, las imágenes entonces no eran tan claras pero tanto era el afán de recordar ese momento que Dominique podía relatarlo una y otra vez sin perder el hilo o dejar de contar un pedazo importante. El despertar de magia de un brujo pequeño podía variar, a veces eran sucesos grandes, otros pequeños, unos sutiles, otros bruscos, unos temprano y otros tardaban pero eso no quería decir que no fueran a aparecer. En el caso de Dominique todo ocurrió temprano, sus primeros meses fueron torpes, no sabía dominarse y cualquier cosa que la alteraba causaba que rompiera algo o moviera un objeto de su lugar o que las hojas a su alrededor se alteraran, especialmente cuando era otoño y sus hermanos las apilaban cerca de un árbol en casa de la abuela Molly. Su madre nunca dijo la historia verdadera, incluso actualmente la rubia desconocía la razón, simplemente dijo que había hecho estallar un jarrón, Dom recordaba algunas miradas extrañas, diferentes, solo su tío Charlie fue el único que se acercó a ella, la cargó con sus brazos fuertes y marcados y le dijo que así era que se hacían las cosas que iba a ser una niña muy fuerte, quizás en lo último tuvo toda la razón. Dominique supuso que era la voz de Victoire, a veces la soportaba, otras veces huía, pero ese día en particular estaba desayunando, tenía mucha hambre y cada vez que la rubia hablaba y hablaba de sus logros era un tormento más que se sumaba al cerebro de la menor hasta el punto que el tono armónico de su hermana se tornó como un chillido poco soportable que hizo que Dominique fijara sus ojos en el jarrón hasta hacerlo estallar y lograr que todo quedara en un sano silencio, su padre y su madre recogieron las sobras, Lou estaba callado y ella solo se dedicó a comer.

Sabía que tenía que premiar a Albus de alguna manera, una que no contradijera los valores y bases que su primo tanto defendía a pesar de estar cerca de ella a todo momento. Si Dominique salía viva de todo aquello y su piel permanecía sana y suave con el tiempo seguramente le haría un buen obsequio al llegar al castillo y visitar el pueblo de Hogsmeade por primera vez. La rubia mantenía la mano de su primo entre la suya, había perdido de la noción de si lo apretaba o no, lo cierto es que estaba cómoda y era mejor mantener su vista azulada en los ojos de Albus que en la punta de la tinta que ya estaba dejando de afectarle. Al escucharlo la muchacha dejó salir una risa mientras negaba. —No lo se, no lo había pensado, creo que si les gustaba mucho, a mamá le gusta todo lo que adorna la casa, por algo es ella quien lo elije, ya sabes... no todos opinamos al respecto. Lo que quería hacer era comer en silencio, mas nada, no sabes lo irritante que es que Victoire siempre llegue narrando lo hermosa y rosa que es su vida—. La rubia rueda sus ojos mientras da una mirada de reojo a su piel sin detenerse mucho, la sangre no parece manar tanto y el hombre ya se encuentra avanzado con su trabajo, tanto que Dominique puede ver parte de la mariposa que ahora decora su piel. —Lo cierto es que mamá no se lo contó a nadie, no como era, creo que le daba pena, dijo que hice explotar algo y el tío Charlie creo que fue el único que se alegró por eso.

—Mmmm… las tartas de la abuela—. Dominique cierra los ojos como si degustara en su mente el sabor dulzón de los postres de su abuela, aunque hace tiempo no los probara podía recordarlos a la perfección, eran los mejores y ni su madre había podido igualarlos, no como era debido. —Nunca he probado una parecida y no creo que vaya este verano para hacerlo, no me malinterpretes, no quiero que todos estén. Por cierto… ¿Cómo vas con Heeni?, no soy tonta, Al, los he visto, a ti más que todo, tus ojos brillan como borreguito cuando ella está cerca.



No todos pueden predecir, muchos se jactan de hacerlo a la perfección pero la verdad es que nadie conoce los rumbos que tomará la vida. Un día estas aquí, otro estás allá, el tiempo puede correr a la normalidad, pero incluso en las mejores situaciones siempre va a haber un segundo, uno solo, donde la historia pueda tomar otro curso.



avatar
Dominique C. Weasley
#Slytherin
#Slytherin

Lechuzas :

142


Ingreso :

21/01/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: butterfly - A. Potter {FB}

Mensaje por Invitado el 21st Febrero 2015, 12:10 am

Trató de recrear la escena que le había descrito su prima. No lo hizo porque sí, sino porque notó la relevancia que ella le otorgaba. Era curioso y en parte se sentía culpable, hacía tan solo segundos, cuando se lo comenzó a contar, para Albus no representó la gran cosa. Es decir, si, la primera muestra de magia es tan o incluso más importante que la primera palabra que dices. Pero para el mediano de los Potter, el que era un mago, siempre fue un hecho, jamás temió ser un squib. Siempre sería cosa de tiempo la primera muestra de magia e incluso, como su abuela, la suya fue con flores en el jardín de La Madriguera.
Su mirada azul caspia bajó hasta la esmeralda de su prima. —Yo, lo siento Dom, no estaba prestando tanta anteción... quiero decir...— se calló por un momento ¿Cómo explicarlo sin que ella se lo tomase a mal? No era como si ella no le importase, o lo que le contara, simplemente fue un choque de realidades... Una transformación... Acabó por suspirar con pesadumbre. Siempre le ocurría lo mismo, le costaba expresarse de manera clara y entendible. No quería eso con su prima más íntima y cercana, esos tratos los dejaba para gente que, dicho de una forma no tan bonita, no valían la pena directamente. —Quiero decir, ¿tienes ganas de contármelo todo? Me hubiera gustado ser más grande y abrazarte en ese momento... Ya sabes, yo nunca lo consideré tan importante... eso— admitió en forma "secreta" dado al muggle que entre gruñidos se esforzaba por tatuar de la mejor manera a la semi veela. —Es que... yo siempre supe, o estuve seguro, que iba a ser... uno y muy bueno ¿sabes? No me importaba la primera vez... sino demostrar todo el tiempo superación y mejora...— susurró capturando la atención momentánea del tatuador. Potter notó como un escalofrío lo recorría y la sangre se le helaba ¿Y si era uno de sus muggles escandalizados y radicales respecto a los nuevos magos descubiertos? Ni se le ocurría pensar que internamente se moría de risa porque pensaba que esos dos adolescentes hablaban de sexo con tanta contención y vergüenza. A consideración de él mismo.

El dolor poco a poco se volvía costumbre. Y aunque escocía y lo padecía, entendía que era un mínimo precio por mayor comodidad y tranquilidad de su prima. Que en definitiva, era quien más estaba sufriendo allí. Su inevitable y lógico razonamiento constante, implacable en muchos casos, que lo volvían un cínico sin remedio, le llevaron a decir que su postura era estúpida. Que ella sola se había metido allí y debía afrontar las consecuencias sin necesidad de lastimarlo a él. No obstante un Albus más cariñoso, su faceta más considerada y contenedora se rehusó y perseveró en mantenerse allí. Dominique era distinta, lo supo desde siempre, Dominique en cierto modo era lo que él no podía ser y hubiera querido. Dominique era libertad, era rebeldía y testarudez en muchas ocasiones, si ¿Y qué? Ella era libre como el viento e indomable como el Sol. Uno no podía conquistar a Dominique, uno era conquistado por Dominique. Liso y llano como las praderas de Irlanda.
Severus continuó escuchando el relato. Le daba pena y cierto remordimiento cuando la escuchaba hablar así de su familia, de la familia de ambos en definitiva. Lo enfadaba porque entreveía lo que sospechaba que pocos, ella no era feliz, no del todo con lo que le había tocado. Sospechaba que no quería a sus padres del modo que cualquier hijo lo haría. Y como referente se tomaba a sí mismo, porque él amaba con locura a Harry y Ginny. Se preguntaba a veces, entonces, por qué le pasaba eso a su prima. No podía ser culpa de ella, sin lugar a dudas. Y la lógica lo llevaba a pensar que entonces los responsables eran sus tíos. Pero todas estas ideas se vieron interrumpidas con aquella mención especial a Charlie, sin duda uno de los más queridos por Albus. —Charlie siempre fue muy bueno con todos nosotros, nos contaba sobre sus aventuras y siempre demostró ser el mejor Weasley de todos— confesó con cierta confidencia Albus. Para él Charlie había sido su héroe desde siempre. Y de los dos que tuvo, el que perseveró, porque bastó a que el mediano de los Potter cumpliera unos siete años para darse cuenta la clase de persona que era su segundo héroe. Quien hoy podría decirse es su peor enemigo.

Su mirada viajó por el estrecho y curvilíneo abdomen de su prima, hasta la cadera sobre la que el sujeto muggle se mantenía aguja en mano, tatuando. Podía apreciar entonces los trazos finos y estilizados, perfectos y permanentes, del tatuaje. Sin duda alguna, sabía que su tía Fleur se iba a volver loca, no por el dibujo, no por la travesura, sino por eso... porque era permanente.
El rubor le ascendió por las mejillas y su rostro de pronto estaba tan rojo como un semáforo de Trafalgar Square. Incluso cuando quiso hablar se atragantó con su propia saliva y tuvo que esperar a relajarse para hacerlo ¿De qué le estaba hablando su prima? —Oye, no me cambies de tema, ¿por qué no irías a comer a lo de los abuelos el próximo o le que queda de este verano?— le preguntó, cortando por la tangente, con evidente rostro de reproche, enfado, escándalo y sobre todo: temor.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: butterfly - A. Potter {FB}

Mensaje por Dominique C. Weasley el 21st Febrero 2015, 8:50 pm

Dominique a veces experimentaba un claro instinto de querer cambiar el puesto de bateadora con alguien de su equipo para poder darle en el cerebro a Heeni y Albus en momentos como aquellos. No hay que malinterpretarla, si bien era un poco tosca, era evidente que era su manera de demostrarle cariño a aquellas personas por las que en verdad sentía afecto. No entendía, y no era por el complejo de rubia ni nada semejante, era porque en verdad la idea no podía entrar a su mente, como personas como la castaña Nott y su primo no se podían dar cuenta de las cosas como ella, hasta apostaba que Malfoy se había dado cuenta pero resguardaba sus comentarios y era la razón por la que parecía querer encerrar a su prima en lo alto de una torre incluso cuando los cuatro se habían decidido a dormir en la misma habitación durante ese loco paseo en el mundo muggle patrocinado por la rubia Weasley. Las cosas solían ser tan simples que Dom estaba segura que todo era más complicado porque las personas mismas lo complicaban; si sientes, dilo, si piensas, comparte, si quieres llorar, llora, si quieres bailar porque eres feliz, baila sin importar que nadie te vea… era lo más sensato, por lo menos para ella. Muchos creían que Dominique estaba loca, chiflada, que era una demente rebelde que quería demostrar que por haber quedado en la casa de las serpientes era lo opuesto a su familia, no, Dominique solo quería una cosa y era ser libre, hacer lo que quisiera sin mirar atrás, sin considerar todas las cosas que se le vendrían encima, solo actuar porque era lo que deseaba en ese momento. Sabía que su filosofía no aplicaba a la familia que la rodeaba, pero intentaba hacer todo aquello al menos con los pocos que se habían ganado su lealtad, personas como Albus y Heeni, por ejemplo. Ninguno sabía que ya había tenido “la charla” con el otro, y no lo hacía porque fuera Cupido o porque quisiera que su primo tuviera una novia, lo hacía porque le contrariaba que personas tan especiales se negaran a ver que la otra era la contraparte que merecían y que podían haber estado esperando por largo tiempo. Heeni era hermosa, inteligente, una chica graciosa y de buenos sentimientos, merecía a Albus al igual como su brillante primo merecía a una chica como Nott. ¿Había algo en su contra?, quizás los apellidos y todo el rollo de antaño pero ¿realmente importaba? —No, no seas tú quien me cambie el tema, Severus.

La rubia ya se había olvidado del dolor, estaba acostumbrada a la sensación, tanto que pudo girar y ver que estaba casi terminado y que la sangre no manaba tanto, enseguida volvió sus orbes claros a su primo con su ceño fruncido y pequeñas arrugas de su piel que se formaban sin que ella se diera cuenta. —¿En serio este año va a ser igual?, digo, creo que todo el castillo se está dando cuenta de lo que es obvio menos ustedes dos. En serio, Albus, cumplo diecisiete años y el mejor regalo que me podrías dar es que le dijeras a Heeni lo mucho que la quieres, o bueno, no seas tan directo o Scorp te matará a mitad de la noche pero… no lo sé, ¿intentarlo, quizás? Soy tu prima, soy mujer y soy veela, creo que es una mezcla lo suficientemente fuerte para darme cuenta lo que pasa por la mente de tus hormonas varoniles y de tu dulce corazón… ¡auch!—. Se queja ante un trazo profundo pero no quita la mirada del chico. —No soy la mejor en temas del amor, corazón y esas cosas, pero estoy segura que un poco de cariño no le hace mal a nadie y tú te mereces eso y más, cariño de alguien que sepa valorarte y, no es porque sea mi amiga, pero esa chica vale mucho, Al, y tu lo sabes, solo que no se qué te ocurre y espero que no sea el discurso de tu hermano mayor lo que te hace sentir inferior, porque si es así déjame decirte que él es un completo idiota y tu no—. Finaliza con una sonrisa. El hombre anuncia que terminó su trabajo y se levanta a buscar una crema y una venda para cubrir su trabajo. Dom sonríe al ver el trazo perfecto que ahora decora su cadera. —Quedó hermoso—. Y poco a poco empieza a estirarse.

Ella acomoda su cabello y libera un poco su rostro. —No sé si vaya, Al, creo que pasaré parte de las fechas con Callie y su familia, es mejor, no quiero la misma charla y sermones de siempre de mis cambios, ya me aburre y creo que eso es peor que cuando las cosas verdaderamente me afectaban.


No todos pueden predecir, muchos se jactan de hacerlo a la perfección pero la verdad es que nadie conoce los rumbos que tomará la vida. Un día estas aquí, otro estás allá, el tiempo puede correr a la normalidad, pero incluso en las mejores situaciones siempre va a haber un segundo, uno solo, donde la historia pueda tomar otro curso.



avatar
Dominique C. Weasley
#Slytherin
#Slytherin

Lechuzas :

142


Ingreso :

21/01/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: butterfly - A. Potter {FB}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.