Novedades
Clases de Hogwarts
Oclumencia [Inscripciones] Vuelo [Abierta]Vuelo [Inscripciones] Astronomía [Abierta]Pociones II [Inscripciones] Clase [Estado]Astronomía [Inscripciones] Clase [Estado]Clase [Estado] Clase [Estado]Clase [Estado] Clase [Estado]
Censo del Foro
09
06
10
10
01
13
00
29
20
Novedades
21/01
Apertura del Foro! Hay Personajes Canon disponibles. Recuerda que puedes pedir cualquier apellido Canon de la saga.
30/01
Nueva entrega de 'El Profeta' y 'Corazón de Bruja'. Se han abierto los eventos y mini-tramas. No olvides pedir tus banderines.
28/02
Trama Global #1: 'Día de San Valentín'. Finalizada!
15/03
Awards de Marzo: Abiertos! Nuevas ediciones del Profeta y Corazón de Bruja. Nuevos Eventos Abiertos.
29/03
Mini-Trama 'Una mano a la comunidad' Finalazada, gracias por participar!.
02/04
La Mini-Trama 'De vuelta a la normalidad' continua, !ah comenzado un ataque en Hogsmeade!
Playlist
Puntos y Premios
Puntos de las Casas
Gryffindor: 20200
Hufflepuff: 6350
Ravenclaw: 21200
Slytherin: 16620
Jefes de las Casas
APELLIDO, Nombre
[Gryffindor]
APELLIDO, Nombre
[Hufflepuff]
DELACOUR, Gabrielle
[Ravenclaw]
APELLIDO, Nombre
[Slytherin]
Menciones Especiales
WEASLEY, Dominique
[PJ. Femenino]
ROVENSKY, Robin
[PJ. Masculino]
POTTER, James
[PJ. Destacado]
WEASLEY, Rose
[Mejor User]
WEASLEY, Rose
[Mejor Roler]
LONGBOTTOM, Alice
[Mas Popular]
ROVENSKY, Robin
[Mas Travieso]
MALFOY, Scorpius
[Mas Malvado]
FINNIGAN, Fiorella
[Mejor Jugador]
Guía de Usuarios
Tumblr
Facebook
Últimos temas
» Cierre del Foro
31st Mayo 2015, 7:27 am por Robin Rovensky

»  •Mini-trama: ¡Comida que no corre, vuela!
30th Mayo 2015, 7:46 am por Harlem Sonke

» El precio de la libertad [Robin]
30th Mayo 2015, 7:31 am por Robin Rovensky

» Cuidado con el ¿gato? // Brunette Moreau
16th Mayo 2015, 12:35 pm por Brunette Moreau

» Manos a la obra » Heeni A.
14th Mayo 2015, 2:07 am por Rose M. Weasley

» ciudad silenciosa, elite
13th Mayo 2015, 4:31 pm por Invitado

» Tokio University *Af. Normal*
13th Mayo 2015, 7:01 am por Invitado

» How long it's been? // Joanna Miller
12th Mayo 2015, 10:56 pm por Richard V. Malloy

» Fiendfyre | Afiliación Normal (Cambio de Botón).
11th Mayo 2015, 2:19 pm por Cunning

Hermanos
Directorios
Elite [55/55] {CERRADO} Última Limpieza 07/04

For lunch today: loot!, Annabeth R. Hewitt, Robin Rovensky

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

For lunch today: loot!, Annabeth R. Hewitt, Robin Rovensky

Mensaje por Robin Rovensky el 9th Febrero 2015, 6:53 pm

Era la hora del almuerzo. Robin había comido aquella mañana tanto puré de calabaza que no creía poder verlo nunca más, y mucho menos en el mismo día; así que, en lugar de bajar al comedor, decidió cambiar su ruta, y bajó a la sala de profesores. Por suerte, y como había sospechado, a esas horas estaba tan vacía como los pasillos que llevaban hasta ella; nadie le impidió entrar. Una vez dentro, miró a su alrededor y se frotó las manos.

- Qué tenemos aquí... -murmuró para sí, abriendo el armario más cercano. No sabía a quién pertenecería, pero desde luego solo le faltaba contener una cartera para ser el sueño de cualquier jovencito de dedos largos; estaba lleno de toda clase de objetos mágicos, cachivaches varios, y un buen taco de papeles.

Robin hojeó los papeles, intentando asegurarse de que no correspondieran a ningún examen que tenía que hacer pronto; aunque, a decir verdad, no estaba muy seguro de qué exámenes tenía que hacer pronto, ni de qué iban. Así que sin más tardar ignoró el taco y se centró en todo lo que parecía que tenía algo de valor, y comenzó a llenarse los bolsillos con todo lo que cupiera en ellos.
avatar
Robin Rovensky
#Gryffindor
#Gryffindor

Lechuzas :

262


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: For lunch today: loot!, Annabeth R. Hewitt, Robin Rovensky

Mensaje por Annabeth R. Hewitt el 13th Febrero 2015, 1:41 pm

No sabía porque me había dirigido al gran comedor, seguro porque en el momento tenía hambre, pero al ver el puré de calabaza, decidió que era mejor elegir otro destino. Las cocinas era lo mejor, pero no tenía ganas de subir y bajar escalones, haciendo un recorrido por el bosque, es misma mañana, una rama me había dado un latigazo en la pierna y aun me dolía, solo tenía un gran cardenal, pero trataba de ocultar a mas no poder la pequeña cojera que tenía. Evitando estudiantes que iban en sentido contrario a donde yo iba, camine despacio hasta la sala de profesores, esperando que estuviera vacía para poder hacer provecho de aquel sillón tan cómodo que se encontraba frente a una chimenea que se mantenía encendida en invierno. A diferencia de las casas de los estudiantes, la sala de profesores no tenía contraseña ni un modo de entrar en concreto, solo había que girar la manija de la puerta y uno estaba dentro. Lo que me daba a entender que los profesores confiaban en los alumnos, era un gesto bonito. Las habitaciones, en cambio, si estaban protegidas.

Entre y simplemente mire el sillón y la mesa, sonreí al no ver nadie, pero mi sonrisa se hizo mas ancha al ver que estaba equivocada. «Si buscas comida, no te recomiendo buscar aquí, los profesores somos termitas cuando de comida se trata» Bromeo mientras me dirijo al sillón y me dejo caer observando la puerta abierta de aquel armario en el que husmeaba el gryffindor. «Y si buscas exámenes, no los dejan ahí, están en el armario que esta cerrado mágicamente» Señalo el armario que parecía ser un mueble sin puerta, pero si se decía la palabra clave se abría dejando a la vista la información.


avatar
Annabeth R. Hewitt
#Wizard - Profesor
#Wizard - Profesor

Lechuzas :

52


Ingreso :

28/01/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: For lunch today: loot!, Annabeth R. Hewitt, Robin Rovensky

Mensaje por Robin Rovensky el 14th Febrero 2015, 11:04 am

Robin escuchó la manija de la puerta, y se sobresaltó. Sin embargo, se dio la vuelta con su expresión más casual y encantadora, y vio entrar a Annabeth Hewitt, la profesora de CCM. Pero no pareció preocuparse por ver a un alumno allí; bromeó sobre comida y se dejó caer en un sillón.

- Uhm, tampoco me fiaría yo especialmente de la comida que pudiese encontrar en el armario de un profesor... -continuó Robin con la broma- Correría el riesgo de que al probarla me transformara en un puercoespín azul, o algo por el estilo. Créame -dirigió a Annabeth Hewitt su mejor sonrisa- , lo sé por experiencia.

Después, tan tranquilo como si estuviese en el salón de su propia casa, se giró de nuevo y continuó rebuscando en el armario, a pesar de que ahora la profesora le observaba. Por suerte, al parecer no era su armario, o salir de aquel lío podría ser aún más complicado.

- Si me dice usted cómo se abre el armario, no digo que no intentaría echarle un vistazo -dijo, ojeando el mueble que Annabeth había señalado- , pero no, no busco exámenes. Una de las profesoras me ha pedido que le lleve unas cosas -mintió, volviendo a lo suyo- , pero me está resultando difícil encontrarlas.

Carraspeó casi imperceptiblemente, preguntándose si aquello colaría. No era probable, desde luego; no era la primera vez que intentaba birlar algo, y por lo general la gente mantenía sus cosas lejos de él. Sin embargo, Annabeth Hewitt tenía fama de ser un poco inocente, y, puesto que no parecía alarmada por haberlo encontrado allí, quizás hasta se lo tragaría.
avatar
Robin Rovensky
#Gryffindor
#Gryffindor

Lechuzas :

262


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: For lunch today: loot!, Annabeth R. Hewitt, Robin Rovensky

Mensaje por Annabeth R. Hewitt el 15th Febrero 2015, 4:18 pm

Me río ante la respuesta. En mis primeros años en el colegio un alumno de mayor curso me había dicho que había una profesora que dejaba siempre comida en su mesa de escritorio cuando estaban en exámenes, y solamente se veían atraídos hacía ella, los que habían echo trampa. Nadie me comento lo que pasaba a quien comía, pero tampoco probé alguna comida que me haya dado un profesor para decir si era cierto. «Dudo que sea un puercoespín azul, quizá una pluma o un tintero que suelen ser mas útiles, las plumas se rompen todo el tiempo, y ya no se cuantos tinteros gaste en lo que va del año» Me quejo para luego rodar los ojos. Ya me estaba pareciendo a los profesores quejicas que hay en el Castillo. «¿Dijiste experiencia?» Pregunto incorporándome del sillón de un salto. «Se supone que no tenemos autorización para convertir a los alumnos en animales, en ese caso ya hubiera convertido a un par en hormigas para que aprendan algo de humildad» Había sido engañada, que fiasco.

«¿De verdad?» Pregunte pensando un poco al respecto. Desde que había puesto un pie como profesora, muchos se quejaban de que era demasiado joven para tomar decisiones que sean prudentes, y que me dejaba llevar por el ambiente juvenil que había en el castillo, pero todo era posible. «Tienes que ser un profesor, de otra manera no se puede abrir» Le explico de manera automática. «Me suena extraño que alguien te haya pedido algo de ahí y no te haya dicho donde encontrarlo con exactitud. ¿Que profesora fue? y ¿A que armario se refería? Mira que arriba cada uno tiene su armario personal, pero para entrar a las salas de cada uno, necesitas ser ese profesor, ni mi hermano puede entrar a mi cuarto y yo no al de él, ¿Estás seguro que te enviaron aquí y no al despacho?» A medida que hablaba mi ceño se fruncía, los profesores hoy en día estaban cada vez mas locos.


avatar
Annabeth R. Hewitt
#Wizard - Profesor
#Wizard - Profesor

Lechuzas :

52


Ingreso :

28/01/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: For lunch today: loot!, Annabeth R. Hewitt, Robin Rovensky

Mensaje por Robin Rovensky el 16th Febrero 2015, 3:32 pm

Robin tuvo que reprimir una risa. Aquella profesora no era tampoco tan inocente como se decía por los pasillos, pero, desde luego, era divertida.

- Un tintero... -musitó, imaginándose la perspectiva de que lo convirtieran en un tintero, y apuntándose como nota mental jamás comer nada que venga de las manos de la profesora Hewitt- Bueno, lo del puercoespín fue una historia un poco macabra -narró, temiéndose que próximamente Annabeth Hewitt empezaría a convertir a todos sus alumnos en hormigas- . En defensa del profesor en cuestión, él no convirtió a nadie en nada; yo solo encontré un... ehm... un artículo comestible en su armario, y decidí que sería una buena idea probarlo. Ya sabe, ideas que tienen los de primer año -gesticuló, esperando que aquello aclarara la cuestión.

Mientras decía eso, examinó un par de artículos más del armario, pero no se atrevió a guardarse ninguno.

- Fue la profesora Madden la que me lo pidió -mintió descaradamente- , y creo que me dijo la sala de profesores, aunque tengo que reconocer que no siempre entiendo todo lo que dice... ejem. Espero que no fuera nada urgente, porque ya llevo un rato buscando y no encuentro nada... lo que busco es una especie de bola con constelaciones pintadas, o algo así. Aunque quizás tenga usted razón, y debería ir a mirar al despacho. Es más lógico que tenga las cosas de clase en el despacho, ¿no?
avatar
Robin Rovensky
#Gryffindor
#Gryffindor

Lechuzas :

262


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: For lunch today: loot!, Annabeth R. Hewitt, Robin Rovensky

Mensaje por Annabeth R. Hewitt el 22nd Febrero 2015, 9:49 am

Reír, no pude hacer otra cosa mas que reír. Era común entre los profesores, que si encontraban algo de un estudiante había dejado para jugarles una broma, lo guardaran. En sexto año, por ejemplo, había comprado una planta carnívora pequeña a una profesora. Era realmente hermosa, y tan pequeña que solo comía insectos, eso si, mordía bastante. Nunca le vi a la profesora ni una mordida, mucho menos la planta, pero cuando termine el colegio me la regreso, para que se la de a la siguiente persona que se meta en mi camino. Claro que se la deje, era un regalo, malicioso o no, un regalo nunca debía regresar a quien había sido dado. Por lo tanto, intuía que eso que Robin había comido, no era mas que una broma que habían intentado jugarle a un profesor, y que seguramente este había guardado.

«Creo que deberías agradecer que no haya estado envenenada. Hay tantas cosas en un armario de un profesor que puedes encontrar una alegría, como la misma muerte. Y no me sorprendería que en realidad hayas caído en la broma de alguien mas» Bromeo con el chico de manera honesta. «Los de primero y sus ideas» No comprendía eso del todo, si habían tratado de jugarme algunas bromas, pero ninguna era pesada y por el momento no había tenido ningún problema con algún estudiante o grupo de estudiantes.

«Madden... Madden... ahh Anya!» Trate de memorizar por el apellido, pero los nombres no eran lo mio particularmente. «Ay! que no sabría decirte, para la astronomía siempre he sido horrible, desde mi punto de vista las estrellas son puntitos en el cielo y su función es que la gente los pueda contar cuando no pudiera dormir.» Explique sin pena alguna sobre mi misma, en realidad había desaprobado los TIMO's de esa materia y desde ahí que no había ni tocado el tema.


avatar
Annabeth R. Hewitt
#Wizard - Profesor
#Wizard - Profesor

Lechuzas :

52


Ingreso :

28/01/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: For lunch today: loot!, Annabeth R. Hewitt, Robin Rovensky

Mensaje por Robin Rovensky el 24th Febrero 2015, 5:48 pm

Objetivo: conseguido, pensó Robin reprimiendo una sonrisa mientras cerraba de nuevo el armario. Parecía que el peligro inmediato había pasado, y ahora solo quedaba esperar que la profesora Madden no entrase de repente mientras él aún se encontraba allí.

- Tendré que ir a ver al despacho -disimuló- . Seguro que lo que sea que es esa cosa está allí.

No había resultado una excursión muy productiva, aquella, pero tenía un par de cosas en los bolsillos que a lo mejor le servían para algo. ¡Si Annabeth Hewitt hubiese esperado solo un poco más antes de entrar en la sala de profesores! Pero bien, no servía de nada lamentarse ahora por ello. Al contrario, la profesora Hewitt parecía muy simpática; Robin tenía que reconocer que nunca le había prestado demasiada atención en clase... cuando iba a clase, claro, que tampoco era tan a menudo.

- Huh, bueno, hay profesores cuyas cosas no me comería, fuesen lo que fuesen -contestó a su recomendación- . No se me ocurriría ir al armario de un profesor de pociones y llevarme a la boca lo primero que encontrase. ¡Eso es como una muerte lenta y dolorosa asegurada! Pero este en concreto era el profesor de Estudios Muggles, y cuando vi esa rosquilla en su estante, sinceramente, me imaginé que era solo una rosquilla.

Entonces se le ocurrió una cosa, y se debatió por un instante entre salir huyendo de allí cuanto antes, que era lo que le pedía el cuerpo, y continuar un momento la conversación y satisfacer su curiosidad.

- Oiga, profesora -dijo- . No se tome a mal que le pregunte esto, pero... se oyen algunas cosas un poco extrañas sobre usted por ahí. ¿Es verdad que la atacó un dragón en Rumanía?
avatar
Robin Rovensky
#Gryffindor
#Gryffindor

Lechuzas :

262


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: For lunch today: loot!, Annabeth R. Hewitt, Robin Rovensky

Mensaje por Annabeth R. Hewitt el 1st Marzo 2015, 3:20 am

Vuelvo a reír con ganas, y no solo porque lo que dice es gracioso, sino porque yo tampoco comería algo que venga de las manos de Gabrielle Delacour. No tenía nada contra la rubia, es decir, era bonita, algunos alumnos y profesores caían a sus pies, pero había algo que simplemente no cerraba, y las dos lo notábamos cuando nuestras miradas se cruzaban, simplemente eramos, y seguimos siendo, muy diferentes. «Yo tampoco lo haría amigo» Contesto, mientras me pongo de pie y caliento un poco de agua para un té. «Es decir, mira a esa profesora de pociones, a veces creo que esta pensando matarnos a todos, pero que se esta quedando callada, esperando el momento correcto. Es escalofriante, y eso que no es mi profesora, creo que me hubiera muerte de tener alguien como ella es...» Hago un gesto con mis manos y con mi boca, en una muestra de horror, y al tomar la taza caliente miro al chico. «¿Té de manzanilla?» Ofrezco gentilmente, para luego tomar la cada que había con hebras de tés. «Hay de frutos rojos, tilo, flores blancas y algo que no entiendo la letra, ¿Quien escribe tan pequeño?» Pregunto llevándome el sobre a los ojos.

La pregunta de Robin, en cambio, me para en seco, y trato de sonreír, pero la sonrisa no dura mucho. Tomo la taza de té y le doy un sorbo. «Se dicen muchas cosas por ahí verdad» Digo de manera baja y un poco susurrante. «Si es verdad, fue un accidente» Respondo sintiendo el nudo en mi garganta. «Son cosas que pasas cuando aceptas trabajar con dragones o con cualquier otra cosa así de peligrosa, son riesgos que uno toma y que a veces sucede y cuando es así hay que ponerle el pecho a los echos. Uno acaba por superar esas cosas» Solo que no era mi caso, aún temía cuando el fuego ardía cerca, cuando me acercaba mucho al hogar o cuando una chispa saltaba demasiado lejos del mismo. Los hechos de la vida nos cambian, supongo, es lo que me gustaría pensar, pero no tengo que decirle, de todas formas, al joven de ojos claros que me hace la pregunta. Le sonrió de nuevo, pero esta vez la sonrisa dura mas, intento y hago el esfuerzo para que así sea. «Pero, ahora que lo mencionas, ven y cuéntame que se dice por ahí, solo curiosidad, juro que no se lo digo a nadie. Lo prometo por el meñique» Agrego como si volviera a ser la niña de la que todos los profesores se quejan, y levanto el meñique para ver si este lo tomaba o no.


avatar
Annabeth R. Hewitt
#Wizard - Profesor
#Wizard - Profesor

Lechuzas :

52


Ingreso :

28/01/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: For lunch today: loot!, Annabeth R. Hewitt, Robin Rovensky

Mensaje por Robin Rovensky el 1st Marzo 2015, 8:38 am

- Uhm, la profesora Delacour... -musitó Robin- Si le digo la verdad, hace mucho que no piso su clase, y no precisamente porque no me interesen las pociones.

La profesora Hewitt le ofreció un té de manzanilla, o de alguna otra cosa que figurase en una lista escrita con letra bastante pequeña. Robin acababa de saltarse el almuerzo, y todo por un saqueo que no había salido del todo como lo habría desado, así que bien podía aprovechar la oferta.

- Manzanilla, gracias -aceptó, con una sonrisa- . Los frutos rojos me dan muy mala espina desde que alguien me sugirió que las bayas carnívoras de Nepal también son frutos rojos.

Entonces hizo su pregunta indiscreta, que pareció resultar más que inapropiada. La profesora Hewitt se detuvo en seco, y esbozó una sonrisa falsa que se marchitó rápidamente en sus labios; y contestó que sí, que era verdad, que había sido un accidente. Robin, que no podía imaginarse cómo cualquiera que hubiese tratado con dragones, daba igual lo mal que la cosa hubiera acabado, no se sintiese todavía como el rey del mundo, se extrañó mucho por la reacción de la mujer.

- ¡Pero eso es una pasada! -exclamó, entusiasta- ¡Dragones rumanos! ¡Es impresionante! ¿Qué puede uno tener que superar después de algo tan genial? -preguntó, asombrado, y declaró- Es usted mi nueva profesora favorita, que lo sepa.

Ella volvió a sonreír un poco, y, con curiosidad justificada, quiso saber qué era lo que se decía de ella por ahí. Incluso levantó el meñique, prometiendo que no se lo diría a nadie. Robin lo tomó sin ni siquiera pensárselo; al fin y al cabo, él hablaba por los codos, y seguramente se lo habría acabado contando de todas maneras.

- Bueno, ya sabe cómo son estas cosas -dijo- . Cada uno dice algo distinto. Al principio me parece que la versión más extendida era que estaba usted alimentando a un dragón cuando este se volvió loco y la atacó, y que tuvieron que llevarla al hospital por un montón de semanas. Pero luego otros dijeron que no, que lo que había pasado era que se cayó usted de la escoba sobre el dragón, y que tuvo que sacarla de allí un equipo de rescate de veinte personas; y que con el golpe en la cabeza perdió usted la memoria, y alguna gente dice que luego la recuperó, y otros que no. Incluso le he escuchado decir a un chaval que en realidad, como nunca recuperó usted la memoria y no llevaba papeles encima, nadie en el hospital ni fuera supo ni sabe todavía quién es usted, y que lo de "Annabeth Hewitt" es una personalidad falsa que la han hecho adoptar para que pueda dar clases en Hogwarts. -ahí paró un poco su verborrea, y de repente se percató de que quizás había dicho algo más de la cuenta- Pero no se ofenda usted; sabe que nada de todo eso es con mala intención, eh.
avatar
Robin Rovensky
#Gryffindor
#Gryffindor

Lechuzas :

262


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: For lunch today: loot!, Annabeth R. Hewitt, Robin Rovensky

Mensaje por Annabeth R. Hewitt el 2nd Marzo 2015, 11:23 am

«Te entiendo a la perfección» Le digo, pues a veces era hasta difícil estar sentado al lado de aquella profesora, incluso como colega.

Cuando escucho el sabor de inmediatamente le preparo uno igual que el mío, y se lo paso con cuidado de no derramar el líquido caliente. «No le deberías tener tanto miedo, lo peor son las bayas venenosas y semi-venenosas, y creo que las segundas son peores que las primeras, porque las primeras te matan en menos de cinco minutos, pero las segundas te dejan vivo y dicen que es como prenderse fuego por dentro, algo que, aún, no he experimentado, ni tengo deseos de experimentar» Confieso, con una sonrisa divertida en mis labios. Era lo mas fabuloso del mundo mágico desde mi punto de vista, podíamos tener la flor mas hermosa y encantada, como la planta mas venenosa y letal. A veces me ponía a pensar que estudiar las leyes de magia negra y magia pura sería mas que entretenido, pero luego recordaba que tendría que estudiar por horas y horas, y se me iban las ganas de un momento para otro.

Sonrío al escuchar a Robin. «¡Muchas cosas!» Le respondo enseguida, como si fuera lo obvio. «Hay una comunidad mágica de Sudáfrica, donde pueden montar dragones, creo que ese siempre fue mi sueño, pero no dejan entrar a cualquiera porque son propiedad de una escuela mágica o algo así, entonces es un poco mas cerrado que en Rumania.» Explico haciendo una mueca de disgusto. «Creéme si era para montar dragones y lo hubiera sabido antes de los diecisiete, hubiera pedido, encantadoramente, un traslado de inmediato.» Montar dragones era algo que se había intentado hacer una vez en Rumania, pero siempre se fracasaba en el intento, y después de tantos heridos decidieron que lo mejor que se podía hacer era preservar la vida de las personas, y dejar que los dragones sigan viviendo en su libertad, pero siempre me preguntaba como sería estar con un dragón mas domesticado, por decirlo de alguna forma. No sería lo mismo, seguro, sería entretenido, pero no estaba segura de poder ver a una criatura, a la que tanto respeto le tenía, doblegarse a la voluntad de un humano.

«Y, gracias, me levantas al autoestima» Le confieso con un tono jocoso en los labios, mas en broma que en otra cosa. «¿De verdad?» Pregunto entre risas al escuchar lo que de mi se andaba diciendo. Acababa de dejar de entender porque las personas tenían miedo de lo que se dijera a espaldas de uno. «¿Falsa Personalidad? Hubieran sido mas creativos, mi hermano es profesor en esta misma escuela» Le digo riendo con ganas, sin poder contener la risa. «La segunda es la mas acertada. Volaba en escoba cuando un dragón se descontrolo he intente ayudar.» Remarco la palabra intentar, porque al final había echo de todo menos ayudar, bueno, quizá les había dado una distracción, pero no importaba. «El rescate no lo recuerdo, no te podré decir si es verdad o mentira» Me encojo de hombros, como si nada importara. Los médicos decían que hablar ayudaba a superar, y eso hacía cuando alguien preguntaba.


avatar
Annabeth R. Hewitt
#Wizard - Profesor
#Wizard - Profesor

Lechuzas :

52


Ingreso :

28/01/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: For lunch today: loot!, Annabeth R. Hewitt, Robin Rovensky

Mensaje por Robin Rovensky el 2nd Marzo 2015, 2:52 pm

La profesora Hewitt, amablemente, le preparó una manzanilla. Robin la tomó y se la llevó a los labios... y experimentó inmediatamente aquello que acababa de decir la profesora de prenderse fuego por dentro.

- Sí, creo que sé lo que quiere decir -asintió, apartando cautelarmente la taza hasta que se enfriara un poco- . Algo así como darse un atracón de vodka. Aunque, la verdad, lo que me contaron de las bayas carnívoras era todavía peor... al parecer, son tan salvajes que si intentas cogerlas sin protección te puedes quedar sin dedos, y tienen que recolectarlas con guanteletes especiales; aunque no me pregunte usted para qué querría nadie recolectar algo así, porque no lo sé. -impaciente, removió un poco la manzanilla; era incapaz de tener cerca algo que podía llevarse a la boca e ignorarlo durante mucho rato, de ahí toda la historia de aquella rosquilla encantada- También escuché que ha habido gente que las ha encontrado en su período de hibernación y las ha confundido con otra cosa, y se las ha tragado enteras por error; y que entonces las bayas empezaron a darles dentelladas en el estómago y a destrozarlos por dentro. Incluso me dijeron que a un tipo lo atravesaron en canal, pero eso me parece un poco exagerado... al fin y al cabo, son unas cositas de unos centímetros de largo.

Por supuesto, no le dijo que su fuente de toda aquella información era un jovencito de cuarto curso que había demostrado más de una vez que tenía una fantasía desbordante. Pero también tenía talento en Herbología, así que ¿quién sabía si se lo estaba inventando o no? Y Robin casi prefería seguir esparciendo esos rumores fuesen verdad o mentira, solo porque le parecían divertidos.

- ¡Una escuela mágica donde se pueden montar dragones! -exclamó, al oír lo siguiente que le contó Hewitt- Será que no es muy conocida, porque de lo contrario me extrañaría que Hogwarts, o cualquier otro colegio, todavía tuviese alumnos. Ah, demonios. Yo pediría un traslado ahora mismo -se rió- , pero me temo que mi familia a duras penas tiene dinero para mandarme aquí... no hablemos ya a Sudáfrica.

Por suerte, la profesora Hewitt no pareció ofenderse al oír lo que se contaba por ahí de ella; al contrario, se lo tomó con humor. Robin respiró aliviado, y le dio otro sorbo a su manzanilla antes de pensárselo mejor; aunque esta vez solo se quemó la lengua, en lugar de tener la sensación que de bajaba fuego líquido por su garganta.

- Sí, justo por eso -explicó, cuando ella argumentó que su hermano también era profesor allí- , porque es un poco raro que dos hermanos sean profesores al mismo tiempo, ¿no le parece? Las teorías dicen que seguramente la directora le pidió al profesor Hewitt el favor de que fingiera que tenía una hermana, y le dieron a usted esa personalidad, para que no fuera tan sospechoso que apareciese usted de la nada sin familia ni conocidos de ninguna clase. -dijo, mientras seguía bebiéndose la manzanilla con su lengua ya pre-escaldada; y añadió, sin prestar atención a que el tema parecía incomodar a la profesora- ¿Y cómo sobrevivió a la caída?
avatar
Robin Rovensky
#Gryffindor
#Gryffindor

Lechuzas :

262


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: For lunch today: loot!, Annabeth R. Hewitt, Robin Rovensky

Mensaje por Annabeth R. Hewitt el 2nd Marzo 2015, 6:16 pm

«Esta...» Comencé a advertir cunado el joven se llevo la taza a los labios, pero ya era tarde. «...caliente» Finalice de igual manera, para sonreír como niña cuando pide disculpas por una travesura. «Debí avisar antes, lo siento»

Mi ceño cada vez se frunce mas al escuchar sobre esa planta, si había escuchado de bayas carnívoras y advertencia de no acercarse, pero tanta información no había obtenido nunca. «Mejor mantenerse lejos, ¿Verdad?» Pregunto alzando las cejas y haciendo una mueca de horror antes de volver a una expresión normal. «Parece de esas plantas que tienen un cartel que dice "no tocar o sufrirá una muerte dolorosa"» Bromeo dando pequeños sorbos al te. «Parece de esas cosas que divulgan los Ravenclaw, que, al ser águilas, las personas suelen tender la tendencia de creerles.» Comentó antes de dar mas sorbos a mi té que se estaba enfriando. «Recuerdo que una vez me convencieron y de que si tiraba un sapo por la torre de astronomía, y llegaba a los jardines antes que dicho animal, este viviría» Me río, porque no había mentira mas grande que eso, pero en esa época no me había parecido tan obvio.

«Y... esa fue mi expresión» Digo señalándolo con el dedo, y con una sonrisa en los labios. La primera vez que había escuchado de dicha escuela había quedado completamente fascinada, no podía creer que existiera una escuela que pudiera montar dragones, que enseñara eso. Por todo ese mes estuve pensando que mis padres habían cometido un error al enviarme a Hogwarts, pero amaba tanto el colegio que luego me daba cuenta de lo mal que estaban mis pensamientos. «Tiene sus niveles de riesgo, pero si hubiera sido fantabuloso crecer en un lugar como ese. Hay muchas escuelas al rededor del mundo, créeme, muchos de los estudiantes son transferidos, porque eligen este lugar o porque se mudan. Muchas escuelas son impresionantes, yo nunca pude conocer una, pero siempre que encuentro a alguien que me cuenta, es increíble, pero calculo que deben de decir lo mismo que de Hogwarts, es decir, siempre que digo que estudie acá, dicen que es una de las mejores escuelas, temo que no es la escuela mas emocionante, pero, da cierto orgullo personal» Comento con naturalidad, hablando ligero y hasta por los codos como era común en mi, gesticulando lo que podía para no derramar el té, y me pareció hacerlo un par de veces.

Vuelvo a reír, siempre era fácil reír en esa escuela rodeada de jóvenes. «Quizá solo buscaba un lugar seguro donde sentirme en casa, un hermano siempre ayuda a que uno sienta que esta en casa» Me encojo de hombros, porque la verdad es que no veía a Andrew desde hace un par de días, y eso que estábamos en el mismo castillo, debería salir a buscarlo cuando acabe de platicar con Robin, porque en ese momento no pensaba irme. «Si que son rebuscados a la hora de inventar historias» Agrego jocosamente, y debí suponer que preguntaría eso. Vuelvo a encogerme de hombros. «No lo sé. Mis últimos recuerdos están en que caía y había fuego, y los primeros son que estaba en un hospital mágico y había olor a piel y pelo quemado. Según me dijeron me detuvieron antes de que de contra el piso, ya sabes, ventajas de ser mago» Sonrió, porque esa era la razón de que cuando veía los partidos de quidditch tuviera siempre la varita a mano, por si alguien caía de su escoba tras un incidente.


avatar
Annabeth R. Hewitt
#Wizard - Profesor
#Wizard - Profesor

Lechuzas :

52


Ingreso :

28/01/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: For lunch today: loot!, Annabeth R. Hewitt, Robin Rovensky

Mensaje por Robin Rovensky el 3rd Marzo 2015, 9:04 am

Robin se rió entre dientes con lo del sapo.

- ¿Cómo es eso? -preguntó- ¿Es que tenía que llegar abajo a tiempo de agarrarlo, o qué?

Escuchó con atención lo que ella tenía que decir sobre las distintas escuelas mágicas. Robin nunca había estado en contacto con el mundo mágico antes de entrar en Hogwarts, y no conocía casi a ningún mago fuera del colegio, por lo que no sabía nada de todo eso; era un tema nuevo para él. Por supuesto, casi todos los que iban a Hogwarts hacían siempre como si la suya fuese la mejor escuela del mundo, y no hablaban mucho de las demás (si es que sabían algo de ellas); pero Robin comenzó a pensar que, si había otras escuelas mucho más emocionantes, quizás tanto orgullo no estuviese para nada justificado.

- Me gustaría poder ir a alguna de esas otras escuelas -dijo, soñador- . Si hay tantas, seguro que algunas son geniales. La de los dragones ya suena muy bien, y seguro que hay de todo tipo... no sé, alguna donde vayas a explorar territorios desconocidos, o se críen híbridos entre distintas criaturas míticas, o donde se haga investigación espacial mágica... ¿Se imagina? La NASA de la magia. ¡Cómo me gustaría trabajar allí!

Terminó de beberse la manzanilla, tan rápido que ni siquiera había dejado de estar caliente. La profesora Hewitt dijo entonces que estar cerca de su hermano la ayudaba a sentirse en casa, y Robin no pudo menos que percatarse de que la conversación había tomado un cariz realmente personal. ¡Qué extraña era aquella profesora! Era mucho más cercana que los demás.

- Aaah, claro -asintió, cuando ella explicó que no había llegado a golpearse contra el suelo- . Pues menos mal, porque una vez vi a un tipo que se cayó desde un octavo piso, y... ¡plaf! Aquello fue muy desagradable. Para los demás que estábamos allí, claro, porque él supongo que ni se enteró. -contrajo la cara, en una mueca de asco- Pero sí, lo de la magia es muy útil para cosas como esa. ¿Y lo de las camillas flotantes? ¿Y lo de arreglar huesos así? -chasqueó los dedos, y se echó a reír- Es increíblemente práctico. A veces, uno se siente como si no tuviera que preocuparse en absoluto de hacerse daño, porque sea lo que sea lo arreglan... a no ser que uno se mate directamente, claro está.
avatar
Robin Rovensky
#Gryffindor
#Gryffindor

Lechuzas :

262


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: For lunch today: loot!, Annabeth R. Hewitt, Robin Rovensky

Mensaje por Annabeth R. Hewitt el 13th Marzo 2015, 10:08 pm

«No tengo idea que pretendían, pero por suerte era amiga de la naturaleza y no lo intente. Deberías sentarte a hablar con cualquier Hufflepuff si te gustan las historias divertidas, creo que nos creen tontos y vienen con cada una que es para destornillarse de la risa» Le explico recordando mis días en uniforme, dudaba que esas cosas hubieras cambiado con el tiempo, esperaba que así no fuera, sino las conversaciones en la sala común ya dejarían de ser tan divertidas. Si que extrañaba esa casa, las paredes amarillas, la sensación que siempre era un día soleado y hacía calor. La calma y la tranquilidad, las risas y las galletas. Seguro era una de las únicas personas en pensar que re hacer el colegio era una buena idea, era una pésima idea por los estudios, pero los buenos momentos, no se borraban con nada.

Reí con ganas ante sus comentarios. «¡No tengo idea de que me hablas! ¿Que es la NASA?» Pregunto a carcajadas limpias, porque no sabía a que se refería Robin. «¿No Aceptar Saber Astronomía?» Trate de adivinar sabiendo que nunca le llegaría a dar al clavo.

«Hay muchas escuelas, no se si alguna haces lo que dices, pero una vez pensé en ir a la de Argentina, hay una chica que viene de allí, creo que es Finnigan. En esa escuela les enseñan supervivencia, porque tienen muchos terrenos libres por lo grande que es el país. Imagina que su ciudad capitán es casi del tamaño de Gran Bretaña!» Explique poniendo énfasis en la última parte. «Tienen mucho contacto con la naturaleza. Wittler viene de Australia y casi me convence de mudarme allí. Hay muchas escuelas que mantienen pleno contacto con la naturaleza, otras con la historia, como Grecia, en Grecia están los fantasmas de famosos matemáticos y guardan pergaminos mas antiguos que Hogwarts mismo. En Egipto tienen la cuna de la historia. Alemania también es una sede de historia y naturaleza. Son muy organizados...» Calle al darme cuenta lo emocionada que me ponía cuando mencionaba el tema de las escuelas que nunca había conocido. «Es tan fantástico, juro que algún día las conoceré todas, y a la de Salem. En Halloween salen a hacer bromas a los muggles, ya sabes es ''la ciudad de las brujas'', son conocidas a nivel mundial, solo que creen que es un internado para huérfanas y no imaginan lo que pasa dentro... bueno, no se ahora. Espero que no estén en problemas...» Solté un suspiro y bebí del te pensando en esas niñas.

«Bueno es la gracia de la magia, por eso algunos estamos tan locos para ir a cuidar dragones y esas cosas, si no fuera porque sanas rápido, nadie haría los trabajos difíciles, salvo los dementes como yo» Comenté a sabiendas de que si proponían una misión suicida sería una de las primeras en levantar la mano.

U: Perdón por la demora, estuve complicada en la semana para poder responder.


avatar
Annabeth R. Hewitt
#Wizard - Profesor
#Wizard - Profesor

Lechuzas :

52


Ingreso :

28/01/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: For lunch today: loot!, Annabeth R. Hewitt, Robin Rovensky

Mensaje por Robin Rovensky el 14th Marzo 2015, 8:18 am

(OFF: No hay problema ^^)

Robin asintió a lo que la profesora Hewitt decía. No conocía a demasiados Hufflepuff, pero le caían mejor que los Ravenclaw; los Ravenclaw solían ser demasiado estirados para su gusto.

- Tendré que hacerlo -dijo- . No se suele oír mucho de Hufflepuff; de alguna forma es la casa más invisible de todas. Pero parecen buena gente. Excepto que jugando al Quidditch no paran de robarme la pelota... -comentó, recordando cómo en el último partido Mafalda Thomas le había privado malvadamente de lo que habría sido un gol seguro... o quizás no, pero uno siempre podía soñar, ¿verdad?

Annabeth Hewitt se rió con ganas, aunque extrañada, cuando mencionó la NASA; y Robin se rió a su vez del acrónimo que la mujer se había inventado. ¿"No Aceptar Saber Astronomía"? Bueno, tal y como estaban las cosas en la NASA últimamente, no parecía del todo desacertado.

- La NASA es una organización muggle que se dedica a investigar sobre el espacio -explicó- . Son los que mandaron a gente a la Luna a mediados del siglo pasado, y todo eso. Si es sin magia y pueden hacer cosas como esas, ¿qué no podrían hacer los magos? ¡Imagíneselo! A mí me encantaría ir al espacio, y andar sobre otro planeta. Incluso me encantaría participar en algo así aunque yo no fuese el astronauta, ¿sabe? Aunque tuviera que calcular cosas y hacer toda esa clase de rollos aburridos -hizo una mueca de asco; calcular no era lo suyo, y, por lo que tenía entendido, a no ser que fueras astronauta lo más que hacías en la NASA era calcular- , pero lo de mandar un cohete al espacio tiene que ser una cosa tan genial, que ni siquiera me importaría.

Entonces, ella empezó a hablarle de diferentes escuelas. Robin escuchó con atención, cada vez más convencido de que había aterrizado en la única que era un peñazo, y en la que no se hacía nada interesante.

- ¿Es que en todas las escuelas del mundo hacen cosas divertidas, excepto en Hogwarts? -protestó- Aquí lo único que hacemos es estudiar, y ¿para qué nos sirve eso luego? Yo no voy a acordarme de todas esas tonterías que nos cuentan en Historia de la Magia o en Aritmancia una vez que salga de aquí, y tampoco las voy a necesitar para nada. ¡Si no me acuerdo ni de lo que dimos el mes pasado! ¿Y sabe cuánto afecta eso a mi vida? Nada. Nada en absoluto. Yo preferiría mil veces ir al campo y gastar bromas a los muggles. Por lo menos no tendría que estar todo el día sentado en una clase -se quejó.

Y, a la reflexión de la profesora de que la efectividad de la medicina era lo único que hacía que la gente se arriesgara, contestó:

- No creo que haya que estar demente para querer hacer algo difícil. Al fin y al cabo, si uno nunca corre ningún riesgo, puede pasarle algo igual, pero ni siquiera se habrá divertido mientras tanto. Pero la mayoría de la gente es muy aburrida -suspiró.
avatar
Robin Rovensky
#Gryffindor
#Gryffindor

Lechuzas :

262


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: For lunch today: loot!, Annabeth R. Hewitt, Robin Rovensky

Mensaje por Annabeth R. Hewitt el 17th Marzo 2015, 10:42 am

Sonreí al escuchar esas palabras. «No son invisibles, solo no llaman nada la atención porque no creen que sea necesario. Y si, deberías, hay varios amarillitos que son muy divertidos y no tienen nunca malas intenciones» LE comente defendiendo a las personas que había en mi casa. Lo cierto era que los de Slytherin siempre llamaban la atención porque se creían Reyes y Reinas, y sea para bien o para mal, los ojos se posaban en ellos cuando pasaban. Ravenclaw era la casa de los nerds, siempre demostrando saber mas y demostrándolo en cada oportunidad posible, lo que hacía que se hicieran notar a su manera. En gryffindor estaban los valientes,  los traviesos, los deportistas, llamaban la atención por naturaleza, por sus risas y sus bromas. Hufflepuff era una casa demasiado calma comparadas con estas. Si había travesuras, si había bromas, si había estudiantes inteligentes, pero, ninguno resaltaba nunca demasiado, porque cuando lo hacía, las otras casas se encargaban de tirar su realidad al piso y, de paso, fregar el piso, pero nada de eso quitaba la dulce y agradables que podían llegar a ser.

«¿Investigaciones del espacio?» Pregunte entre incrédula y curiosa de lo que Robin me estaba diciendo. Luego muestro una sonrisa de lado «Yo creo que me estas vendiendo el perro y te estas aprovechando de mis flojos conocimientos en Estudios Muggles» Digo como si eso fuera algo muy difícil, en realidad me decían cualquier cosa del mundo muggle y era capaz de creerles porque no tenía idea de nada. «¿Porque querían mandar a alguien al espacio?» Pregunte al recordar esas palabras que decía. No tenía mucho sentido, las estrellas guiaban un destino, siempre habían sido puntos en el cielo, nada mas que eso.

Tomé un poco mas de té riendo de sus palabras. «Seguro en todas hacen cosas distintas de aquí y así como tu ves a las demás ellos ven la nuestra.» Ofrecí con casi toda la seguridad que sentía. «Nunca sabes cuando te puede servir todo lo que has aprendido. Debes ser agradecido con tu colegio, es muy bueno a decir verdad, por mas de no ser tan divertido, aún que, aquí, la diversión es traída por los estudiantes, lo que es mas natural que cualquier otra cosa.» Comente para luego hacer una mueca con la comisura de mis labios, y volver a tomar otro sorbo de té.

«Creo que la mayoría de la gente, es prudente» Respondí con cierto aburrimiento de mencionar aquella palabra. «Pero yo creo que si no se toman riesgos es imposible vivir una vida feliz, en algún momento todos tenemos que tomar una drástica decisión que, según sera el resultado, sera bueno o será malo. Hay personas que toman esos riesgos todo el tiempo, otros que prefieren seguridad, otros como yo, que tras un accidente, prefieren ir a un lugar donde se sientan mas seguros. Donde puedan tomar riesgos, sin arriesgar su vida»


avatar
Annabeth R. Hewitt
#Wizard - Profesor
#Wizard - Profesor

Lechuzas :

52


Ingreso :

28/01/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: For lunch today: loot!, Annabeth R. Hewitt, Robin Rovensky

Mensaje por Robin Rovensky el 17th Marzo 2015, 1:39 pm

Robin se frotó las manos cuando oyó la descripción que Annabeth Hewitt hacía de los Hufflepuffs. ¿Gente divertida y sin malas intenciones, es decir, probablemente muy incauta? ¿Qué hacía que no estaba relacionándose con ellos ya? (Seguramente la causa era más bien que ellos no eran el tipo de persona que se relacionaba con alguien como Robin, pero bueno.) Sin embargo, y a pesar de que no conocía a casi ningún Hufflepuff más que de vista, Robin dudó de que todos, o incluso la mayoría, fueran así. Por alguna razón, siempre le había parecido que la gente no encajaba muy bien en las casas a las que los mandaba el Sombrero Seleccionador; y tampoco veía, excepto en ocasiones contadas, esa uniformidad de carácter que muchos le asociaban a los miembros de una casa.

Cuando la profesora Hewitt expresó su ignorancia acerca de los viajes al espacio (y no solo eso, sino que pensó que Robin le estaba tomando el pelo), el chico estuvo a punto de llevarse las manos a la cabeza. ¿Es que los magos no habían oído hablar todavía de la investigación espacial?, ¿cómo podía eso ser?

- Pero... pero... -protestó, confundido- ¡el espacio! ¡El espacio, la última frontera! -citó- ¡Claro que querrían mandar a alguien al espacio! No la engaño, ¡se lo aseguro! -y esa afirmación habría sonado mucho más convincente si no fuera porque Robin estaba siempre intentando engañar a todo el mundo- ¿Es que no ha oído usted hablar de la carrera espacial? ¿Gagarin? ¿Tereshkova? ¿Armstrong? ¿Aldrin? ¡Hemos llegado a la Luna! Hay robots... ¡hay máquinas hechas por el hombre explorando Marte! ¡Hay máquinas hechas por el hombre fuera de los límites del Sistema Solar! Esto no es una cuestión de muggles o magos, ¡todos deberíamos estar orgullosos de eso! -exclamó. Le encantaba la idea del espacio y de los viajes espaciales, y el que alguien no supiera nada de todo aquello le resultaba increíble; aunque un momento después tuvo que rectificar- Bueno... de la carrera espacial no, de eso igual no deberíamos estar tan orgullosos. Ya sabe... eso fue en el siglo XX, cuando las dos mayores potencias muggles estaban enfrentadas una con la otra, y para demostrar su supremacía mutua invirtieron un montón de dinero y esfuerzo en salir antes que la otra al espacio, y llegar a la Luna. Y también casi mataron a todo el mundo en una guerra nuclear... ejem... -carraspeó- Pero lo importante no es eso. ¡Lo importante es que el hombre va camino de las estrellas!

Después de esa parrafada, se calló por fin. Frunció un poco el ceño cuando la profesora Hewitt le dijo que debía ser agradecido con su colegio; no le apetecía en absoluto ser agradecido con su colegio, y menos después de descubrir que había otros mucho más divertidos diseminados por el mundo. Pero no dijo nada, porque tampoco era cuestión de empezar a meterse con Hogwarts delante de una de sus profesoras.

- Estoy de acuerdo -asintió, cuando ella afirmó que no creía que se pudiera vivir una vida feliz sin arriesgarse; pero algo de lo que dijo le extrañó- . ¿Cree que todo el mundo tiene que tomar una decisión drástica en algún momento?
avatar
Robin Rovensky
#Gryffindor
#Gryffindor

Lechuzas :

262


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: For lunch today: loot!, Annabeth R. Hewitt, Robin Rovensky

Mensaje por Annabeth R. Hewitt el 31st Marzo 2015, 5:23 pm

El chico parecía sacado de que yo no supiera sobre eso. Quizá, otra persona se hubiera mostrado enojada y lo hubiera llamado insolente, pero no era mi caso. Yo no conocía el tema, pero me intrigaba. Mi ceño comienza a fruncirse a medida que habla y pierdo el hilo de la conversación nuevamente. Lo deje hablar exaltado como estaba, y reó ante algunas de las cosas que decía, lo deje seguir mientras tomaba de mi te, esperando a que terminara de hablar. Los estudiantes siempre eran tan joviales, tan libres, tan inocentes, pensaba en mi mente, recordando mis años cuando así lo era, años que habían quedado en el pasado. Era hermoso ver como nuevos jóvenes tomaban aquel lugar y comenzaban una vida plena, llena de deseos y esperanzas. Valoraba lo que ese castillo enseñaba, valoraba poder llamar a ese lugar una casa, un lugar seguro donde se podía vivir, aprender, incluso cuando uno creía haber aprendido de todo.

«¿Conoces tu a Zaber? ¿Alleey? ¿Screaug? ¿Jorinick? ¿Roodmuna?» Pregunto entrecerrando sus ojos. Era imposible que conociera esos nombres, bien lo sabía yo que había estudiado la materia mas a fondo y tenía los programas de que era lo que los chicos habían estado aprendiendo. Mi primera dificultad en la facultad había sido aprender los nombres y nombres de biólogos mágicos que habían echo algo por la sociedad. Eran diez por página y siempre había uno que era difícil de pronunciar, mucho mas de memorizar. «¿Sabes quienes son o que es lo que hicieron?» Pregunto tendiendo una trampa fina y cuidadosa. Odiaba cuando los profesores se daban de listos y tendían esas trampas a los alumnos para ver como quedaban mal, para dejarlos en ridículo que que aceptaran que sabían mas, esas no eran mis intenciones, no por eso tendía esa trampa. Mis intenciones siempre estaban en hacer aprender a los estudiantes, eso era lo que mas claro tenía, lo que intentaba hacer cada día. Sonreí. «Yo tampoco sabía quienes eran, hasta que aprendí de ellos. Alleey fue una de las primeras personas en robar una escama de dragón para usarlo como núcleo de una varita. Tenía una fascinación con ese animal, y se había mandado a escribir escamas en la cara para parecerse a ellos. Todos se rieron de él, hasta que su varita funciono de maravilla. Fue la primera persona en darse cuenta de que las escamas de dragón, tenían ciertas cualidades mágicas que debían ser estudiadas. Roodmuna amaba las plantas, descubrió mas de la mitad de las plantas que estudias en este colegio. Jorinick, fue un cazador, dijo que atraparía a una esfinge, y lo logro, por cinco minutos antes de que la misma lo matara. Zaber desarrollo mas teorías sobre la supervivencia de las que puedes contar con la mano. Y Screaug se enveneno a si mismo para probar que la savia de una planta, era letal» Explique, intentando no perderme en tantos detalles que una vez tuve que aprender y estudiar, mantuve mi sonrisa. «Hay muchos nombres que no conocemos, hasta que escuchamos de ellos.» Puntualice. «Si quieres mi opinión no creo que en las estrellas estén lo que busquen. Este lugar es nuestra tierra, es nuestro hogar y es por él por quien luchamos, si hay algo mas allí afuera, entonces es porque no debería estar a nuestro alcance. Las estrellas son destinos para algunos, nadie debería ver el destino de otra persona o de si mismo antes de tiempo» No creía en la astronomía, pero si creía que había algo mas mágico allá fuera, pero que no estaba a nuestro alcance, y no estaba a nuestro alcance porque así debía ser, era nuestro destino.

«En cuanto a la decisión drástica. Si. Creo que llega el momento en que alguien debe tomar una decisión para avanzar. Siempre llega el momento en que uno tiene que optar por blanco o negro y cualquiera sea su decisión volvería su vida totalmente diferente de tomar cualquiera de los otros caminos.» Explico, sentándome de un salto en la mesada donde antes había preparado el té, procurando no tirar nada. «Verás, al decisión no tiene que ser dramática, yo decidí ir a Rumania y no hubo gritos ni llantos» Bueno, si, pero no era el punto. «Mi padre quería que sea medimaga, ¿Que hubiera pasado si lo hubiera aceptado?» Pregunte, observando al castaño. «No estaría aquí parada, no tendría quemaduras en la mano, no tendría estas cicatrices en mi vida. No fue dramático, pero si definió donde estaría luego, ¿No crees?»


avatar
Annabeth R. Hewitt
#Wizard - Profesor
#Wizard - Profesor

Lechuzas :

52


Ingreso :

28/01/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: For lunch today: loot!, Annabeth R. Hewitt, Robin Rovensky

Mensaje por Robin Rovensky el 31st Marzo 2015, 6:40 pm

La profesora Hewitt lo dejó divagar sobre el tema espacial sin intentar cortarle, pero pareció que aquello no le sentaba del todo bien. Cuando Robin terminó, le preguntó si él conocía una larga retahíla de nombres, de los que el chico no había oído hablar en su vida. Se imaginó que aquella era la venganza por haberla hecho escuchar los nombres de Gagarin, Armstrong y compañía; pero Robin, que encontraba el tema del espacio tan fascinante que estaba seguro de que si le hubieran hablado de él por primera vez estaría intentando exprimir tantos detalles como le fuera posible, no lo entendió.

- Nunca he oído hablar ni de uno solo de ellos -dijo, y no añadió "ni me importan en absoluto" porque recordó a tiempo que estaba hablando con una profesora. Escuchó con más agitación que paciencia la descripción de lo que aquellos hombres de nombres impronunciables habían hecho. ¿Inventar un nuevo tipo de varita? Bueno. ¿Plantas? ¿Esfinges? ¿Teorías sobre la supervivencia? ¿Savias letales? ¿Qué demonios estaba intentando decirle Annabeth Hewitt con todo eso?

Después de eso, la profesora sentenció que no creía que en las estrellas hubiese ninguna respuesta, y que lo que estaba allí estaba destinado a encontrarse fuera del alcance de la humanidad para siempre. Al escuchar eso, Robin se sintió como si alguien acabase de tirar sus sueños al suelo y pisotearlos. ¿Cómo podía alguien pensar así?, ¿cómo podía alguien, frente a la vasta majestuosidad del espacio, no desear salir allí fuera?

- Supongo -rezongó. No se quedaba sin palabras muy a menudo, pero en ese momento no sabía qué decir. Por supuesto, no podía culpar a la profesora Hewitt porque no le interesara el espacio; eso sería, probablemente, tan injusto como si alguien lo culpara a él porque no le gustaba la materia de Runas Antiguas. Así que, al no saber qué replicar, prefirió no decir nada.

A su última pregunta, la de si todo el mundo tenía que tomar una decisión drástica alguna vez, la profesora Hewitt respondió que sí, y lo justificó con su propia experiencia: decidió ir a Rumanía a tratar con dragones en lugar de hacerse medimaga.

- En ese caso... me pregunto cuál será la decisión drástica en mi vida -refunfuñó Robin, aún un poco aplastado. Desde luego, no se esperaba que fuese nada tan romántico como lo que le había pasado a Annabeth Hewitt; y ese pensamiento terminó de disgustarlo, y le recordó que, aunque estaba allí charlando alegremente, por su propio interés debería irse cuanto antes. Volvió a mirar a Hewitt- . Profesora... me lo he pasado muy bien hablando con usted, pero no quiero ocupar más su tiempo, y, además, la profesora... Madden estará esperando que le lleve su artefacto. Discúlpeme, tengo que irme -dijo. La hora de la comida ya casi habría pasado, y no quería arriesgarse a que otro profesor que lo conociese mejor lo encontrase por allí.
avatar
Robin Rovensky
#Gryffindor
#Gryffindor

Lechuzas :

262


Ingreso :

08/02/2015



Volver arriba Ir abajo

Re: For lunch today: loot!, Annabeth R. Hewitt, Robin Rovensky

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.